arriba Ir arriba

Los Reyes Felipe y Letizia inician este miércoles una visita de Estado a Reino Unido con el mensaje central de que España quiere seguir manteniendo las mejores relaciones bilaterales con el Reino Unido una vez que se produzca el 'Brexit'.
Han pasado 31 años desde la última visita de Estado -de los Reyes Juan Carlos y Sofía- a Reino Unido y, si en 1986 el reto era construir una relación sólida en el marco de la UE, ahora se trata de preservar todo lo construido fuera de ese paraguas protector, explican fuentes diplomáticas.

Segunda etapa del viaje a Europa del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, que se ha reunido en Bruselas con el presidente del Consejo, Donald Tusk, y el de la Comisión, Jean Claude Juncker. Con ambos ha tratado de limar las fricciones surgidas durante las primeras semanas de la nueva administración de Donald Trump.

El Papa ha visitado por sorpresa Amatrice, la zona del centro de Italia devastada por un terremoto hace mes y medio. Con este viaje, Francisco ha querido mostrar su cercanía a las familias de las casi 300 víctimas mortales. El pontífice argentino aterrizó a las 9.10 horas en esta localidad de la provincia de Rieti, en la región central de Lazio, y se dirigió primero a los módulos que han sido instalados para que los niños pudieran volver al colegio, donde saludó a las maestras y a los pequeños. Francisco se dirigió uno a uno a los más de 100 niños de Amatrice y de las localidades cercanas que han podido comenzar este curso escolar gracias a la instalación de estos módulos, ya que su colegio quedó parcialmente destruido.

Después el papa se dirigió a la "zona roja", cerrada por seguridad al ser la más afectada por el terremoto, en compañía del obispo de Rieti, Domenico Pompili. Allí Francisco comprobó la destrucción del pueblo de 2.600 habitantes, pero que en el momento del terremoto había triplicado los habitantes ya que es un lugar donde los romanos pasan sus vacaciones. En Amatrice 1 de cada 3 casas se derrumbó y sólo en esta localidad murieron más de 230 personas, el resto falleció en Accumoli y Arquata del Tronto.

Segundo viaje del papa Francisco al Cáucaso, donde visitará Georgia y Azerbaiyán. Este mediodía, Francisco ha aterrizado en Tiflis, la capital georgiana, con un mensaje de paz y reconciliación, en una región marcada por las tensiones étnicas. El papa se ha reunido en Tiflis con el patriarca de los ortodoxos georgianos, Elías II, a quien animó a dar un impulso a la unidad entre los cristianos y eliminar los obstáculos ante un mundo "sediento de paz". "Frente a un mundo sediento de misericordia, de unidad y de paz, nos pide que se dé un nuevo impulso, un renovado fervor a los lazos que nos unen, signo elocuente de los cuales es el beso de la paz y nuestro abrazo fraternal", invitó Francisco al patriarca ortodoxo.

Francisco permenecerá en Georgia hasta el sábado, para después viajar a Azerbaiyán. Su visita a esta exrepública soviética se enmarca en el ecumenismo y sobre todo en trazar puentes con los ortodoxos más rígidos como el patriarcado de este país, que depende de la Iglesia ortodoxa rusa. Tras su encuentro privado en la sede del patriarcado con Elías II, de 83 años, Francisco dirigió un discurso a los representantes ortodoxos en los que repasó los numerosos encuentros que se han tenido, comenzando con el viaje del papa Juan Pablo II a Georgia en 1999, "en el que vino a reforzar los vínculos profundos y fuertes". "Ahora, la Providencia divina ha querido que nos encontremos de nuevo", agregó. Entonces Francisco instó, como ha hecho siempre en los encuentros con los ortodoxos - como en el histórico celebrado con el patriarca ruso Cirilo I en La Habana en febrero - en su llamamiento a la unidad.

El papa Francisco ha pedido que no se identifique al islam con el terrorismo. Lo hizo el domingo durante el vuelo en el que regresaba a Roma desde Cracovia. Francisco ya había defendido con decisión este concepto cuando manifestó que el mundo está en guerra, pero que "no se trata de una guerra entre religiones". En la rueda de prensa que ha concedido a los medios de comunicación que volaron con él desde Cracovia, incidió en la idea cuando se le inquirió sobre la reciente muerte de un sacerdote francés a manos de dos jóvenes en nombre del islam. Explicó que no le gusta hablar "de violencia islámica ya que todos los días se leen en los periódicos violencias de todo tipo" y también cometidas por católicos. "Sí, yo no hablo de violencia islámica o de violencia católica. Los islámicos no son violentos ni tampoco los católicos. Es como una macedonia, hay de todo", comparó. Para Francisco "en todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista" y ha asegurado que también hay fundamentalistas entre los católicos. Francisco ha sido contundente: "Creo que no es justo identificar al islam con la violencia. No es justo ni es verdad", ha señalado.

A tres días de la llegada de Barack Obama a España, poco a poco se va conociendo detalles de su agenda en Andalucía y en Madrid. Además de reunirse con el rey y con Mariano Rajoy, Obama podrá saludar a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. Los tres han confirmado que irán al almuerzo que los reyes ofrecerán en el Palacio Real de Madrid el próximo lunes.

Es un acercamiento más al país comunista con el que Estados Unidos lleva ya dos décadas de olvido de su pasado de enemistad para primar los intereses comerciales y militares, así como la defensa territorial de islas en el Mar de China meridional, de riqueza energética, y frente al gobierno de Pekín. Por eso, en 2014 ya levantó el embargo de forma parcial y les permitió la adquisición de artículos de defensa marítima.

El Papa ha llegado ya al Vaticano tras sus históricas visitas a Cuba primero, y a Estados Unidos después. Allí en Filadelfia, Francisco se reunió con varias víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Un escándalo que ha vuelto a abordar en el avión de vuelta a Roma. En cuanto a la inmigración ha dicho: “Los muros nunca son una solución, mientras que los puentes sí, siempre. Los muros, las barreras pueden durar un tiempo corto ó largo, pero no son una solución. El problema sigue estando, pero con más odio”. 

En esta primera jornada en Washington, después de entrevistarse con Obama en el Despacho Oval, el Papa va a oficiar una misa, en la que canonizará al español Fray Junípero Serra. El Papa dice que no tuvo noticias de que hubiera detenciones de disidentes que pretendían reunirse con él durante su visita a Cuba. Lo ha explicado en el avión que ayer le llevó a Estados Unidos.

Miles de personas han salido a la calle para acompañar al papa en su segunda jornada en Cuba, en la que tendrá una intensa agenda plagada de actos. A lo largo del día es probable que el pontífice se encuentre con Fidel Castro. En su llegada a la isla, Francisco fue recibido por el presidente cubano. Raúl Castro agradeció al pontífice su mediación en el deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Francisco ha alentado a ambos países a continuar avanzando en el diálogo bilateral.