arriba Ir arriba

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado hoy al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a "dar la cara" en el Congreso para defender su plan y ha calificado de "intolerable" el gravísimo "chantaje" y la "amenaza" al Estado que cree que supone el borrador de la denominada "ley de ruptura" catalana. Rajoy ha emplazado a Puigdemont a que acuda al Congreso en su comparecencia ante los periodistas tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP y después de conocer el borrador de esa ley de ruptura.

El Comité de Bioética de España ha elaborado un Informe sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada en el que analiza esta práctica y propone promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestación "en garantía de la dignidad de la mujer y del niño". También reclama "dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero, para lo que podría considerarse la posibilidad, entre otras medidas legales, de sancionar a las agencias que se dedicaran a esta actividad".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado este miércole que mantiene su "plena confianza" en el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y en el fiscal general del Estado y el fiscal Anticorrupción pese a la reprobación que los tres recibieron ayer por parte del pleno del Congreso. Un día después de la reprobación de la Cámara Baja a Catalá, José Manuel Maza y Manuel Moix, Rajoy ha confirmado que no piensa cesarlos, mientras el portavoz socialista, Antonio Hernando, le ha acusado de "vivir en vilo a merced de la corrupción" y le ha exigido que acuda en persona a declarar en el juicio por el caso Gürtel. "Olvídese del plasma", le ha pedido Hernando al presidente del Gobierno, quien por su parte ha replicado al portavoz del PSOE aludiendo a las primarias de su partido, y ha señalado que espera que el próximo domingo llegue "su Pentecostés" y los socialistas "dejen de hacer méritos para que gane uno y no pierda otro".

La Operación Lezo y otros casos que salpican al PP van a volver a centrar este miércoles la sesión de control al Gobierno en el Congreso. El presidente, Mariano Rajoy, y varios de sus ministros responden preguntas de la oposición sobre la acción de la Justicia y las responsabilidades políticas. El grupo socialista va a preguntar al presidente si considera suficiente la reacción del Ejecutivo ante los últimos casos conocidos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este miércoles al fiscal anticorrupción, Manuel Moix, del que ha dicho que le avala ser un "profesional con amplia y exitosa trayectoria" que actúa con "total independencia y plena responsabilidad", y ha pedido también al PSOE que sea "constructivo" y apoye los Presupuestos Generales del Estado porque incluyen medidas para la lucha contra la corrupción.

En la sesión de control del Congreso, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz parlamentario del PSOE han preguntado a Rajoy sobre el trabajo de la Fiscalía Anticorrupción y por la lucha contra la corrupción.

Se trata de la primera vez que el presidente del Gobierno comparece en una sesión de control al Ejecutivo tras conocerse la Operación Lezo que afecta al expresidente 'popular' de la Comunidad de Madrid Ignacio González y las crisis abierta en la Fiscalía Anticorrupción a partir de este caso.