Anterior MasterChef 5 - Las manitas de cerdo de Edurne Siguiente Así han sido los primeros capítulos de 'Servir y proteger' Arriba Ir arriba
Documentos TV - El sexo sentido

Documentos TV. "El sexo sentido"

|

FICHA TÉCNICA

Producción: TVE 2014
Guión: Concha Inza Romea
Realización: Manuel Armán
Imagen:
      Fran Martín
      Pedro Fernández Vara
      Francisco Javier Ginés
Sonido: Quique Bravo 
Montaje: Fuencisla Ruiz
Productor: Santiago Muñoz
Ayudantes de producción:
      Enrique Ballesteros
     Juan Carlos Gámez
Posproducción: Marta Garabatos
Sonorización: Senén Feito
Sonido de estudio: Curro Escribano
Ambientación musical: Noelia Romero
Clasificación: mayores de 7 años

En contra de lo que se pueda creer, la transexualidad no es una circunstancia que aparece repentinamente en la adolescencia o en la edad adulta. Desde que los niños y niñas tienen conciencia de sí mismos y empiezan a relacionarse lo hacen con una identidad que se manifiesta en comportamientos, actitudes y gustos que, casi siempre, van acordes con su sexo biológico. En el caso de niños transexuales, sin embargo, ya en la primera infancia empiezan a sufrir una incomodidad y un malestar intenso con sus genitales y con la forma en que son percibidos por su entorno.

Piden ser tratados de acuerdo a su género sentido, en contradicción con su sexo biológico

Algunos lo verbalizan con una claridad sorprendente. Niñas que con dos años rechazan radicalmente los vestidos o cualquier manifestación identificada con el sexo femenino y preguntan que cuándo les saldrá la 'colita', niños que con tres años afirman 'soy una niña', actúan como tal y repudian sus órganos masculinos. Unas y otros piden ser tratados de acuerdo a su género sentido, que está en contradicción con su sexo biológico.

La respuesta de las familias

En los últimos años se ha producido un cambio social importante que se evidencia claramente en la respuesta de las familias ante la transexualidad o disforia de género en alguno de sus miembros. 

Hay que trabajar no sólo con el niño, sino con todo su entorno

"Afortunadamente cada vez son más las familias que acuden y nos traen a su hijo adolescente o a su niño explicándonos que lo está pasando muy mal y que no saben cómo ayudarlo, o que el niño les ha explicado su malestar y le acompañan para ver qué se puede hacer", explica Esther Gómez, psiquiatra de la Unidad de Identidad de Género de Cataluña, en el Hospital Clinic de Barcelona. Sólo en esta unidad se han atendido en los últimos tres o cuatro años a al menos 60 menores. ‘Hay que trabajar no sólo con el niño, sino con todo su entorno, la familia, la escuela, los amigos porque lo más importante es que haya un marco de comprensión y de buena aceptación de una realidad que puede no estar muy bien definida en un primer momento’ añade Irene Halperín, endocrinóloga de la misma Unidad.

Una sociedad más sensibilizada

Los expertos aseguran que no se puede hablar de un aumento en el número de niños transexuales respecto a hace unos años, sino que hay una mayor percepción y reconocimiento de su existencia. La sociedad está más sensibilizada, es más tolerante y los menores se sienten más apoyados, lo que les permite manifestar su malestar y su sentir, algo impensable hasta hace poco tiempo.

El documental El sexo sentido entra en la vida de varios de estos niños y niñas y de sus familias. Entre todos hacen el retrato de una realidad desconocida para la mayoría, muestran los obstáculos que estos menores tienen para desarrollarse libremente y los problemas sociales, médicos y legales a los que se tienen que enfrentar.

Los especialistas aseguran que cuanto antes se detecte y diagnostique la disforia de género o transexualidad más fácil será evitar años de intenso sufrimiento, a ellos y a sus familias, y favorecer que estas personas tengan una mayor adaptación en todos los ámbitos de su vida.

Un proceso duro necesitado de apoyo y acompañamiento

Todo hace pensar que la actual generación de transexuales, los más jóvenes, tendrán una trayectoria más fácil que aquéllos que pasaron por la misma situación hace años. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aún en las mejores condiciones, se trata de un proceso de enorme dureza, que precisa de un gran apoyo y acompañamiento.

Esos soportes sociales, educativos, sanitarios y legales son los que reivindican para sus hij@s las familias de l@s menores transexuales, que están siendo el auténtico motor del cambio en la percepción de la transexualidad en niños y niñas.