Cómo se hizo... el capítulo 232: "Vivir"

  • Charlamos con Antonio Cano, director del capítulo 232 
  • Vuelve a ver el capítulo de la semana, "Vivir"
Programas para todos los públicos
RTVE.es 

Nadie puede poner en duda que "Vivir", el capítulo de esta semana en Cuéntame cómo pasó, ha sido uno de los más emotivos de la temporada. Mercedes a punto ha estado de tirar la toalla y dejar la quimioterapia, pero el amor de su familia le ha dado el último impulso que necesitaba para seguir luchando y curarse

"Este capítulo tiene un tempo mucho más cinematográfico que los anteriores, en el que la duración de los planos está al servicio emocional de los personajes, que están en un estado de continua angustia y espera, y por eso abundan los primeros planos, planos muy cortos que te acercan a las emociones de los personajes", explica Antonio Cano, director del capítulo 232

La presencia de la naturaleza

La familia Alcántara se traslada por unos días a Sagrillas, en busca de un poco de tranquilidad y de contacto con la naturaleza, algo fundamental en este episodio. 

"Es muy evidente la presencia de los cuatro elementos naturales. Por un lado tenemos la tierra, que está presente en todo el capítulo por el deseo de los personajes de estar en el campo, de ver el bosque a través de la ventana. También tenemos el viento, que casi podemos masticarlo y perfuma muchas de las escenas. El  fuego lo encontramos en la chimenea del hogar y en la vela que encienden Herminia y Antonio, que simboliza la esperanza de la familia para que Mercedes se recupere. Y, por último, también está muy presente el agua, sobre todo en la necesidad que tiene Merche de escuchar el río, que nunca le ha sonado tan puro como ahora", afirma el director.

Una música emotiva y desgarradora

En Cuéntame cómo pasó la música juega un papel fundamental, y en este capítulo mucho más. En la banda sonora de "Vivir" no faltan los sonidos del pueblo, de las ovejas, el ladrido de los perros y el agua del río, acompañados por una música que se caracteriza "por sonidos primarios, con la flauta, el chelo, el violín y la guitarra, que aportan sonidos muy puros y limpios que potencian el sentir de los personajes", explica el director. 

Otro de los sonidos presentes a lo largo de todo el capítulo es el que produce el shakuhachi, una flauta oriental fabricada con bambú "que emite un sonido roto muy emocional que se asemeja al estado de los personajes. Es curioso porque la música del shakuhachi no se escribe nunca en una partitura, porque el compositor toca transmitiendo el sentimiento que tiene en ese momento, que es muy distinto a como se siente en cualquier otro momento y esa filosofía de sonidos nos ha gustado reflejarla en el capítulo", explica Cano.

Un intepretación "sobrecogedora"

Una semana más, Ana Duato ha interpretado a la perfección a Mercedes, en una temporada que le ha obligado a abordar el personaje desde una perspectiva nunca vista en la serie. 

"El trabajo de Ana en este capítulo es sobrecogedor porque se ha preparado muy bien el personaje. Ha acudido varias veces a la asociación de enfermos de cáncer y ha conocido a mujeres que sufrieron cáncer de mama en los ochenta", explica Antonio Cano, que reconoce que para muchas personas que hayan vivido de cerca esta enfermedad "se les habrá hecho muy difícil seguir la trama" pero asegura que este capítulo, lejos de subrayar la tragedia, "es un canto a la vida, a la esperanza y a la energía de vivir".

Paquita y Miguel, ¿habrá divorcio?

Al margen de la trama de la enfermedad de Mercedes, otro de los momentos más intensos del capítulo ha sido el protagonizado por Paquita y Miguel después de que "la loba" descubriera que su marido lleva varios meses siéndole infiel con "una tal Rocío Carvajal". 

Paquita le ha preguntado directamente a Miguel por su relación con Rocío, quien le ha dado a entender que lo de la andaluza ha sido un desliz que, eso sí, se ha prolongado en el tiempo. Pero la sobrina de Mercedes no perdona y le ha dejado las cosas muy claras al padre de sus hijas: cuando vuelva a Madrid, Miguel debe irse de casa y buscarse un abogado. ¿Está enterrada cualquier posibilidad de reconciliación?

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:1573