arriba Ir arriba

VIsitamos Kuwait, un pequeño país que, pese a quedar marcado por la Guerra del Golfo, encabeza el ranking de los países más caros. En su capital, Kuwait City, se combina el ocio y el lujo con la tradición, es decir, un oasis en medio del desierto. Situado estratégicamente entre Irak y Arabia Saudí, es famoso por ser uno de los mayores productores de petróleo del mundo.

El rey don Juan Carlos ha animado a las principales empresas de Kuwait a que aprovechen las oportunidades que ofrece la "solidez y el futuro" de la economía española. Lo ha dicho antes de partir hacia España, donde esta noche tiene previsto asistir a la final de la Copa del Rey de Fútbol.

El avión del rey Juan Carlos ha salido de Kuwait de regreso a España con algom más de una hora de retraso, debido a una avería. Con él viaja el resto de la delegación que le ha acompañado en su visita a los emiratos del Golfo Pérsico. En los últimos cinco meses, el Rey, la Reina, el Príncipe de Asturias y el presidente Rajoy, han tenido problemas con el avión en sus viajes oficiales.

 

Esta visita coincide con los 50 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y Kuwait. Con el Rey viaja una quincena de empresarios que optan a algunos de los muchos proyectos que está desarrollando el Emirato. Básicamente en infraestructuras de transporte, como la ampliación del aeropuerto, del puerto, el Metro de la ciudad de Kuwait y del servicio de Cercanías. Antes de viajar a Kuwait, el Rey ha visitado la Ciudad Financiera de Abu Dabi.

El Rey ha hecho patente la amistad que une a España con Kuwait con su asistencia al desfile conmemorativo del 50 aniversario de la independencia de este pequeño emirato, ajeno por ahora a la ola de protestas que recorre el Magreb y Oriente Próximo en favor de la democracia.

Don Juan Carlos tuvo el honor de sentarse a la derecha del emir kuwaití, el jeque Sabah al Ahmed al Sabah, por ser el jefe de Estado más veterano de la docena que asistieron al evento.

Una mujer de 23 años ha confesado que, el sábado pasado, prendió fuego a la carpa donde las mujeres y los niños celebraban una boda en Kuwait. Es la ex-mujer del novio. Ha dicho a la policía que quería quejarse por los malos tratos que sufrió durante su matrimonio y lo hizo de una manera tremenda.

El Rey continúa su visita oficial por el Golfo Pérsico y esta mañana ha estado en Kuwait para impulsar las relaciones económicas con ese país.Y es que después del escándalo KIO en los años 80, España y Kuwait dan por superada aquella mala experiencia y abren ahora una nueva etapa.