Enlaces accesibilidad

El Hubble consigue acercarnos más al universo primordial

  • El Hubble Extreme Deep Field incluye algunas de las galaxias más remotas
  • Usa datos obtenidos a lo largo de más de diez años y con distintos instrumentos
  • 22 años después de su lanzamiento sigue siendo un magnífico instrumento

Por
'wide field camera 3' del Hubble. noticias

La Agencia Espacial Europea y la NASA acaban de hacer pública una imagen bautizada como Hubble Extreme Deep Field, Campo Extremadamente Profundo del Hubble, que es la imagen en color que contiene los objetos más lejanos que hayamos podido observar hasta la fecha.

Se trata de una pequeña área dentro de la constelación de Fornax en la que se pueden ver unas 5.500 galaxias, algunas de ellas situadas a unos 13.200 millones de años luz de la Tierra.

Esto las hace además no sólo los objetos más distantes que hayamos podido observar sino que también son los más antiguos, ya que la luz tarda precisamente un año en recorrer un año luz, que es una unidad de distancia y no de tiempo que equivale a unos nueve billones y medio de kilómetros.

De hecho, la luz que recibimos del Sol, que está aquí al lado en términos cósmicos, tarda unos ocho minutos en llegar a la Tierra, con lo que si este se apagara mientras usted lee este párrafo no lo notaría hasta pasados esos ocho minutos.

En este sentido el Hubble no es solo un potentísimo telescopio, sino que también actúa como una especie de máquina del tiempo que nos permite echar un vistazo al universo primigenio.

Así, se calcula que la imagen que recibimos de estas galaxias es de cuando tenían unos 500 millones de años, apenas 250 millones de años después del Big Bang, con lo que cada vez nos vamos acercando más a poder observar el instante en el que se formaron las primeras galaxias.

Esta imagen recoge además una minúscula porción del cielo, por lo que según las estimaciones habría que multiplicar aproximadamente por 30 millones el número de galaxias que se ven en ella para llegar al número de galaxias que podemos ver en el universo.

Y no hay que olvidar que cada una de estas galaxias contiene a su ve desde decenas de millones a miles de millones de estrellas.

Mejorando los datos anteriores

Esta imagen es una mejora del Campo Ultra Profundo del Hubble, la imagen que tenía el récord anterior, obtenida entre 2003 y 2004 y mejorada en 2009 con nuevos datos que contiene unas 10.000 galaxias, las más lejanas de ellas a 13.000 años luz de la Tierra.

Para esta ocasión los científicos de la ESA y la NASA decidieron concentrarse en una porción más pequeña del cielo y combinar los datos que ya tenían del Campo Ultra Profundo con nuevas observaciones obtenidas con el canal infrarrojo de la Cámara de Gran Angular 3 instalada en el Hubble durante la última misión de mantenimiento realizada a este.

También dedicaron a estas nuevas observaciones dos millones de segundos repartidos entre varios días, con lo que al final los objetos que aparecen en esta imagen son unas 10.000 millones de veces más tenues que el objeto más tenue que alguien con una vista perfecta y en condiciones ideales pueda ver.

Probablemente se podrían obtener mejores resultados dando aún más tiempo de exposición a las observaciones, pero mientras se hace eso no se puede utilizar el Hubble para otras tareas.

Por eso los astrónomos esperan el lanzamiento del telescopio espacial James Webb, destinado precisamente a trabajar en el infrarrojo, que es precisamente donde se localizan los objetos más lejanos debido a un fenómeno conocido como conocimiento al rojo y porque es unas 100 veces más sensible que el Hubble.

Pero parece que para eso habrá que esperar al menos hasta 2018.

Noticias

anterior siguiente