arriba Ir arriba

El Aquarius ha atracado este miércoles en el puerto de La Valeta, en Malta, donde han desembarcado los 141 migrantes rescatados el pasado viernes en aguas del Mediterráneo frente a costas libias. Tras cinco días de incertidumbre, la embarcación gestionada por las ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras (MSF) ha podido llevar a los rescatados a tierra firme tras el acuerdo alcanzado este martes por España, Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y Mata para el reparto de los migrantes.

Los gobiernos de España y Francia han coordinado un acuerdo con otros cuatro países de la UE -Alemania, Portugal, Luxemburgo y Malta- para acoger a los 141 migrantes que salvó el Aquarius frente a las costas de Libia el pasado viernes y a otras 114 personas rescatadas por las autoridades maltesas. De todos ellos, España recibirá 60 migrantes después de que el Aquarius atraque en Malta.

El incendio declarado el viernes en el Algarve portugués sigue activo y afecta ya a más de 6.000 vecinos de Monchique. Las llamas han avanzado tanto que el fuego se ha quedado a pocos metros del pueblo. Más de 1.000 bomberos siguen luchando contra las llamas -30 fueron atendidos por cansacio- y todavía hay un centenar de desalojados en Perna da Negra. Se prevé que la situación se complique por las altas temperaturas y las fuertes rachas de viento, que ya han destruido decenas de coches y algunas casas.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, realizará una visita de Estado a Madrid y a Salamanca entre el 16 y 18 de abril próximos, durante la que se reunirá con el rey Felipe VI de España y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entre otras autoridades.

El séptimo presidente de Portugal desde la Revolución de los Claveles del 25 de abril de 1974 goza de una extraordinaria popularidad. En poco más de dos años de mandato ha cambiado totalmente el estilo y la forma en que el Presidente de la República se presentaba normalmente, imponiendo su estilo directo, cercano a la gente, que lo conoce popularmente como Marcelo.

Uno de los logros que se atribuyen a Marcelo Rebelo de Sousa es precisamente haber reducido la crispación política y social como consecuencia de la caída del gobierno del PSD de Passos Coelho. Marcelo Rebelo de Sousa lideró ese partido entre 1996 y 1999.

"Aprender a convivir con la diferencia es la mayor riqueza de la democracia" dice Marcelo, "no convertir cualquier discrepancia en un combate a vida o muerte, en un combate personal".

Rebelo de Sousa, que señala también al populismo como uno de los mayores riesgos de la democracia. "La mejor respuesta al populismo es estar próximo al pueblo, sin anular sino enriqueciendo la democracia representativa. Es comunicar de una forma que impida el distanciamiento popular y es anticipar las crisis previniéndolas, en vez de intentar resolverlas demasiado tarde".

En la entrevista concedida a Televisión Española confiesa que le ha sorprendido la estabilidad alcanzada por el gobierno en minoría del socialista Antonio Costa, apoyado en el Parlamento por Bloco de Esquerda (BE) y el Partido Comunista Portugués (PCP).

Rebelo de Sousa cree que es bueno para Portugal que el gobierno llegue al fin de la legislatura.