Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los jugadores de la selección de rugby de Nueva Zelanda han ejecutado su célebre haka en el Teatro Campoamor de Oviedo, justo después de recoger el Premio Princesa de Asturias de los Deportes. Conrad Smith, Jordie Barrett, Israel Dagg y Keven Mealamu han bailado este ritual maorí que se ha convertido en el emblema más internacional no solo del considerado como mejor equipo de rugby del mundo, sino de toda Nueva Zelanda.

La haka es una danza que tiene muchos significados para el pueblo maorí. Entre ellos, la utilizaban para infundir temor en el enemigo antes de la batalla y demostrarle que lucharían hasta el último aliento.