Enlaces accesibilidad

Alejandro Giammattei asume la presidencia de Guatemala confiado en enderezar el rumbo del país

  • Se presentó por primera vez en 2007, pero ni en esos comicios, ni en los de 2011 y 2015 tuvo éxito, hasta 2019
  • Antes de la investidura Giammattei ha mantenido encuentros bilaterales con distintos países, entro ellos Estados Unidos

Por
El nuevo mandatario guatemalteco ha dado su discurso como líder tras ser investido en el teatro nacional de Guatemala.
El nuevo mandatario guatemalteco ha dado su discurso como líder tras ser investido en el teatro nacional de Guatemala. Edwin Bercian/EFE

Alejandro Giammattei Falla, médico y cirujano retirado, ha sido investido presidente de Guatemala por un período de cuatro años en una ceremonia que ha contado con la presencia de seis jefes de Estado -Honduras, El Salvador, Colombia, República Dominicana, Panamá y Ecuador-, y en la que ha asegurado que intentará enderezar el rumbo del país.

Giammattei, de 63 años, recibió la banda presidencial por parte del dirigente saliente, Jimmy Morales, en un acto celebrado en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias de la ciudad de Guatemala. Se trata del undécimo presidente en tomar posesión desde la instauración de la democracia en Guatemala en 1986.

"Permítanme que le hable a los verdaderos protagonistas del día de hoy, los que no están en esta gran sala, pero que hoy los tengo más presentes que nunca: gracias al pueblo de Guatemala". Así ha comenzado su discurso de posesión. El nuevo presidente ha relatado que a lo largo de su vida le ha tocado "ver la muerte de frente" y que fue así como aprendió "a servir a los demás". "Hoy más que nunca sé que debo luchar sin descanso por entregar dentro de cuatro años un legado de prosperidad y de progreso. Esto incluye recuperar la confianza en las instituciones del Estado, que se ha perdido por la corrupción".

Guatemala, el reto como país

Giammattei ha anunciado como una de sus primeras medidas la promoción de una iniciativa de ley para declarar a las pandillas "como lo que son, grupos terroristas", y habló además de una "reforma educativa". También antepuso como prioridad de su Administración la lucha contra la desnutrición.

El nuevo líder toma las riendas de una región dirigida en los últimos cuatro años por Jimmy Morales, cuya gestión fue catalogada el pasado lunes por el mismo Giammattei como "un desperdicio".

No será fácil hacerse cargo del país, pues cuenta con los peores índices del continente en áreas trascendentales para el desarrollo humano, según diversos organismos internacionales: último en desnutrición infantil crónica, penúltimo en inversión pública en educación y por encima solo de Nicaragua, Haití y Venezuela en cuanto a corrupción. Guatemala es, además, una de las diez naciones más violentas del planeta y casi el 60% de sus 16 millones de sus habitantes son pobres, en su mayoría indígenas. Uno de cada cuatro, además, vive bajo el umbral de pobreza extrema.

Estados Unidos, pilar fundamental para sostener a la nación

Antes de proclamarse dirigente de la nación, Giammattei mantuvo al menos seis encuentros bilaterales, entre ellos con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y con la presidenta del Senado español, Pilar Llop Cuenca.

Los vínculos norteamericanos-gualtemaltecos serán claves para el nuevo ejecutivo, pues son los ciudadanos que residen allí los que sostienen al país prácticamente al mismo nivel que las exportaciones. Esto fue posible gracias al acuerdo firmado entre ambos países en 2019 en el que Estados Unidos catalogaba a Guatelama como "tercer país seguro", una figura mediante la cual el país estadounidense está autorizado para enviar migrantes salvadoreños y hondureños deportados a Guatemala.

Además, por su posición geográfica, Guatemala también es utilizado como puente para el tráfico de drogas procedentes de Sudamérica y un alto porcentaje de los narcóticos que se consumen en Estados Unidos pasan por el país que ahora dirige Giammattei.

Vamos le ha permitido hacerse con la presidencia

El nuevo presidente, quien sufre desde hace más de 40 años de una esclerosis múltiple que le obliga a caminar con muletas, fue acompañado por una de sus hijas, Ana Marcela Giammattei Cáceres. Por el momento se desconoce quién ocupará el papel de primera dama, pues Giammattei está divorciado. En su ejecutivo contará como vicepresidente con Guillermo Castillo.

Dio el salto a la política en los comicios presidenciales de 2007, en los que no tuvo éxito, ni tampoco en las de 2011 y 2015. Fue en 2019 con la agrupación política Vamos con la que pudo hacerse con la presidencia del Congreso.

Momentos después de la posesión, cerca de 30 personas no permitieron al presidente saliente, Morales, el acceso a un hotel donde se iba a desarrollar su investidura como diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen). Junto a él se encontraba el exvicepresidente, Jafeth Cabrera.

Noticias

anterior siguiente