Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, ha hablado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso tras la victoria del PSOE en las elecciones generales, expresando la preferencia de los empresarios españoles por un gobierno en solitario del PSOE: "pensamos que un gobierno monocolor sería más adecuado en estos momentos para nuestro país", ha dicho, porque "daría más estabilidad". Garamendi también ha explicado que no hay que olvidarse de la próxima cita electoral, en la que ha remarcado la importancia de las elecciones europeas.

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, ha calificado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso de "tristeza" el cierre del Pacto de toledo sin un acuerdo para la reforma de las pensiones, un tema "importante" que, según dice, "no puede legislar nadie en solitario" por lo que "es clave un pacto de estado en este sentido".

Garamendi también ha mostrado su malestar en referencia a la posibilidad de que el Gobierno legisle mediante Reales Decretos materias sensibles como las pensiones o la reforma laboral desde ahora hasta las elecciones, porque "no están hechos para ello", y en su opinión "es mucho más lógico que los españoles decidiéramos cuál es nuestro parlamento y a partir de ahí se legisle". Según ha dicho, los empresarios consideran la reforma laboral "importante pero no urgente". 

El presidente de la CEOE ha confirmado que mantiene un diálogo abierto con el ejecutivo, en una relación que ha calificado de "excelente", a pesar de no compartir sus planteamientos.

El empleo aumentó en 566.200 personas en 2018, hasta lograr los 19,56 millones de trabajadores, una cifra no alcanzada desde el año 2006. La tasa de paro se situó en el 14,45%. Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso analiza estos datos con Blanca Pascual, periodista del Área de Economía de RNE y las entrevistas a Jordi García Viña, director de Relaciones Laborales de la CEOE y Florentino Felgueroso, economista de FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada).

Antonio Garamendi, candidato a presidir la CEOElamenta en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que el Gobierno lance globos sonda en materia de impuestos porque pueden generar inestabilidad, dice. Defiende la reforma laboral porque explica que no se han cerrado empresas que ahora están contratando. Lamenta, eso sí, que la salida de la crisis haya generado una bolsa importante de precariedad. Asegura que España va a crecer por encima de la UE, pero advierte del riesgo que supone que nos gastemos lo que no tenemos.

En cuanto al asunto de las titulaciones académicas que se han puesto en cuestión, señala que le produce tristeza porque al ciudadano es un debate que le tiene perplejo. Además, la imagen que se da de España en el exterior es bastante peor, en su opinión. Lamenta también que se esté poniendo en duda una institución fundamental como es la universidad. En este sentido avanza una reunión con la CRUE para avanzar en la reforma de las universidades, entre todos, apunta.

Antonio Garamendi, candidato a presidir la CEOElamenta en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que el Gobierno lance globos sonda en materia de impuestos porque pueden generar inestabilidad, dice. Defiende la reforma laboral porque explica que no se han cerrado empresas que ahora están contratando. Lamenta, eso sí, que la salida de la crisis haya generado una bolsa importante de precariedad. Asegura que España va a crecer por encima de la UE, pero advierte del riesgo que supone que nos gastemos lo que no tenemos.

En cuanto al asunto de las titulaciones académicas que se han puesto en cuestión, señala que le produce tristeza porque al ciudadano es un debate que le tiene perplejo. Además, la imagen que se da de España en el exterior es bastante peor, en su opinión. Lamenta también que se esté poniendo en duda una institución fundamental como es la universidad. En este sentido avanza una reunión con la CRUE para avanzar en la reforma de las universidades, entre todos, apunta.

Doce días después de llegar a La Moncloa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido este miércoles la primera reunión de diálogo social con los líderes de patronal y sindicatos. En el encuentro ha participado también la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quien ha señalado que ve posible lograr un acuerdo social y político que modifique puntos esenciales del estatuto de los trabajadores, pese a que es consciente "del lugar que ocupa" el Gobierno por la "aritmética parlamentaria".

Los agentes sociales han planteado al Gobierno en la reunión los pormenores del acuerdo para el empleo y la negociación colectiva que están pactando, y que supondrá un incremento salarial para los tres próximos años "de en torno" al 2%, más un 1% adicional, con un salario mínimo de 1.000 euros por convenio y una cláusula de garantía.

El presidente de la CEOEJuan Rosell, ha afirmado en Las mañanas de RNE que los cambios en la reforma laboral deben mejorarla, pero no empeorarla. "Una cosas son las expresiones y otra cosa son las realidades. La legislación laboral no se puede cambiar de un plumazo. Hay más de 7.000 leyes en este país", ha subrayado Rosell que, por otro lado, se muestra optimista sobre el acuerdo salarial.

El secretario general de UGTPepe Álvarez, ha asegurado en Las mañanas de RNE que acude a la negociación con la patronal para la subida de los salarios "sin líneas rojas". En su opinión, aumentar los sueldos ni va contra la economía española ni contra la productividad.

Ha afirmado también que no va a perder ni un minuto en hablar de la propuesta que ha salido de la junta directiva de la CEOE en la que se ofrece un alza de retribuciones del 2%. Cree que hay tiempo y argumentos suficientes.

"Yo creo que vamos a tener mucha capacidad para convencer a los empresarios de nuestro país que, por cierto, a algunos de ellos yo los he oído decir en micrófonos de radio y televisiones que con los 650 euros un trabajador en nuestro país no puede vivir. Yo estoy de acuerdo con eso y ahora de lo que se trata es de que eso se pueda llevar a la mesa de un convenio colectivo y se pueda plasmar en una resolución", ha explicado.

El secretario general de UGTPepe Álvarez, ha asegurado en Las mañanas de RNE que acude a la negociación con la patronal para la subida de los salarios "sin líneas rojas". En su opinión, aumentar los sueldos ni va contra la economía española ni contra la productividad.

Ha afirmado también que no va a perder ni un minuto en hablar de la propuesta que ha salido de la junta directiva de la CEOE en la que se ofrece un alza de retribuciones del 2%. Cree que hay tiempo y argumentos suficientes.

"Yo creo que vamos a tener mucha capacidad para convencer a los empresarios de nuestro país que, por cierto, a algunos de ellos yo los he oído decir en micrófonos de radio y televisiones que con los 650 euros un trabajador en nuestro país no puede vivir. Yo estoy de acuerdo con eso y ahora de lo que se trata es de que eso se pueda llevar a la mesa de un convenio colectivo y se pueda plasmar en una resolución", ha explicado.