Enlaces accesibilidad

'5 por infinito' de Esteban Maroto, vuelve el gran clásico del cómic de ciencia-ficción español

  • Abrió las puertas del mercado americano al popular dibujante
  • Recibió el premio Academy of Comics Books Arts en EE.UU
  • "Hacer dibujos es muy fácil, emocionar a la gente muy difícil", asegura

Por
 Viñeta de '5 por Infinito', de Esteban Maroto
Viñeta de '5 por Infinito', de Esteban Maroto Glénat

Tan discreto como genial Esteban Maroto es, desde hace 50 años, el dibujante español más internacional, el más elegante, y uno de los más admirados en todo el mundo. En Estados unidos es una estrella y hace décadas que no trabaja para el mercado español. Actualmente dibuja la serie Brendon, para la todopoderosa editorial italiana Bonelli, con tiradas con las que las editoriales españolas sólo pueden soñar.

Ahora, el hombre que diseño el famoso bikini de monedas de Red Sonja (Conan el bárbaro) y que ha influido en numerosos artistas, ve cómo se reedita en España la obra que le hizo famoso en todo el mundo, 5 por Infinito (Colección integral de Glénat) en una edición de lujo que ya es uno de los tebeos del año.

Publicado originalmente en la revista Delta 99 entre 1968 y 1970, no solo causó furor entre los aficionados, sino que le valió a su autor el reconocimiento unánime de sus colegas y de la crítica. Y se editó en Italia, Alemania, México, Portugal, Suecia, Argentina, Australia, Brasil, Francia y Estados Unidos, país este último en el que recibió el premio Academy of Comics Books Arts a la mejor obra extranjera.

"Siempre me ha gustado la fantasía, la realidad entristece"

"En el año 1967 trabajaba para Selecciones Ilustradas (la Agencia de cómics más importante de España que vendió material a todo el mundo, sobre todo a las publicaciones de Warren- Creepy, Eerie y Vampirella-) dibujando guiones románticos" -asegura Maroto-.

"Decidí presentar a Toutain (El Editor)  un proyecto para una serie de sindicación. Tomé la idea de una novela de ciencia-ficción, El signo del perro, de Jean Hougron, y el título me lo sugirió una novela de Ray Bradbury, Three Times Infinity".

"A Toutain le pareció bien la idea y me ofreció 600 pesetas por página dibujada y 100 por la de guión. Pero tenía que comprometerme a hacer una historia al mes, por eso en los cinco primeros episodios me ayudaron Ramón Torrens, Adolfo Usero, Luis García y Suso" (Todos grandes del cómic)

"Yo hacía los guiones, abocetaba las páginas y repartía el trabajo, continúa Maroto. Luis hizo las cabezas de Infinito y los primeros planos de las chicas, Ramon las figuras femeninas y los fondos espaciales, Adolfo y yo hacíamos el resto. Suso colaboró con los fondos y realizó una maqueta de madera de las naves de los exploradores".

Comenzó así una aventura que duró los primeros cinco números hasta que Esteban se hizo cargo de guión y dibujo a partir del número 6, comenzando a hacer experimentos gráficos que convirtieron a la serie en algo totalmente novedoso.

"Siempre me ha gustado la fantasía, la Realidad entristece", comenta Maroto.

El éxito

"Empecé a tener seguidores y detractores, confiesa el autor. Pero afortunadamente la serie no pasó desapercibida. Al Williamson (Flash Gordon)me escribió una carta de felicitación y me dio a conocer en el mercado americano. Milton Caniff (Terry y los piratas), Will Eisner (The Spirit), Archie Goodwin (Creepy), Roy Thomas (Conan) y un pequeño grupo de creadores americanos confiaron en mí, y eso es algo de lo que siempre estaré orgulloso".

De esa forma Esteban Maroto comenzó a trabajar para el mercado americano en series como La espada salvaje de Conan donde creó la cota de malla de monedas de Red Sonja, que se convertiría en la imagen definitiva del personaje.

"Parecía absurdo que Red Sonja luchara vestida con un bikini de monedas, pero les gustó mucho la idea y hasta ahora", asegura Maroto.

Un trabajo que fue entintado por el mismísimo Neal Adams (Batman, Green Lantern/Green Arrow), uno de los mejores dibujantes de la historia que admira tanto a Maroto que creó su propia versión de 5 por infinito, titulada The Zero patrol (una curiosidad que también se recoge en este libro).

Tenéis todos los detalles en la interesante entrevista que nos concedió en el último Expocómic donde nos habló de sus proyectos actuales y de su éxito en los Estados Unidos en los años 70.

"Dibujar es fácil, emocionar a la gente muy difícil"

Infinito es un ente extraterrestre que reúne a un grupo de cinco personajes, llamados Altar (licenciado en Astronomía), Aline (doctora en psiquiatría), Hidra (estrella de cine), Sirio (especialista para escenas de acción) y Orión (guardaespaldas), para que luchen contra amenazas cósmicas.

Juntos protagonizan historias amenas (en las más de 500 páginas del tomo editado por Glénat) que van creciendo en interés, fascinándonos gracias al virtuosismo de Maroto, y a la evolución de su estilo, que va mejorando hasta convertirse en uno de los mejores artistas de cómic del mundo.

"Hacer dibujos es realmente fácil. Emocionar a la gente, muy difícil. Hace falta magia, algo inexplicable que a veces se produce. Un grupo de elegidos consigue conectar con nosotros: una música, un color, una película nos tocan el alma. No se puede explicar, solo sentir. Es importante la búsqueda de la belleza y la libertad", comenta el maestro.

"He dibujado más de tres mil páginas de historieta, dos mil ilustraciones y mil portadas, pero aún no es suficiente. Mientras pueda seguiré trabajando, buscando el "Santo Grial", y preguntándome "¿Por qué?".

Y nosotros estaremos encantados de acompañarlo en esa búsqueda, como si Esteban Maroto fuera Infinito y nosotros sus ayudantes.

Noticias

anterior siguiente