arriba Ir arriba

Los siete países del sur de Europa reunidos este lunes en una cumbre en Madrid -España, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Malta y Chipre- han reiterado la necesidad de mantener la unidad de los 27 y de preservar los intereses de la UE en la negociación con el Reino Unido para su salida de la Unión, así como el apoyo al negociador designado por el Consejo Europeo, Michel Barnier. Además, los siete líderes han considerado "comprensible" el ataque llevado a cabo el pasado día 7 por EE.UU. contra la base aérea siria de Shayrat.

António Costa, primer ministro de Portugal, ha defendido en el Diario de las 2 la necesidad de negociar el brexit desde un punto de visto amistoso y no incrementando la tensión. Lo ha dicho en referencia a las polémica creada en relación con Gibraltar. "Tenemos que conseguir ser los mejores aliados en el futuro", ha afirmado Costa, que ha añadido que es importante saber lo que queremos hacer en conjunto. "La seguridad colectiva, el combate del terrorismo, la Europa social son asuntos en los que podemos avanzar en conjunto con mejores resultados", ha subrayado también. En cuanto a la situación interna de Portugal, destaca que el año pasado ha crecido más que la media europea, un 2%, se ha reducido el paro en dos puntos y han tenido el mejor déficit de su historia democrática. Han devuelto a los funcionarios públicos los salarios recortados así como las pensiones también reducidas y se ha incrementado el salario mínimo, rebajando la tributación sobre el trabajo e invirtiendo en educación y salud. "Las reformas estructurales iguales para todos es un error, cada país debe aplicar las suyas propias", ha concluido.

El rey Felipe VI de España ha expresado este miércoles su gratitud y admiración a la comunidad española residente en Portugal por su trabajo como "puente de unión" entre los dos países ibéricos.

"Los españoles que habéis encontrado aquí vuestro hogar sois puente de unión", ha dicho el monarca en la recepción ofrecida en el Palacio de Palhavá, la residencia del embajador español en Lisboa, donde ha subrayado la contribución que realizan al enriquecimiento, a la diversidad y al mejor entendimiento entre Portugal y España.

Ante representantes de la numerosa colonia española, el rey hizo un llamamiento para seguir trabajando en la profundización de los intercambios económicos, comerciales, culturales y educativos como fórmula para contribuir a la consolidación de la recuperación, la creación de empleo y el mantenimiento del sistema social.

El gobierno socialista de Portugal cumple su primer año. El ejecutivo de Antònio Costa ha hecho un balance y asegura que han puesto en marcha el 35% de las medidas recogidas en su programa de Gobierno. Entre ellas figuran la reposición del horario semanal de 35 horas para los funcionarios, la subida del salario mínimo, la bajada del IVA en la restauración y la paralización de la privatización de los transportes urbanos de Lisboa y Oporto.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha hecho un llamamiento a la unidad desde Oporto (Portugal) durante la inauguración de una exposición sobre el pintor Joan Miró, a la que también ha asistido el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont.

"La integración, la interconexión, la unión, son los signos de nuestro tiempo", ha subrayado el presidente español, quien ha enfatizado al respecto que "la disgregación solo conduce a la irrelevancia, cuando no a la impotencia".

Rajoy ha coincidido este viernes con el presidente catalán, con quien se ha saludado y ha conversado brevemente, en el que supone su primer encuentro desde que Puigdemont anunció el miércoles su voluntad de convocar un referéndum de independencia en septiembre de 2017 tenga o no el aval del Estado.