www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3725232
Para todos los públicos Seguridad vital - 18/09/16 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que si vemos un accidente de tráfico,

estemos implicados o no, tenemos la obligación legal

de prestar auxilio a las víctimas?

¿Y que no hacerlo puede conllevar una sanción o una pena de prisión?

Esto es "Seguridad vital". Hoy desde Sepúlveda, en Segovia.

Comenzamos.

En el Radar comprobamos por qué no ponerse el cinturón

agrava las consecuencias de un accidente de tráfico.

Demostramos lo importante que es mantener la distancia adecuada.

En cuanto he visto la luz he frenado y vamos...

Te habría dado un golpe.

Hacemos un repaso de esas infracciones

que cometemos sin darnos cuenta

y que nos puede suponer una sanción económica considerable.

Vamos al coche.

Y la periodista y presentadora Teresa Viejo

nos habla del accidente que sufrió hace 20 años.

Debía de haber una mancha de aceite

y el coche culea.

Bajas la cabeza, vuelves a levantarla

y ves una pared de piedra delante de ti.

-Supongamos que la madre va con el cinturón abrochado,

¿esta señora puede llevar a un niño en brazos? ¿Puede o no?

-Rotundamente, no. Porque el cinturón de seguridad

está construido para una sola persona.

Si el niño lo utiliza individualmente,

va inadaptado. Los niños deben ir siempre detrás

y delante las personas que vayan con su cinturón abrochado.

Y al salir de su domicilio, si van a viajar por carretera,

ya se deben de instalar el cinturón de seguridad

que tan útil es en ciudad como en carretera.

El 50% de los accidentes se producen a velocidades

inferiores a 50 km/h.

Hola, muy buenas. En 2014, el 24% de los fallecidos

en furgonetas y turismos no llevaba puesto el cinturón.

Dicho de otro modo, 194 muertes se podían haber evitado

de haber hecho uso del cinturón.

Saludos a todos. Los españoles usamos el cinturón de seguridad

cuando viajamos por autopistas o autovías,

pero bajamos la guardia en las ciudades, sobre todo

en los municipios pequeños, donde su uso no llega al 80%.

Estos vídeos están grabados por una espectadora en Teruel.

Probablemente les sorprendan tanto como a nosotros.

Los ocupantes de los vehículos circulan sin cinturón.

El cinturón de seguridad

es quizá el avance tecnológico en la automoción

que más vidas ha salvado en el mundo.

El uso del cinturón de seguridad no es por agradar

a las autoridades de tráfico,

es que está en juego nuestra seguridad.

Es por autoprotección.

No debemos pensar que nos van a poner una multa,

debemos pensar en que nos puede salvar la vida

o por lo menos reducir las consecuencias letales

de un accidente.

Según los últimos datos de la DGT,

en el año 2014, un 24% de los fallecidos en accidentes

no llevaba el cinturón de seguridad.

Hace más de 50 años que el ingeniero Nils Bohlin

inventó el cinturón de seguridad

y para demostrar la eficacia de su descubrimiento,

usó dos huevos como estos.

Hemos querido realizar un experimento similar

para que comprueben que en caso de accidente, el cinturón

puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

Llevar el cinturón de seguridad reduce en un 50%

la probabilidad de fallecer en un accidente de tráfico.

Aun así hay personas que no lo utilizan;

algo que puede suponer un problema económico en un accidente.

Por la falta de utilización del cinturón de seguridad

en caso de un accidente o por un uso indebido del cinturón,

las compañías aseguradoras pueden reducir

la indemnización a la que tienen derecho las víctimas de accidentes,

porque si hubieran llevado abrochado el cinturón,

posiblemente las secuelas que tendría ese accidente

no serían tan graves.

Por tanto, recordar que el cinturón hay que llevarlo bien abrochado,

correctamente ajustado y, además, el conductor es conveniente

que vele porque todos los ocupantes que van en su vehículo

lleven correctamente abrochado los cinturones de seguridad.

El cinturón de seguridad es capaz de salvarnos

en accidentes como este.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar un punto negro en la circulación,

señales que no se respetan o cualquier problema

que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Soy Sofía Aguarón, tengo 20 años.

Hace seis años que tuve un accidente de motocicleta

y este accidente me provocó una lesión medular,

una lesión en el brazo derecho

y un encharcamiento de pulmones

el cual me dificulta la vida para respirar bien.

Era el cumpleaños de mi abuelo,

mi madre me dio permiso para salir a felicitarlo,

entonces llamé a mi pareja y dije: "Esta es la mía, me voy".

Llamé, vinimos con la moto y nos fuimos por una carretera

al pueblo de mi pareja.

En ese momento, en una de las curvas que hay en esa carretera,

yo iba de paquete y se nos fue la moto

por la gravilla que había y yo salí disparada.

En el momento de caer en el suelo

había un tubo que tapaba un acequia

y estaba roto. Entonces eso fue lo que me seccionó la médula

y me rompió la vértebra,

que fue donde se me salió el líquido de la médula, etc.

Mi tío trabaja para Protección Civil.

En ese momento, él me encuentra allí,

yo le digo que no puedo levantarme ni siento las piernas.

Él controla muchísimo mi respiración,

me meten para el helicóptero

y en ese momento pierdo la conciencia.

Estuve dos semanas en la UCI,

luego ya me pasaron a planta.

A mí el médico me dice que me traen la silla manual,

pero que no sabe si voy a poder andar con esa silla

por mi brazo derecho.

Entonces yo dije: "Tráemela que yo me lo propongo,

yo tengo que salir de aquí, yo no me puedo quedar en una cama

con 13 años".

Entonces me trajeron la silla, fue uno de los días más felices

de mi vida, porque de estar 24 horas pensando

y dándole vueltas al tema,

ya puedes salir por el hospital,

puedes ver otro mundo que no sea una habitación.

Yo ahora soy independiente, doy charlas, que me reconforta...

Sobre todo, ayudar a personas jóvenes,

porque claro, están en el momento de "a mí no me puede pasar",

"yo soy inmune a todo". Yo digo que esto no es una escayola

que la tienes una semana o dos semanas

y luego te la quitas y vuelves a tu vida normal;

es que esto te pasa, no sabes si volverás a andar,

tienes que volver a aprender a hacer una vida nueva.

Antes de coger la moto, haz un curso de conducción

para que en situaciones límites sepas cómo reaccionar.

Tú lo puedes evitar.

La Guardia Civil ha realizado un vídeo para explicarnos

cómo debemos actuar ante una orden de parada.

En primer lugar, si un agente quiere que nos detengamos,

encenderá una luz roja intermitente junto con las azules prioritarias.

Cuando esto ocurra, pararemos en el lado derecho de la vía.

Una vez detenido nuestro coche,

todos los ocupantes permaneceremos en el vehículo

hasta que el agente nos notifique el motivo de la parada.

Al incorporarnos a la circulación,

seguiremos las indicaciones de los agentes.

Había guardias urbanos en cada ciudad,

en cada rotonda, sobre todo en las rotondas,

hay siempre había uno.

-En la plaza principal sí, porque había varias salidas

y había un guardia.

-Tenían como unos pedestales.

-Recuerdo que tenía uniforme blanco con un casco blanco

y eran los que dirigían el tráfico.

-Con el gorrito blanco.

-Esos te podían poner multa, si te pasabas,

te mandaba a parar y no parabas,

te podía multar.

-Los guardias ayudaban mucho a que fuera más fluido, mucho más.

-Levantaban la mano para que parara uno,

para que pudieran pasar los que estaban al contrario.

-Poner el orden, pasar los de la derecha a la derecha,

los de la izquierda a la izquierda y así sucesivamente.

-Recuerdo que en navidad era la costumbre

de que a los policías que estaban en el centro,

y que estaba subidos como en altar, ahí,

dirigiendo el tráfico, les dejaran regalos

como en agradecimiento a su sacrificio todo el año,

lloviera, calentara el sol, hiciera frío o calor, ¿no?

Conducir es un acto mecánico y sin darnos cuenta

podemos cometer infracciones que de ser denunciadas,

hombre, no nos van a llevar a una cárcel del siglo XVI,

pero sí a pagar importantes sanciones económicas.

Desde luego, hay acciones que nos parecen inofensivas

como comer, beber, las chicas maquillarse

o llevar los pies en el salpicadero,

pero son cosas que además de afectar a la seguridad,

puede obligar a que acabemos rascándonos el bolsillo.

Final de las vacaciones,

el viaje de vuelta puede ser largo y caro.

Existen ciertas actitudes al volante

que quizá no lo sabemos, pero pueden encarecer las vacaciones

más de la cuenta.

Si el calor aprieta y decidimos quitarnos la camiseta

o conducir descalzos, la multa ascenderá a 200 euros.

El mismo importe y cuatro puntos menos

que si arrojamos una colilla por la ventanilla.

Paramos a repostar,

nunca con el motor, las luces o la música puestas.

Un simple descuido y el repostaje nos costará otros 200 euros

y tres puntos.

Y si en el área de servicio nos entra hambre,

mejor comer y beber en parado.

Si nos ven hacerlo mientras conducimos,

la digestión será más pesada.

Durante el viaje, no podemos dar ráfagas de luz a los demás,

salvo que queramos pagar 80 euros de multa.

Si no lo podemos evitar, mejor dejarlas encendidas.

Es obligatorio en túneles, carriles adicionales o con niebla.

Un apagón en todos esos casos sale a 200 euros.

Y el acompañante nunca con los pies en el salpicadero.

Le resultará incómodo cuando le multen con 60 euros.

La matrícula sucia o no llevar chalecos o triángulos

restará otros 200 euros de nuestra cuenta.

Y al final, como siempre, conduzcamos con prudencia

y disfrutemos del viaje, seguro que nos renta más.

Con estas temperaturas es normal ver chanclas como calzado diario,

pero ¿sabían que conducir con ellas puede suponernos

una multa de 80 euros?

Según la ley, el uso de este calzado

podría impedir la libertad de movimientos del conductor.

Los expertos advierten que conducir con chanclas

conlleva perder superficie de apoyo y sensibilidad en los pedales.

Es un método para que uno se ande con ojo,

sobre todo alguien que se lo puede permitir,

que se ande con ojo porque te pueden quitar el carné.

-Me parece muy bien, pero a muchos tenían que quitarles no una y dos.

-Estupendo, ninguna queja.

-El carné les tenían que quitar.

-A la gente que no comente infracciones, pues se le premia.

-Si conduces bien, no te tienen por qué quitar puntos.

-Puede beneficiar eso de que se tomen en serio el código.

-Ir a más velocidad.

-Creo que el exceso de velocidad con los radares y quizá el móvil.

-Esas dos iba a decir, hablar o tocar el móvil

y lo de la velocidad.

-Me imagino que tema de velocidad -El exceso de velocidad.

-Supongo que o ir muy rápido o beber.

-De todas maneras, el programa por puntos lleva varios años

y sigue habiendo accidentes y muertos, así que no sé.

Yo creo que eso es la conciencia de la gente.

-Lo de cero muertos creo que es complicado.

-Bueno, ojalá, la verdad, ojalá,

pero siempre habrá accidentes.

-Cero no, pero se puede reducir.

-Supongo que sí. Un poco difícil cero muertes, pero supongo que sí.

Recordarán que hace unas semanas, la periodista Teresa Viejo

nos contaba que ella colaboraba con la asociación A Víctimas

de Tráfico y nos decía que padeció un accidente

y que nos quería contar cómo salió de aquello.

Está desayunando con Marta Solano, a ver si nos tomamos un café.

¿Qué tal? ¿Qué pasa?

Nos has pillado en la cocina, que si no...

¿Cómo estás? Hala, vamos al coche,

conduces tú y nos cuentas aquello del accidente...

Vamos a hablar de un tema serio que me impactó al conocer

tu historia, ese accidente que tuviste.

Se cumplen 20 años este mes de agosto.

20 años.

Es curioso, porque segundos antes estaba riéndome,

escuchando música en la radio... Bajas la cabeza,

vuelves a levantarla y ves una pared de piedra delante.

Debía de haber una mancha de aceite

y el coche culea.

Culea y, bueno,

es difícil de dominar un coche con tracción trasera;

después me hice una experta. ¿Recuerdas el momento pared?

Sí, recuerdo el momento pared,

recuerdo girarme a mi izquierda, ver a la persona que conducía

sin conocimiento.

Buscas el teléfono; nunca funciona el teléfono

en un accidente de tráfico, y luego la generosidad

de la gente, de los dueños de la casa: "Entra aquí, llama"...

La generosidad de la gente.

Eres embajadora de la Fundación A de Víctimas de Tráfico.

¿Qué ha cambiado en ti en la manera de vivir eso

antes y después del accidente?

¿En qué me ha cambiado? Fundamentalmente en esto.

Es que yo no conducía.

Y bueno, dije: "No, ¿qué es esto?".

"Yo tengo que conducir y además tengo que conducir sola",

porque eso es otro reto. Cuando has tenido un accidente,

te sientes cómoda si vas con alguien.

¿Qué te indigna realmente...? A veces hablamos de cuando

se aparca en sitios para personas con movilidad reducida,

¿con qué realmente dices...? La doble fila no puede ser.

Y no vale ni "es que vengo a hacer una gestión chiquitita", no.

Esto es una ciudad muy complicada, con un tráfico muy denso y no...

Y eso me pone muy nerviosa.

Y me pone nerviosa quien no respeta el límite de velocidad.

No lo entiendo, no lo puedo entender.

Voy conduciendo en un túnel con una velocidad de 50

y te pasa uno a 90 y dices: "¿Pero estamos locos?".

No sé si te han multado muchas veces,

pero ¿mantienes inmaculada la cartilla de puntos o no?

Pues creo... Os voy a contar, creo que ya sí.

Buscaba la casa de mi hermana, que se había cambiado de casa,

cogí el teléfono para llamarla,

iba tan despacito,

pero pasaba despacito delante de un cuartel de la Guardia Civil.

Bueno, creo que hemos llegado. Paramos, tomamos un café

y ya te dejamos en paz. Venga, pues busco un sitio.

Mil gracias, Teresa. Venga.

¿Cuanto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

Bien. -Bien.

-Se paran cuando está en rojo, se paran cuando está en naranja

y hacen caso a las señales.

-Un ocho, yo creo. -Un siete.

-Mi madre a veces acelera más de 120 km/h y yo le digo:

"Reduce la velocidad, que esta carretera es de 120 km/h".

-Sí, a veces.

-Pues me dice: "Anda, es verdad", y reduce la velocidad.

-Cuando hay tráfico y llegamos tarde al cole

sí que se ponen nerviosos.

-Pues han subido la velocidad demasiado.

La última vez que fue esto 140 por hora.

-Pues es tranquilo.

-Decidles que corran un poco menos.

-Y también mi hermano lo hace.

-Van a lo que van.

Si pone 20 por hora pues van a 20 por hora.

-Nos pueden multar. -Chocar, multar y hacernos daño

en alguna parte del cuerpo.

La localidad de Hertogenbosch, en Holanda,

tiene instalado los auténticos semáforos inteligentes.

Unos sensores en el pavimento determina la cantidad de vehículos

que circula por la calzada.

Es en ese momento cuando los ordenadores centrales

deciden en base a unos algoritmos

el tiempo que deben abrir ese semáforo dando prioridad

a las diferentes vías para evitar atascos.

Ya no hay semáforos en rojo cuando no hay nadie,

ya que el sistema abrirá el tráfico aunque sea para un solo vehículo,

siempre que sea totalmente seguro.

Un avance significativo para ciudades como las holandesas,

donde las bicicletas son uno de los medios de transporte

más usados y están integrados en la movilidad urbana

y a los que han dado respuesta para circular de manera más segura.

El sueño y el cansancio son dos graves problemas.

Para ayudar a combatirlo existe una aplicación

que nos alerta de estos problemas.

El sistema hace uso de los sensores y el GPS incorporados

en los smartphone para detectar patrones de comportamiento

como cambios bruscos en la dirección, desviación de carril

o frenadas repentinas.

Cuando estos comportamientos son detectados,

se emiten unas señales de alarma lumínicas y acústicas

para avisar al conductor.

También se pueden conectar a una central de control

si se es responsable de una flota,

de tal manera que si se observan comportamientos de este tipo

el sistema envía imágenes

para poder comprobar su estado.

A partir de 2018, el sistema de alerta

será obligatorio en todos los modelos nuevos,

pero hasta entonces ya hay marcas con soluciones propias

para los momentos de emergencias.

En caso de colisión, avería o cualquier tipo de incidencia,

usando un botón tendremos acceso a una centralita

donde nos atenderán de forma personalizada

y nos darán la atención para enviar una grúa,

una ambulancia, etc.

Además, el sistema tiene conexión wifi 4G

y mediante una aplicación para smartphone

nos permite tener un diagnóstico

del estado de nuestro coche para anticipar cualquier problema.

También se puede solicitar que nos envíen al GPS

una dirección o una localización,

evitando manipular cualquier instrumento

y las distracciones derivadas de ello.

Tenemos que reconocerlo, no lo damos mucha importancia

a los cristales que llevamos en nuestros vehículos.

Pensamos que el parabrisas está para quitarnos los insectos

o para aislarnos del frío o el calor

y como vamos a ver, sirve para muchas más cosas.

Sirve de punto de apoyo para el airbag,

que en caso de que la luna esté en mal estado

perdería prácticamente toda su eficacia.

Por eso, si tenemos la luna rota, lo mejor es acudir

a un buen profesional.

Nosotros hemos estado en Lisboa con los mejores cambiadores de luna

del todo el mundo.

Nos encontramos en Lisboa, celebrando el "Best of Belron"

en el que están participando 27 países de todo el mundo.

Cada técnico tiene que demostrar sus habilidades técnicas.

Porque al final, el parabrisas forma parte de la estructura,

pero además, el airbag del acompañante se apoya en él.

Si en un parabrisas sustituido no se han seguido el procedimiento

que marca, puede suponer un riesgo para la persona que conduce

y para las personas que van dentro del vehículo.

-El cristal juego un papel importante en nuestra seguridad

y es el motivo por el que nos tomamos nuestro trabajo en serio,

porque sabemos que cada vez que sustituimos una luna

podíamos estas salvando la vida a alguien

y por eso también celebramos este tipo de concursos.

-Más que nada este evento hace que la gente se de cuenta

como ven por qué tanto insistir en repararlos,

el de cambio cuando no se puede reparar,

parece una tontería, pero tenerlo rajado o no,

en caso de vuelco puede suponer la vida de la muerte.

En esta competición haremos cuatro pruebas.

La primera es la reparación de un impacto.

La segunda es una sustitución de un cristal trasero.

La luneta trasera.

La tercera es un cristal descendente.

Vamos a cambiar el cristal del conductor.

La cuarta es la sustitución completa del parabrisas.

Este año hemos introducido un trabajo que tiene que ver

con el parabrisas y es que el coche tiene una cámara instalada.

Estos sistemas apoyan al conductor en tareas de conducción normal,

un cambio de carril, un frenado automático.

-Un sistema con cámaras y sensores

y en la mayoría de los casos la cámara está en el parabrisas

y después de sustituir el parabrisas

también tienen que recalibrar la cámara

para que podamos garantizar la seguridad de estos coches.

Qué importante es mantener la distancia de seguridad

aunque luego cuando vamos por carretera, ni a nosotros

ni a los otros conductores nos parece tan esencial.

Vamos a comprobarlo y por eso estamos en la escuela de conducción

y seguridad de Ilunion.

Gustavo, ¿Qué vamos a hacer?

Vamos a ver que tráfico recomienda 70 m

y la gente lo que suele dejar es entre 4 o 8 m.

Un par de coches. Un par de coches entre uno y otro.

Lo vamos a hacer en paralelo para la seguridad de todos

y que no ocurra nada. Yo iré a unos 8 m,

vosotros frenáis y yo cuando vea las luces de freno vuestras

tengo que... bueno, a ver qué sucede.

En paralelo.

Bueno, yo tengo que coger 70 km/h. Efectivamente.

Hacer una frenada en un punto. Eso es.

Hacer una frenada en un punto. Eso es.

Y vamos a ver Carlos

que no va a mantener la distancia de seguridad.

Nos embestiría seguro. Segurísimo.

Yo voy a ir, como decía Gustavo, a unos seis, ocho metros,

que es la distancia habitual que llevamos en carretera.

Y consecuencias gravísimas.

Desde el latigazo cervical, lo más común.

Sí.

Hasta la muerte por no llevar ajustado el reposacabezas.

Fíjate qué frenada

y cómo han salido disparada las gafas.

Fíjate qué frenada

y cómo han salido disparada las gafas.

Pues ya no te quiero decir nada con el tema de las maletas

que llevamos atrás, objetos sueltos

o una persona que no se ha puesto el cinturón.

Proyectil el otro coche y lo que llevamos dentro.

Efectivamente.

Te juro que lo he hecho lo mejor que sabía

y en cuanto he visto la luz he frenado

y vamos, te habría dado un golpe pero bien gordo, ¿eh?

Me habrías partido por la mitad, directamente.

Ha quedado más que demostrado lo importante que es mantener

esos 70 m. Y la importancia que tiene

de que la gente se conciencie.

Nadie te llama para decirte: "Oye, que freno".

No, ¿verdad?

Gracias, Gustavo.

Hasta la próxima.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar un punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me lo tomé con calma. Di el doble de clases prácticas,

pero una vez que me presenté al teórico, lo aprobé a la primera

y nada, pedí que me examinaran ya para el práctico y me lo saqué.

Tengo que reconocer que algunas multas sí que he tenido,

sobre todo, eso de las zonas de residente,

que no me aclaro yo muy bien.

No, porque la única vez que se me estropeó el coche

con una amiga, de repente paró un chico guapísimo

y nos cambió la rueda.

Debajo de una alfombrilla que hay en el maletero

junto con la rueda.

Un término medio. Ahora por ejemplo en la ficción,

mi personaje en "Mar de plástico" es una auténtica Hulk,

pero en carretera la verdad que intento ser bastante pacífica.

Un ocho y medio. No sé si soy muy positiva.

A mi compañero Federico Aguado, de la serie,

que es bastante buen compañero y me gusta su selección musical,

o sea, que sería buen copiloto y siempre sería agradable el viaje.

Esto ha sido "Seguridad vital". Gracias por haber estado ahí.

La próxima semana más. Y ya que estamos en Sepúlveda,

comemos cordero asado. Sí, pero te toca invitar a ti.

Ah, ¿sí? Adiós.

Adiós.

Pues esto es "Seguridad...".

Pueden obligarnos a rascarnos el bolsillo. Lo he hecho como el...

Creo que sí.

Está con Marta Solano desayunando, así que sí,

vamos a ver si nos cuenta. Me cago en...

Toda su... eficacia.

Nosotros hemos estado en el campeonato del mundo...

Ya me he liado, con los mejores cambiadores de lunas del mundo.

Solano, pareces yo.

Vale, va.

Con los mejores cambiadores de lunas de todo el mundo.

¡Toma!

Sin coches. ¡Sin coches!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 18/09/16

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad vital - 18/09/16

18 sep 2016

Teresa Viejo, presentadora de Dime qué fue de ti en TVE y La observadora en RNE, nos habla del accidente que sufrió hace 20 años; conocemos por qué no ponerse el cinturón agrava las consecuencias de un accidente de tráfico; explicamos por qué es tan importante mantener la distancia de seguridad adecuada y, además, repasamos esas infracciones que cometemos sin darnos cuenta.

ver más sobre "Seguridad vital - 18/09/16" ver menos sobre "Seguridad vital - 18/09/16"
Programas completos (203)
Clips

Los últimos 1.551 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios