Enlaces accesibilidad

Bélgica fija la primera vista sobre la euroorden de detención de Comín y Puig para el 15 de noviembre

  • Los dos exconsellers catalanes se encuentran en libertad con medidas cautelares tras comparecer ante el juez instructor
  • El Tribunal Supremo reclama a Comín por un presunto delito de sedición y malversación y a Puig, por este segundo

Por
Comín y Puig, en libertad con medidas cautelares tras comparecer ante el juez belga por su euroorden

Los exconsellers de la Generalitat de Cataluña huidos a Bélgica Toni Comín y Lluis Puig, a quienes reclama el Tribunal Supremo, tendrán una primera vista sobre su euroorden ante un juez belga de primera instancia el próximo 15 de noviembre. El juez español Pablo Llarena reclama a Comín por sedición y malversación, y a Puig por malversación y desobediencia.

Fuentes del Ministerio Público han señalado este viernes que la fecha podría retrasarse si así lo reclamase la defensa de los políticos independentistas, quienes estes jueves comparecieron ante un juez de Instrucción belga que les dejó en libertad sin fianza pero con medidas cautelares.

Según informó la Fiscalía de Bruselas en un comunicado recogido por Efe, en esa primera audiencia en un juzgado flamenco de primera instancia de la Cámara del Consejo de Bruselas el magistrado decidirá si entrega o no a los consellers.

El proceso de entrega de Comín y Puig es independiente de la del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, pues la Orden Europea de Detención y Entrega cursada contra los exconsellers se envió a Bélgica de forma separada y dos semanas después de la del líder de JxCat.

La vista de Puigdemont está fijada en el mismo tribunal el 16 de diciembre. Los abogados de Puig y Comín ya han dicho que, como ocurrió en el caso del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont, la defensa solicitará un aplazamiento para tener más tiempo para preparar el caso y aspira también a poder acumular los expedientes, de modo que sus euroórdenes y la de Puigdemont sean examinadas en el mismo proceso.

Sin embargo, fuentes judiciales advierten de que es "poco probable" que la demanda de integrar los casos sea posible porque los tiempos no son los mismos, habida cuenta de que Puigdemont ya ha comparecido una vez ante el Tribunal su vista fue aplazada hasta el próximo 16 de diciembre, informa Europa Press.

La decisión del magistrado en el tribunal de primera instancia puede recurrirse en apelación, primero, y en casación, después. El procedimiento de resolución de la euroorden suele tener un plazo de 60 días que pueden extenderse a 90 o incluso más allá de esa fecha en circunstancias excepcionales.

Noticias

anterior siguiente