Enlaces accesibilidad

OT 2020

Mucha más emoción en las galas de 'Operación Triunfo'

Por
Presentación de Operación Triunfo 2020 en el nuevo plató
Presentación de OT 2020 en el nuevo plató OPERACIÓN TRIUNFO

Tras más de un año de descanso que le ha servido para reflexionar y reinventarse, ‘Operación Triunfo’ vuelve a la parrilla con novedades que despierten el interés y emocionen a la audiencia después de haber hecho “el mejor casting de la historia del formato”, según afirmó Roberto Leal en la rueda de prensa de presentación del programa.

Unas galas más tensas y exigentes

La undécima edición que arranca el próximo domingo incorpora importantes cambios en la mecánica, enfocados a conseguir más tensión y a que nadie dé por hecho que tiene el puesto asegurado.
Si hasta ahora los nominados siempre eran cuatro, en la nueva entrega no hay ningún límite. De esta manera no volverá a suceder que, si al finalizar las nominaciones quedan dos concursantes y uno por nominar, se sepa el desenlace final. No habrá lugar para hacer números con la cantidad de nominados y los que quedan por nominar. Hasta el último veredicto de la gala, todos serán nominables y todo estará en juego.
Históricamente, de los cuatro nominados, a uno lo salvaban los profesores de la Academia y a otro sus compañeros. Así, al finalizar la gala quedaban dos nominados definitivos a expensas de las votaciones de la audiencia durante la semana. En OT 2020 la presión sobre los concursantes aumenta, ya que todos ellos podrán ser nominados en cada una de las galas. El jurado no tendrá límite de nominaciones y los profesores, si consideran que sus alumnos no han estado a la altura de la exigencia de las clases, podrán abstenerse de salvar a uno.
Con ello, se transmite la sensación de que, como en la realidad de la industria musical, con el esfuerzo, el trabajo, el talento y la disciplina no se debe bajar la guardia.

Cambia el privilegio del favorito

Cuando se dice que todos pueden ser nominados eso incluye al favorito elegido por la audiencia. Hasta ahora, su premio era salvarse automáticamente y asegurarse dos semanas más en la Academia. Esto cambia en el nuevo OT. La audiencia seguirá teniendo la posibilidad de escoger a su concursante favorito, pero este no podrá relajarse durante las nominaciones, porque si el jurado considera que su actuación no ha estado a la altura, podrá ponerlo en la palestra.
Eso sí, por ser el preferido de los espectadores, tendrá un premio especial que se dará a conocer cada semana: poder actuar en solitario o, por el contrario, elegir al compañero con el que quiere cantar; elegir la canción que quiere defender -algo que hasta ahora solo hacían los nominados- o salvar a alguien de la nominación serán algunos de los privilegios de los que podrá disfrutar el favorito semana a semana en esta edición.
Un elemento de sorpresa en la gala y un desencadenante de toma de decisiones importantes para los concursantes esa misma noche o a lo largo de la semana.

La canción grupal a examen

Las actuaciones grupales que abren la gala son uno de los iconos de Operación Triunfo. Por ello, en esta nueva edición se ha decidido darles un protagonismo aún mayor. Si en algún momento los concursantes les habían podido prestar menos atención, no va a ser el caso de los de OT 2020, porque algunas de las galas someterán a un juicio particular estas actuaciones. Los concursantes deberán mantener la entrega y el esfuerzo en la canción grupal ya que de su ejecución dependerán algunas ventajas o perjuicios a la hora de las valoraciones finales.

El expulsado solo se despedirá en la gala

En las dos pasadas ediciones, el expulsado se despedía de sus compañeros al final de la gala para luego volver a verles en “El Chat” al cabo de media hora. Eso no va a volver a suceder. Los concursantes se despedirán para siempre de su compañero eliminado y no volverán a verle hasta que cada uno salga del programa, algo que hará más emocionante el momento del adiós.
No así los espectadores, que sí le podrán ver al inicio de “El Chat”, pero siendo entrevistado por Noemí Galera, la directora de la Academia, con la que repasará su paso por el programa y las razones que le hayan hecho ser el expulsado por la audiencia.

Un OT más emocional

El casting es brillante, las historias son personales, emotivas y cercanas y la personalidad de los concursantes va a impactar en el público”. Así de contundente fue Toñi Prietodirectora de entretenimiento de TVE, en la rueda de prensa de presentación del programa. 
Entre los 30 finalistas que tienen opciones a entrar en la Academia hay perfiles muy poderosos: personas muy jóvenes con una trayectoria vital impactante, vidas sorprendentes, de orígenes muy diversos, con historias de superación y experiencias difíciles, con gustos atípicos… Personas, en definitiva, marcadas por los problemas de su generación.
Respecto a la música, algunos tienen experiencia en escenarios de todo el mundo y otros solo han salido de su habitación a través de versiones grabadas con sus ordenadores.
Un casting nuevo, carismático, vivo y diferente; un casting que desafió la capacidad de sorpresa con un denominador comúnel alto grado de emoción de todos sus participantes.

La Gala 0, el domingo a las 22:05 en La 1

A las pruebas de OT 2020 se presentaron más de 10.600 aspirantesSolo 16 de ellos lograrán ser concursantes de ‘Operación Triunfo’. Quiénes son, cuáles son sus historias, sus ilusiones cuántos lograrán su sueño de vivir de la música, lo sabremos a partir del próximo domingo 12, a las 22:05.