Enlaces accesibilidad

Un incendio arrasa 968 hectáreas en un campo de maniobras militares de Chinchilla (Albacete)

  • La ignición de los restos de un proyectil es la causa más probable
  • El incendio está "estabilizado" y no hay peligro para la población

Por
Un proyectil podría haber sido la causa de un incendio en el campo militar de Chinchilla
El incendio declarado en el campo de maniobras militares de Chinchilla (Albacete), que ha arrasado ya un total de 968 hectáreas, pudo originarse con la ignición de los restos de un proyectil de los utilizados paras las actividades que se realizan en esta zona, como causa del fuego.

Así lo ha detallado esta mañana el delegado provincial de Agricultura y Medio Ambiente, Antonio Mompó, quien ha explicado que de las 968 hectáreas, 805 han ardido dentro del campo de maniobras y 163 en terrenos limítrofes.

Mompó ha indicado además que el incendio está "estabilizado", es decir, que no va a más, aunque tampoco se puede dar por controlado, debido, fundamentalmente a que los equipos terrestres no pueden acceder a la zona por motivos de seguridad.

El fuego se extiende entre los términos de Pozo Lorente e Higueruela, según las primeras estimaciones del servicio de Incendios Forestales de Castilla-La Mancha (INFOCAM), y en el mismo siguen trabajando desde anoche efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), junto con medios de la región.

El siniestro se originó en torno a las 14.30 horas del miércoles, en una de las zonas de caída de proyectiles del campo de tiro, y según ha apuntado Mompó, las causas no se podrán determinar dado que nunca se podrá acceder a la zona restringida, "aunque pudiera ser algún proyectil de los caídos que hubiera hecho explosión, a causa de las altas temperaturas registradas a esta hora del día".

La población más cercana no corre peligro

SIn embargo, Mompó ha insitido en que no hay ningún peligro para las infraestructuras, bienes o para la población más próxima que es Pozo Lorente.

En el incendio que ha sido perimetrado con maquinaria pesada, intervienen 115 personas, miembros del INFOCAM, de la UME, y del Servicio de Extinción de Incendios de la Diputación provincial (SEPEI), que utilizan 12 autobombas, cuatro nodrizas y cuatro bulldozers, además de seis aviones de carga en tierra, tres  helicópteros, y un avión de coordinación de las tareas aéreas.

El operativo se mantendrá activo hasta que por medios aéreos o naturales quede totalmente extinguido el fuego, sean llamas o rescoldos, para evitar su propagación a otras zonas limítrofes.

Preguntado sobre las maniobras que se siguen haciendo en verano en esta zona cuando están prohibidas otras actividades como las barbacoas, Mompó ha indicado que se trata de una responsabilidad de la administración militar, en la que la Junta no tiene competencias.

Noticias

anterior siguiente