arriba Ir arriba

El registro de partidos, que depende del Ministerio del Interior, ya denegó en 2015 que se registrara un nombre similar por parecerse demasiado a la escisión de Unió "Demòcrates de Cataluña", que ha amenazado con denunciar. Interior se pronunciará cuando el partido se registre oficialmente, pero advierte de antecedentes que acabaron en denegación.

En Catalunya, sigue abierto el conflicto alrededor de nombre del Partido Demócrata Catalán, el partido que sucede a la antigua Convergencia. El nombre es similar al de la formación que se escindió de Unió Democrática y se incorporó a Junts Pel Sí. Y por esa razón, no puede aparecer con ese nombre en el registro del ministerio, aunque los dirigentes del nuevo partido creen que Fernández Díaz está detrás del conflicto.

El juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que investiga la causa por la consulta del 9N ve indicios para juzgar al expresidente de la Generalitat Artur Mas, a la exvicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y a la exconsellera de Educación, Irene Rigau por presunta prevaricación administrativa y desobediencia, en un auto en el que pone fin a la instrucción de la causa.

El magistrado Joan Manel Abril considera que hay indicios de que los tres encausados podrían haber incurrio en un delito de desobediencia grave, penado por el artículo 410.1 del Código Penal, al existir una providencia del Tribunal Constitucional (TC) del 4 de noviembre de 2014 que determinaba la suspensión de la convocatoria del 9N, así como de los actos de preparación de la misma.

La consellera de la Presidencia, Neus Munté, ha dicho sentir "vergüenza" por el "juicio político" contra el expresidente de la Generalitat Artur Mas por haber organizado la consulta soberanista del 9N de 2014.

Tras la reunión de este martes del Govern, Mas ha denunciado la "intencionalidad política" de este proceso judicial, por el que, ha dicho, "todos los demócratas deberían ruborizarse". "Es un juicio político desde el primer minuto", ha insistido la portavoz del Govern.

El juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que investiga la causa por la consulta del 9N ve indicios para juzgar al expresidente de la Generalitat Artur Mas, a la exvicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y a la exconsellera de Educación, Irene Rigau por presunta prevaricación administrativa y desobediencia, en un auto en el que pone fin a la instrucción de la causa.

El magistrado Joan Manel Abril considera que hay indicios de que los tres encausados podrían haber incurrio en un delito de desobediencia grave, penado por el artículo 410.1 del Código Penal, al existir una providencia del Tribunal Constitucional (TC) del 4 de noviembre de 2014 que determinaba la suspensión de la convocatoria del 9N, así como de los actos de preparación de la misma.

El director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, planteó al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, un plan para apartar al entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, y poner al frente de Convergència (CDC) a Germà Gordó, entonces conseller de Justicia y contrario a las tesis independentistas, en la primera reunión que mantuvieron en octubre de 2014, según las nuevas grabaciones difundidas este jueves por el diario Público.

El expresidente catalán y líder de CDC, Artur Mas, ha erigido este domingo a su partido como el voto "seguro, fiable y sin agendas alternativas" al objetivo de la independencia de Cataluña, ya que están "hartos y cansados", ha afirmado, de que en España se "gobierne sin Cataluña y contra Cataluña". CDC ha celebrado su mitin central en Vic (Barcelona) con la participación de los cabeza de lista al Congreso y Senado, Francesc Homs y Miquel Calçada, respectivamente, Artur Mas y su sucesor en el cargo, Carles Puigdemont, quien ha reclamado una "fuerza insobornable" que le fortalezca para negociar con el Estado los "términos" de una hipotética independencia de Cataluña.
 

Francesc Homs, el exconseller de presidencia y portavoz de Democracia i Libertad, ha comparecido ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, acusado de haber desempeñado un papel relevante en la consulta soberanista del 9N. Lo ha hecho de forma voluntaria, antes de que el juez decida si remite el caso al Supremo, dada la condición de diputado Francesc Homs, que como ha sucedido en otros casos, ha acudido acompañado de varios centenares de partidarios de la independencia, de miembros del Gobierno catalán y de varios partidos. A su regreso a la sede de su partido, ha sido recibido por Artur Mas y el actual president Carles Puigdemont (07/03/16).