Anterior 'Los perros', Premio Radio Exterior de España Siguiente Viva la música Viva: Papaya y Soledad Vélez desde Oviedo Arriba Ir arriba
 Daniel Alonso Simón, presidente de la Asociación Española de Coleccionistas de Lotería (AECLOT)
Daniel Alonso Simón, presidente de la Asociación Española de Coleccionistas de Lotería (AECLOT) tve
Lotería de Navidad 2016

Los décimos de lotería, "los mejores cromos"

  • Tras el sorteo de Lotería de Navidad 2016, algunos décimos pasarán a formar parte de las colecciones de numerosos aficionados

  • El valor de los billetes varía en función de su fecha o estado de conservación

  • El presidente de la Asociación Española de Coleccionistas de Loteria (AECLOT) explica qué es la loterofilia

  • Comprueba tus décimos de Lotería de Navidad

  • El Gordo de la Lotería de Navidad 2016, el 66.513

|

Los décimos de la Lotería de Navidad están llamados, un año más, a cumplir las ilusiones de los españoles el próximo 22 de diciembre, cuando el sorteo tradicional determinará si resultan premiados o no. A pesar de que muchos decepcionados rompen y tiran sus billetes cuando descubren que no han sido agraciados, un colectivo los guarda con mimo: los coleccionistas de lotería.

Es el caso de Daniel Alonso Simónpresidente de la Asociación Española de Coleccionistas de Lotería (AECLOT), quien siendo un niño abandonó su colección de cromos para dedicarse a la loterofilia: "Un buen día descubrí en casa una caja llena de décimos de lotería que guardaba mi padre. Aquellos décimos me parecieron los mejores cromos y los más fáciles de conseguir, así que cada semana me pasaba por las administraciones de lotería para recogerlos de la papeleras", explica en una entrevista concedida a RTVE.es.

Cada semana me pasaba por las administraciones de lotería para recogerlos de la papeleras.

Su valor depende de muchas variables

Pero, como indica, no vale cualquier décimo, pues conseguir un determinado número de un sorteo concreto -una fecha específica- y, sobre todo, si el sorteo es antiguo, entraña mucha dificultad y en raras ocasiones se puede conseguir. Sin embargo, si se trata de encontrar un número determinado para coleccionar "la numérica" -del 00000 al 99999-, la tarea es mucho más sencilla.

Asimismo, los coleccionistas tienen muy en cuenta el estado de conservación de los billetes, ya que no deben tener dobleces, roturas ni escritos y, en caso de décimos antiguos, cuando se cortaban a mano, que mantengan sus márgenes con al menos un centímetro por cada lado.

Su valor también variará en función de su fecha: "Nos podemos encontrar con décimos de la década de los 60 cuyo precio puede oscilar entre uno y tres euros; o sorteos del siglo XIX cuyo valor medio de mercado ronda los 100 - 200 euros, dependiendo del año y la fecha", explica Daniel. Uno de los sorteos más valorados es cualquiera de los celebrados en 1812, por ser este año el de la creación de la Lotería Nacional. Su valor puede llegar a alcanzar hasta los 6.000 euros. Por contra, los décimos sorteados a partir de 1970 "raramente llegan a alcanzar los 50 céntimos".

Además, "otra de las razones por las que un décimo puede sobrevalorarse es cuando contiene errores de impresión o ha sido sellado en su reverso con algún acontecimiento extraordinario, como fue el caso de la Expo 92 de Sevilla", añade el presidente de AECLOT.

Un décimo puede sobrevalorarse cuando contiene errores de impresión o ha sido sellado en su reverso con algún acontecimiento extraordinario.

Una afición poco conocida

Esta afición era muy conocida en las décadas de los 70 y 80, bastante extendida y compartida, sobre todo, entre los coleccionistas de sellos. "Con el paso de los años ha ido decayendo notablemente, al igual que otros tipos de coleccionismos que en la actualidad no cuentan con el suficiente apoyo", asegura Alonso, que lo atribuye a la desaparición, a finales de los 90, del departamento que el Servicio Nacional de Loterías dedicaba a los coleccionistas: "Esto, junto con las crisis económicas, el avance de las tecnologías -videojuegos- y por qué no decirlo, la falta de motivación entre nuestros jóvenes, hace que el coleccionismo en general no esté pasando por sus mejores momentos".

El coleccionista explica que uno de los principales motivos por los que nació la asociación que preside fue el crear un punto de encuentro para tratar de poner en contacto a todos los aficionados, en este caso a través de su web.

"Por este motivo se creó un registro en el que cada coleccionista, sea socio o no, puede apuntarse, publicar sus listas de faltas y entrar en contacto con otros aficionados. Otro de los puntos de encuentro son las ferias de coleccionismo, en las que puedes hacer intercambios y conseguir alguna de tus faltas", comenta.

Pasión por la Lotería Nacional

Daniel Alonso es un apasionado de la Lotería Nacional, pues su colección abarca, además de numerosos décimos, todo tipo de artículos como programas, carteles, postales, barajas o llaveros.

En cuanto a los billetes, su colección incluye un sorteo de cada año desde 1812 a 1899, cuatro sorteos por año desde el año 1900 a 1935 -uno ordinario, otro extraordinario, el del Niño y el de Navidad- y todos los sorteos comprendidos entre 1936 y la actualidad -incluidos los sorteos de los jueves-.

"Uno de los décimos al que más aprecio le tengo es el sorteo celebrado en Tenerife en el primer año de la Guerra Civil, concretamente el 11 de noviembre de 1936, el cual fue autorizado por el General Franco con motivo de la creación de la Lotería Patriótica. Este sorteo lo conseguí a través de un buen amigo y únicamente se conocen tres ejemplares", señala.

A su colección se suma un décimo con la numeración 100000, ya que lo habitual es que un sorteo de lotería comprenda desde el 00000 al 99999.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente