arriba Ir arriba

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles durante la sesión de control del Gobierno que espera tener un diálogo "normal y civilizado" cuando "las cosas se normalicen" en Cataluña, algo que confía ocurra pronto y porque así sucede en "todas las democracias".

Rajoy ha expresado esta disposición al diálogo en su respuesta al portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, a quien ha advertido de que el diálogo dejó de existir en Cataluña cuando sus gobernantes se saltaron la Constitución y el Estatuto, "inventaron" otra legislación e hicieron "caso omiso" de los tribunales.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado que los independentistas que se han manifestado en Bruselas en contra del Ejecutivo y de la Unión Europea han podido hacerlo por los derechos que les reporta tener un DNI español y formar parte de la UE.
Sáenz de Santamaría, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, ha subrayado que de quienes se han manifestado en la capital belga, algunos serán españoles y otros no. Y ha precisado que si los primeros han podido hacerlo es porque disponen de un DNI de España y de una Constitución que permite los derechos de manifestación y reunión. "Por tanto, están ejerciendo un derecho europeo derivado de que España forma parte de la Unión Europea", ha añadido.

El presidente del Gobierno ha respondido al anuncio que ha hecho el grupo de Unidos Podemos en el Congreso de presentar ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Rajoy Ha recordado que el artículo 155 "es absolutamente democrático", está en otras constituciones europeas y solo se aplica en "situaciones excepcionales", como es el caso de una declaración unilateral de independencia en Cataluña. "Me gustaría saber qué es lo que pretendían que hiciera"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha cuestionado este miércoles la estrategia del candidato de En Comú Podem a la Generalitat, Xavier Domènech, de hacer campaña por el independentismo y secundar todas sus propuestas. Ha sucedido durante la sesión de control en el Congreso en la que el portavoz de En Comù Podem ha preguntado al Gobierno si piensa abrir una negociación bilateral con el nuevo Govern de la Generalitat surgido de las elecciones del próximo 21 de diciembre. Saénz de Santamaría le ha reprochado que acuda al Congreso a hacer campaña con el independentismo y a traer "el independentismo secundario, que es secundar todas la propuestas electorales que hacen los independentistas". La vicepresidenta ha exigido a Unidos Podemos que "aclaren" sus posturas sobre la reforma constitucional. Por su parte, Domènech ha criticado que el Ejecutivo haya utilizado la “fuerza” en lugar de la “política” ante el desafío independentista. “¿Ustedes qué proponen más allá de los compromisos, que son papel mojado, con el PSOE?”, ha cuestionado.

El Gobierno ha propuesto como nuevo fiscal general del Estado al magistrado del Tribunal Supremo Julián Sánchez Melgar. Sustituye a José Manuel Maza, fallecido el sábado en Buenos Aires. El nuevo Fiscal General tendrá que ser nombrado por el Rey a propuesta del Gobierno. Entre sus primeros cometidos, Julián Sánchez Melgar deberá afrontar las causas abiertas por rebelión contra los independentistas en la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que deberían estar "inhabilitados políticamente" para presentarse a las elecciones del 21-D los que "han engañado a los catalanes", en alusión a los miembros cesados del Govern Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, por haber "engañado a los ciudadanos de Cataluña" sobre el procés independentista.

En una entrevista en la COPE, Rajoy se ha referido a las últimas declaraciones del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont quien ha asegurado que era posible "otra relación con España distinta a la independencia" y de miembros de ERC que han reconocido que Cataluña no estaba preparada para la secesión.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, considera que las declaraciones ante el Tribunal Supremo de los miembros de la Mesa del Parlament revelan que "la vuelta al orden constitucional" empieza a ser "una realidad". En este momento los catalanes pueden ver, ha señalado, quien ha actuado "con respeto al orden constitucional" y quienes han construido "una quimera sobre mentiras".