arriba Ir arriba

Samsung ha presentado sus nuevos teléfonos inteligentes de gama alta Galaxy S8 y S8+, con pantallas de 5,8 y 6,2 pulgadas que acaparan casi toda la superficie y en los que debuta el asistente personal Bixby.
La tecnológica surcoreana ha desvelado en Nueva York, en un acto que se siguió también en Londres, los detalles sus nuevos terminales estrella, con los que quiere dejar atrás las nubes negras causadas por el escándalo del Galaxy Note 7, el "phablet" que tuvo que retirar del mercado por un problema de ignición de sus baterías.