The Stone Roses resucitan en el FIB después de dieciséis años

  • La banda británica vuelveal FIB con temas por los que no pasa el tiempo
  • Noel Gallagher recurre al repertorio de Oasis para apuntarse un nuevo triunfo
  • New Order y David Guetta despiden el Festival de Benicàssim el domingo
Programas para todos los públicos
EFE 

El grupo británico The Stone Roses ha vuelto este sábado al Festival Internacional de Benicàssim con un concierto que se ha convertido en la resurrección de la banda, que se separó hace dieciséis años casualmente poco después de actuar en el FIB.

Al acabar el concierto, los componentes del grupo liderado por Ian Brown se han fundido en un emocionante abrazo que ha puesto el sello a uno de los regresos más esperados por el público, sobre todo por el británico.

Con un atuendo muy juvenil que contrasta con la edad de sus componentes, The Stone Roses no han dado ni un respiro al público, que no ha dejado de bailar y cantar las míticas canciones de una de las bandas más representativas del movimiento Manchester de la década de los ochenta.

Los primeros acordes que han sonado sobre el escenario Maravillas del FIB han sido los de I wanna be adored , que ha sumergido a los fibers en una especie de oración colectiva por estos dioses del rock alternativo.

Con Fool Gold han llegado a uno de los momentos álgidos de la actuación, que solo se ha visto superado por temas como "Waterfall" o "Love Spreads" en lo que parecía una sesión de karaoke multitudinaria.

Y al final, como para demostrar que han vuelto con la misma energía que en el siglo pasado y con unas canciones por las que no pasa el tiempo, la banda se ha despedido con "I am the resurrection" y con un gran aplauso, de ellos hacia el público, y del público hacia este mítico grupo al que llevaban años ansiando ver en directo.

Noel Gallagher recupera a Oasis

A punto ha estado de robarles el protagonismo de la noche Noel Gallagher, que ha protagonizado el primer lleno absoluto del escenario Maravillas, aunque para ello haya tenido que recuperar las canciones de Oasis, la banda que lideraba junto a su hermano Liam.

Gallagher ha conseguido estar a la altura de sus anteriores visitas con un arma muy potente: el tema Don't look back in anger, que ha puesto los pelos de punta a los fibers que llenaban el recinto.

Con esta canción ha puesto fin el músico británico al concierto que ha dado con su nueva banda, que se llama Noel Gallagher's High Flying Birds, con la que ha tocado también canciones de esta nueva etapa como Everybody's on the run o If I had a gun.

Pero los momentos más potentes han llegado cuando Noel, acompañado de su guitarra, ha recordado los conciertos que ofreció con su hermano Liam, con quien mantiene una extraña relación, en este festival en el que ya se siente como en casa.

Gallagher ha dado al público lo que le pedía, con temas de Oasis como It's good to be free o Wathever, pero también con canciones como AKA What a life, que aunque son de su nueva banda ya han calado en el público.

Jessie J y Robyn Hitchcock, otros estilos

La tercera noche del FIB ha dado para mucho más y unas horas antes de que el rock legendario de The Stone Roses llegara al Maravillas, pisaba el escenario la cantante británica Jessie J y demostraba que en este festival hay cabida para todos los estilos musicales.

Con una estética extravagante (y muy parecida a la de las fibers británicas más jóvenes), la cantante ha dado un gran espectáculo en el que, además de la música, ha tenido un gran protagonismo la puesta en escena y el baile.

Aunque su sonido se parece más al de estrellas del pop como Rihanna o Beyonce que al habitual en el FIB, la cantante ha congregado a muchísima gente muy joven frente al escenario.

El público más maduro estaba en la otra punta del recinto, en el escenario Trident Senses, donde han actuado Robyn Hitchcock y Buzcooks, que aunque no son precisamente nuevos talentos, han puesto toda su energía sobre el escenario.

New Order y David Guetta, estrellas del domingo

El FIB continuará este domingo con la última jornada de la decimoctava edición del festival, que cerrará sus puertas con las actuaciones de New Order y David Ghetta.

Espacio reservado para promoción
cid:56050