arriba Ir arriba
  • Al cierre del mes pasado, había 3.422.551 registrados en las oficinas de empleo
  • El sector servicios capitalizó todo el descenso del desempleo
  • Es la caída más baja en un mes de marzo desde 2014
  • Se registraron 1,6 millones de contratos, casi un 5% menos que un año antes
  • Subió el porcentaje de contratos indefinidos, que fueron el 11,75% del total
  • Casi uno de cada tres nuevos contratos fue temporal a tiempo parcial

El número de personas en paro bajó en 471.100 durante 2017, lo que supone que el total de desempleados se redujo un 11,12% respecto a los que había al terminar 2016. Esto supone el quinto descenso anual consecutivo. No obstante, esta reducción es inferior a las registradas en 2016, 2015 y 2014, cuando el desempleo retrocedió en 541.700, 678.200 y 477.900 parados, respectivamente. Esa ralentización del ritmo anual estuvo causada, en parte, por el mal comportamiento del último trimestre, cuando hubo 34.900 parados más, el mayor aumento en este tramo del año desde 2012.

El presidente de la CEOEJuan Rosell, ha recordado en Las mañanas de RNE que el mes de noviembre nunca ha sido un mes bueno para el empleo y ha subrayado que en esta ocasión no ha sido uno de los peores. Con el foco puesto en Cataluña, ha añadido que tampoco ha sido tan malo como podía esperarse, pero está convencido de que diciembre será muy bueno.

"Creo que tendremos un mes de diciembre muy bueno. El mes de noviembre ha sido mejor de lo esperado, pero el mes de diciembre, tal como estamos viendo y tal como está recibiendo informaciones el sector servicios, que es el que más empleo crea en el mes de diciembre, esperamos que diciembre y seguro que diciembre va a ser muy bueno", ha afirmado.

  • Es una subida inferior a la media registrada en ese mes en los últimos 8 años
  • Al cierre del mes había 3.467.026 personas apuntadas a las listas del desempleo
  • En el sector servicios, casi 51.000 personas se apuntaron al paro
  • Uno de cada diez contratos firmados fue indefinido
  • El alza interanual de la contratación indefinida triplicó al de la temporal