Enlaces accesibilidad

Manzanas que cambian de color

  • Están compuestas por moléculas que se oxidan con el oxígeno del aire
  • Si la fruta no está en contacto con el aire se retrasa su deterioro

Por

Cuando pelamos una manzana y la troceamos observamos que pasados pocos minutos la carne blanca y fresca empieza a cambiar y se vuelve parda amarillenta. ¿Por qué sucede esto? Para entenderlo les propongo hacer en casa el experimento.

MATERIAL

  • Manzana
  • Limón
  • Cuchillo
  • 4 platos pequeños
  • Hielo
  • Película de plástico transparente, del que se usa habitualmente en la cocina.

EXPERIMENTO

Cortamos la manzana en cuatro trozos de aproximadamente el mismo tamaño. Numeramos los platos. En el plato 1 colocamos un trozo tal cual. En el plato 2, el trozo de manzana envuelto en plástico. En el plato 3 ponemos el trozo regado con zumo de limón. Y en el plato 4 situamos el trozo de manzana cubierto con hielo.

Esperamos 30 minutos y observamos el estado de los 4 trozos de manzana. El panorama es el siguiente: El trozo de manzana del plato1 está oscurecido; el 2 está oscurecido, pero en menor medida; los trozos 3 y 4 no han cambiado de color.

EXPLICACIÓN

La manzana está compuesta, entre otras cosas, por fenoles. Son moléculas que se oxidan con facilidad al estar en contacto con oxígeno del aire.

Y por oxidasas, que son unas proteínas que se encargan de acelerar las reacciones de oxidación. Los compuestos resultantes de esta reacción química son marrones.

Por eso, si dejamos la manzana expuesta al aire sin ninguna protección, como el trozo 1, se oxida rápidamente y su color cambia a pardo.

Si protegemos la manzana con plástico, el aire no está en contacto con la superficie de la manzana y, por lo tanto, se retrasa el deterioro de la fruta.

El hielo disminuye la temperatura de la manzana y esto disminuye la velocidad de las reacciones químicas. Por eso, en media hora de exposición al aire, la oxidación en la superficie del trozo 4 es imperceptible, en comparación con el trozo 1.

Otra manera de retrasar la oxidación es añadir un poco de jugo de limón a la fruta. El jugo de limón contiene vitamina C (ácido ascórbico) que actúa como antioxidante.

Noticias

anterior siguiente