Toma uno Radio 3

Toma uno

Sábado y domingo de 13.00 a 14.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Linda Ronstadt, la voz perfecta

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Toma Uno - Linda Ronstadt, la voz perfecta - 18/07/20

18 jul 2020

Esta vez queremos mostrar la faceta más tradicional, la más apegada a las raíces. En muchos casos, es la cara menos conocida de una mujer que ha sido capaz de hacer de su versatilidad una de sus características fundamentales. El pasado miércoles fue el cumpleaños número 74 de Linda Ronstadt. A lo largo de su carrera, ha cantado temas de todos los estilos musicales imaginables, desde country a opera y comedia musical, pasando por folk, rhythm and blues, rock'n'roll, pop o música latina. En todos los casos, su voz ha brillado tanto que se ha convertido en una de las vocalistas femeninas de mayor prestigio.

No busques la perfección en una voz que no sea la de Linda Ronstadt. Trístemente, el Parkinson la ha obligado a dejar de hacerlo. Pero hoy estamos dispuestos a rescatar esa voz insuperable seleccionando algunas de sus canciones más cercanas a la tradición. La mayor parte de ellas no son las que suenan habitualmente cuando se recuerda su carrera. Así, hemos abierto el programa con esta versión inédita de marzo de 1973 a “Lighting Bar Blues”, un tema de Hoyt Axton que Commander Cody cantaron de forma extraordinaria. La mayor sorpresa está en el hecho de que Linda Ronstadt tocaba el fiddle junto al también violinista Gib Guilbeau,que hizo también los coros vocales junto a Herb Pedersen.

En 1956, Wanda Jackson grabó por primera vez una canción compuesta por Dick Reynolds y Jack Rhodes, que fue un éxito en el 62 por los Springfields, la banda familiar londinense en la que militaba Dusty Springfield. Era “Silver Threads And Golden Needles”, grabada más tarde por artistas de country como Skeeter Davis, Hawkshaw Hawkins, los Everly Brothers, Rose Maddox, Jody Miller o los Pozo-Seco Singers de Don Williams. En 1969, Linda Ronstadt la incluiría de esta forma en su LP de debut en solitario, Hand Snow… Home Grown. Decimos “de esta forma”, porque cuatro años más tarde, en el 73, realizaría una nueva versión, mucho menos enraizada, en su álbum Don't Cry Now.

John D. Loudermilk fue bien conocido como compositor en los 50 y 60 dejando canciones para la historia como “Break My Mind”, que George Hamilton IV cantó por primera vez en el 67 y que Linda Ronstadt llevó a su disco de debut, Hand Snow… Home Grown, dos años más tarde. Al margen de un sinfín de artistas que echaron mano en alguna ocasión del tema, los Flying Burrito Brothers, con Gram Parsons al frente, también la cantaron, aunque quedó fue de sus álbumes oficiales.

De aquel binomio mítico formado por Lester Flatt y Earl Scruggs resultaba evidente que este último estaba dispuesto a ampliar sus horizontes desde la separación de la pareja en 1969. Tres años después editó I Saw The Light With Some Help From My Friends junto a sus tres hijos, Gary, Randy y Steve, y una pléyade de invitados como la Dirt Band, Tracy Nelson o Linda Ronstadt, con quien realizó una versión sublime del clásico de Merle Haggard “Silver Wings”.

Tras la publicación en 1968 del tercer disco de los Stone Poneys, Kenny Edwards dejó el grupo tras una gira y Linda Ronstadt se quedó sola con la obligación de grabar un nuevo Lp para el Capitol. Así, al año siguiente vió la luz Hand Sown… Home Grown, un trabajo de muy escasa repercusión. Pero las cosas parecieron cambiar con su siguiente trabajo. Linda consiguió la nominación para el Grammy con "Long Long Time", incluida en el álbum Silk Purse de 1970. Pero hoy hemos preferido escuchar la versión en directo que realizó en el Troubadour de Los Angeles por aquellas fechas. Su compositor, Gary White, es un tejano al que conocimos como bajista de Circus Maximus, una banda de Austin de la segunda mitad de los 60, en la que militaba Jerry Jeff Walker.

Cuando Linda Ronstadt se lanzó a la aventura en solitario, comenzó a reclutar músicos del Troubadour para formar su propia banda de acompañamiento. Instrumentistas como Bernie Leadon, Glenn Frey, Don Henley y Randy Meisner pasaron a ser sus nuevos compañeros, de tal forma que a su alrededor se estaban gestando los Eagles. En Silk Purse había una versión de “He Darked the Sun”, una canción de Gene Clark y Bernie Leadon en el álbum The Fantastic Expedition of Dillard & Clark de dos años antes. Pero Linda realizó una llamada Nashville version, con un sonido más propio de la versión original que hoy hemos querido recuperar.

Ha pasado medio siglo desde la publicación de Silk Purse, en 1970, su segundo disco en solitario. Su apertura era esta versión de “Lovesick Blues”, un tema aparecido en los años 20 en un musical al que Hank Williams puso en el mapa sonoro cuando empezó a actuar en el Louisiana Hayride y lo llevó al primer lugar de las listas en el 49. Grabado en los Cinderella Studios de Nashville, fue la única vez en su carrera que la artista de Arizona se acercó a la Music City para grabar sus canciones. En aquella ocasión, Linda contó con músicos de la altura de Bernie Leadon, Weldon Myrick, Buddy Spicher, Troy Seals o Kenny Buttrey.

El legendario Troubadour de Los Angeles fue la cuna de un buen número de artistas convertidos en referentes de la música popular con el paso del tiempo. Aquel local de West Hollywood del que James Taylor decía que era “como un cenicero puesto boca abajo”, vio nacer al artista de Boston, además de a Buffalo Springfield, los Byrds, Jackson Browne, Bonnie Raitt, Linda Ronstadt o los Eagles, cuyos primitivos miembros estaban en la banda de acompañamiento de Linda Ronstadt. Con ellos editó su tercer álbum, de título homónimo en 1972, con un claro sonido country‑rock grabado entre California y Alabama con la producción de John Boylan. Como muestra de su versatilidad, Linda se acercó al honky tonk con una versión de “Crazy Arms”, el primer No.1 de Ray Price en 1956.

La producción de John Boylan permitió también que otros músicos como Herb Pedersen, Gib Guilbeau, Sneaky Pete, Buddy Emmons, Jimmy Fadden de la Nitty Gritty Dirt Band o John David Souther participaran en el proyecto. Aquel disco fue, en cierta forma, la puerta para conocer también a nuevos compositores como Eric Kaz, Jackson Browne, Livingston Taylor o Eric Andersen, pero también recurrió a mitos de la categoría de Woody Guthrie, Harland Howard, Hank Cochran o Johnny Cash. Del Hombre de Negro, que llevó a la vocalista a su programa de televisión en sus comienzos, eligió “I Still Miss Someone”, una pieza de finales de los 50 que había compuesto con su sobrino, Roy Cash, Jr. y que conocimos cuando grabó en la prisión de Folsom.

Una de las vocalistas favoritas de Linda Ronstadt es Patsy Cline, cuya primera grabación en el sello Decca, "I Fall To Pieces", pasaría a ser el mayor de sus éxitos, consiguiendo llegar por primera vez a la cima de las listas de country poco antes de sufrir un tremendo accidente de coche cerca de su casa de Madison, un barrio de Nashville. La explosiva facilidad de Linda en sus años de Capitol Records para interpretar clásicos como este sorprendió a muchos. En su tercer disco en solitario, con su nombre en el título y editado en 1972, dejó constancia de su respeto por la tradición y de su sensibilidad extrema.

Linda Ronstadt comenzó a trabajar con John Boylan en un nuevo disco para el sello Asylum Records, al que se unió John David Souther, con el que mantenía una estrecha relación, antes de encontrar a Peter Asher -antiguo miembro de Peter & Gordon- en el Bitter End de New York. El álbum Don't Cry Now salió al mercado en 1973 tras un año de sesiones, 150.000 dólares invertidos y tres productores. Aquel disco era fantástico, pero nosotros hoy estamos centrados en canciones más tradicionales. Linda había fichado por Asylum, pero debía un álbum a Capitol por contrato. Ese disco que se tituló Heart Like A Wheel y fue publicado en el 74, mezclando antiguas canciones con nuevos temas, incorporando country, rock y rhythm and blues. De todos es recordada su versión al clásico de Hank Williams "I Can't Help It (If I'm Still In Love With You)", donde Emmylou Harris hacía las armonías vocales, la llevó al segundo lugar de las de country y a conseguir un Grammy. Pero esta versión de “Honky Tonk Blues”, también de Hank Williams, que contaba la historia de un joven granjero que deja la granja familiar para irse a la ciudad, fue grabada en octubre de 1974 de nuevo junto a Emmylou y quedó inédita durante 25 años.

Es muy posible que Linda Ronstadt y Patsy Cline sean las dos vocalistas más sobresalientes de la historia de la música, con una versatilidad incomparable. Patsy sufrió un tremendo accidente de coche cerca de su casa de Madison, un barrio de Nashville, se fracturó la cadera y tuvo importantes heridas en la cabeza al salir despedida por el parabrisas. Fue hospitalizada durante varios meses y, apoyada aún en sus muletas, grabó una composición de Willie Nelson llamada "Crazy", que pasaría a ser su canción más vendida. Linda Ronstadt la recordó de esta forma en Hasten Down The Wind, un trabajo de 1976 que llegó tras publicar Prisoner In Disguise Ronstadt un año antes y donde eligió canciones de amigos y compositores cercanos.

No olvidemos que la madre de Linda era alemana y, sobre todo que su padre era mejicano. Este último, Gilbert, cantaba con ella y sus otros dos hijos canciones de su tierra natal en los pocos ratos de ocio que les permitía la ferretería que regentaban. Nuestra invitada de hoy nunca olvidó aquellas raíces, no solo en los distintos álbumes dedicados íntegramente a canciones hispanas, sino a lo largo de toda su carrera. Como ejemplo, hemos escogido “Lo siento mi vida”, un tema propio, creado junto a su compañero en los Stone Poneys, Kenny Edwards, y a su padre Gilbert, para el álbum Hasten Down The Wind de 1976.

En 1977, Linda Ronstadt publicaba su octavo álbum de estudio, Simple Dreams, convertido en una de las más altas cotas de su carrera y vendiendo más de tres millones de copias. Es el último de los discos en los que nos vamos a detener hoy para celebrar el cumpleaños número 74 de su protagonista. Aquel registro, además, fue el encargado de desplazar del No.1 de las listas de pop al mítico Rumours de Fleetwood Mac… y a Elvis Presley de la cabecera de las de country. Producido por Peter Asher, la fórmula fue sencilla: recoger algunas de las grandes canciones interpretadas por una de las voces más distinguida, arropada por los músicos más relevantes del momento, incluidos los Eagles. Para conmemorar los 40 años desde su lanzamiento, se reeditó el disco original con tres temas de bonificación grabados en directo en un concierto especial realizado por la cadena HBO en 1980. Entre ellas estaba "Blue Bayou", un tema de Roy Orbison que la vocalista de Arizona cantó en directo en inglés y castellano.

ver más sobre "Toma Uno - Linda Ronstadt, la voz perfecta - 18/07/20" ver menos sobre "Toma Uno - Linda Ronstadt, la voz perfecta - 18/07/20"

Los últimos 1.079 programas de Toma uno

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios