Cuéntame cómo se hizo... el capítulo 228: "La hora de la verdad"

  • "El enfermo era tratado como un menor de edad en aras de la recuperación"
  • La dualidad entre la alegría de Merche y el sufrimiento de Antonio es el centro
Programas para todos los públicos
Vídeos relacionados
RTVE.es 

Muchos de los seguidores de Cuéntame cómo pasó están de acuerdo en que "La hora de la verdad" ha sido posiblemente el capítulo más duro de la historia de la serie.

Algunos incluso se han enfadado por la dureza emocional de un capítulo "en el que las sospechas en torno a la enfermedad de Mercedes se confirman", asegura Moisés Ramos, director del episodio.

Precisamente para evitar dolor y sufrimiento a Mercedes, el doctor le oculta el diagnóstico. "Como en aquella época los médicos no eran muy partidarios de contar al paciente toda la verdad del diagnóstico -asegura Ramos-, Antonio decide ocultarle a Merche, instigado por el médico, la gravedad del tumor, que es maligno".

Así, durante todo el capítulo el espectador presencia una dualidad llena de tensión. Mercedes "vive gran parte del capítulo, no sé si engañada, pero al menos sí en la inconsciencia, cree que es es un tumor benigno, que se va a poder curar, pero no es así".

Antonio, por su parte, "asume que puede llevarlo solo". Pero ese pesar soportado en soledad dura solo un día. Al final de la jornada, decide ir al Bar Fly para que no se entere su mujer y llamar a su hijo mayor a Roma para comunicárselo.

En una escena que aspira a ser una de las más recordadas, Carlos e Inés entran en el local en medio de la llamada y se enteran de la gravedad del diagnóstico.

Mientras tanto, Mercedes se ha enterado de la funesta noticia por una llamada que no debería haberse producido. "Que la persona que padece la enfermedad sea la última en conocer la dimensión de la enfermedad, para ella es hiriente porque es una persona madura, valiente y que lo podría afrontar", considera Ramos.

"Los equipos de guionistas, y de documentación, y los actores -explica Ramos- han hecho un trabajo para no tratarlo solo desde un punto de vista médico u oncológico, sino acerca de cómo se trataba al paciente, que se le trataba como un menor de edad, se le trataba de evitar el trance en aras de una mejor recuperación. En la medida que esa persona no fuera consciente de la enfermedad, se supone que estaba mejor de ánimo y eso podía ayudar al tratamiento".

El testamento de Miguel y Carlos se enfada

Además de esta trama central en el capítulo se nos narra la preocupación de Paquita por la herencia de sus hijas en el caso de que Miguel muriese y presiona a este para que haga testamento.

En cuanto a Carlos, lo de la relación "ni exclusiva ni excluyente" con Arancha empieza a resultarle irritante. Lo del trío ya no resulta tan divertido para él, toda vez que tiene que presenciar los juegos eróticos de la chica y Felipe.

Por eso, acudirá a su hermana Inés a pedirle consejo. Entre tanto, llegará una carta de Karina anunciándole que pasará por Madrid en unos días.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:1573