arriba Ir arriba

La Casa Blanca ha afirmado este martes que el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha solicitado en una nueva carta mantener un segundo encuentro con el presidente de EE.UU., Donald Trump, en cuya "coordinación" ya está trabajando. "El principal propósito de la carta era pedir, y buscar cómo concretar otro encuentro con el presidente", afirmó Sarah Sanders, portavoz presidencial, en una rueda de prensa en la Casa Blanca. Sanders, que calificó la misiva de Kim de "cálida" y "muy productiva", agregó que "ya se está en proceso de coordinación" para que se lleve a cabo. La portavoz evitó ofrecer detalles, no obstante, acerca del lugar y fecha del hipotético encuentro entre ambos mandatarios.

Se trata de la primera rueda de prensa de Sanders en casi tres semanas, algo inusual dada la tradicional comparecencia diaria de los portavoces presidenciales y que es resultado de los choques frontales del Gobierno de Trump con los medios de comunicación. En su histórica cumbre de junio en Singapur, Trump y Kim acordaron que trabajarían para desnuclearizar Corea del Norte, pero el diálogo bilateral no tardó en enquistarse debido a las diferencias sobre cómo llevar a cabo ese proceso. Corea del Norte ha demandado avances en la firma de un tratado de paz con el Sur que ponga fin al estado de guerra que técnicamente todavía se mantiene en la península, a cambio de ejecutar los pasos concretos para desmantelar su arsenal que le exige la Casa Blanca. Después de un pico de tensión en el que llegó a cancelar un viaje a Pionyang de su secretario de Estado, Mike Pompeo, Trump ha retomado su discurso amable hacia Kim, y el viernes anunció que esperaba otra carta del líder norcoreano.

La Casa Blanca y la clase política estadounidenses tratan de averiguar este jueves la identidad del alto cargo que escribió un artículo anónimo en el New York Times sobre Trump. En la tribuna, la persona, que dice hablar desde la "resistencia", retrata a un presidente que cambia de opinión cada minuto. La portavoz del Gobierno, Sarah Sanders, ha pedido a los seguidores de Trump que llamen al rotativo para exigir conocer la identidad de la fuente, que está protegida por los periodistas del rotativo. Mientras, el vicepresidente, el secretario de Estado o la Inteligencia americana han desmentido haberlo escrito.

Un presidente colérico, dado a tomar decisiones radicales y adoptar soluciones extremas ante graves crisis internacionales, al que sus propios subordinados desobedecen o tachan de incapaz. Este es el cuadro de la Casa Blanca con el presidente Donald Trump que pinta Bob Woodward, el periodista que junto a Carl Bernstein destapó el Watergate, en su libro Miedo: Trump en la Casa Blanca.

La última campaña publicitaria de Nike ha levantado una enorme polémica en Estados Unidos tras el fichaje de Colin Kaepernick. El exjugador de fútbol americano fue el primer rostro de las protestas contra el racismo en la liga NFL y contra los abusos policiales, lo que provocó que hasta el presidente Trump pidiese públicamente que lo expulsaran de la liga. La marca ha sufrido un desplome en Bolsa y los estadounidenses están divididos entre boicot y apoyo

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama (2009-2017) ha rendido homenaje al fallecido senador John McCain, de quien ha dicho que le hizo "mejor presidente" y quien, pese a sus sabidos desacuerdos, estaba en su "mismo equipo" por lograr un mejor país. Obama, uno de los elegidos por el propio senador para hablar en su última despedida celebrada en la Catedral Nacional de Washington, ha asegurado que tanto él como George W. Bush (2001-2009) tuvieron "la suerte" de competir con el senador republicano para llegar a la Casa Blanca, algo que les hizo "mejores presidentes".

Estados Unidos y México han cerrado este lunes un acuerdo comercial bilateral que sustituiría al actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), según ha resaltado el presidente estadounidense, Donald Trump, si bien el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha asegurado que aspiran a incorporar a Canadá a las negociaciones para cerrar un pacto trilateral que mantenga el actual área de libre comercio entre los tres países.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que si se le abre un juicio político en el Congreso para destituirle del cargo, un extremo que parece menos improbable después de su exabogado personal le implicará en la vulneración de las leyes de financiación electoral"los mercados [financieros] se hundirían" y el crecimiento económico se frenaría.

Así lo ha señalado en una entrevista concedida a la cadena Fox News Channel y difundida este jueves, dos días después de que Michael Cohen se declarase culpable ante un juez federal de Nueva York de varios delitos, entre ellos de violar la normativa sobre la financiación de campañas electorales al admitir que pagó con dinero de la campaña de Trump a dos mujeres para que no airearan sus relaciones con el entonces candidato a la Casa Blanca.

Cohen dejó claro en su comparecencia judicial que la orden había partido del propio Trump, lo que podría involucrarle en un delito federal, y, aunque el presidente de Estados Unidos no puede ser encausado, abriría la puerta a que el Congreso pusiera en marcha un procedimiento de impeachment o juicio político.

Pero Trump, que en la misma entrevista niega haber comprado el silencio de las dos mujeres con dinero de campaña y defiende que los pagos salieron de su bolsillo, ha advertido de las consecuencias que tendría poner en marcha ese proceso: "Si soy censurado, los mercados se hundirían. Creo que todo el mundo sería más pobre", ha subrayado.