Enlaces accesibilidad

Torra insiste en desvincular la violencia del movimiento independentista y exige a Sánchez una reunión inmediata

  • El Govern no condena expresamente la violencia y acusa a la Policía Nacional de actuar sin "proporcionalidad"
  • Torra intenta ponerse en contacto con Sánchez, pero Moncloa responde: "Debe condenar rotundamente la violencia"

Por
Torra insiste en desvincular la violencia del independentismo y pide a Sánchez una reunión sin condiciones

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha insistido este sábado en desvincular el movimiento independentista de los disturbios violentos que se llevan produciendo en Cataluña en los últimos cinco días tras la sentencia del 'procés' -aunque sin condenarlos expresamente- y ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que fije hoy mismo "un día y una hora" para abrir una mesa de negociación "sin condiciones" para buscar la solución a un problema que, ha insistido, es "político". Lo ha hecho en una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat este sábado, tras reunirse con los alcaldes de Tarragona, Girona y Lleida.

[Sigue la última hora en Cataluña en RTVE.es]

Después de su comparecencia, Torra ha intentado sin éxito ponerse en contacto con Sánchez, pero no ha conseguido hablar con él. Poco después, el Gobierno mandaba un mensaje en el que le pedía condenar "rotundamente" la violencia. Una petición que ha obtenido contestación del president a través de una carta, en la que ha tildado de "irresponsabilidad absoluta" que no se ponga al teléfono en un "momento como este" y señalando que siempre "ha condenado todo tipo de violencia".

En su declaración institucional en la mañana de este sábado, el presidente catalán ha subrayado que "la defensa de los derechos y la libertad se ha de expresar como siempre: pacíficamente" y ha pedido que todo el mundo lo haga así. "La violencia no ha sido ni será nunca nuestra bandera [...] Hacemos una llamada conjunta a la responsabilidad [...]. Ninguna forma de violencia nos representa", ha señalado Torra junto a su vicepresidente, Pere Aragonés, y los primeros ediles de Tarragona, Girona y Lleida. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no ha estado presente en el encuentro.

Frente a los disturbios, Torra ha reivindicado el carácter pacífico de las Marchas por la Libertad, que reunieron a medio millón de personas este viernes en Barcelona para protestar por la sentencia, y que son, en su opinión, la "mejor expresión" de un movimiento que ha sido siempre "trasversal, masivo, cívico, ético y pacífico". "Construir la reputación de un movimiento como el nuestro requiere de un esfuerzo de años", ha añadido el presidente catalán, consciente de que la violencia está afectando a la imagen del independentismo.

Torra: "Llegaremos tan lejos como Cataluña quiera llegar"

Quim Torra se ha dirigido también al Gobierno de España para exigirle que abra de "manera inmediata el diálogo y la negociación para una salida política y democrática". "Instamos al presidente del Gobierno a que hoy mismo fije un día y una hora para una mesa de negociación sin condiciones para hablar, dialogar y acordar [...] Esta es su responsabilidad [...] Hoy es más urgente que nunca", ha subrayado.

Por último ha agradecido a los catalanes y catalanas su "fuerza democrática" y su "compromiso" y ha advertido al Gobierno: "La causa de los derechos humanos y la liberdades es imparables. Llegaremos tan lejos como Cataluña quiera llegar".

Antes que Torra, ha comparecido el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, que no ha hecho ninguna mención a los disturbios violentos y que ha acusado a la Policía Nacional de no actuar con proporcionalidad. "Instamos al Gobierno español que haga que su policía actúe en Cataluña con los criterios de proporcionalidad, congruencia y oportunidad", ha señalado.

Aragonés, que ha deseado una pronta recuperación a los heridos -periodistas, policías y ciudadanos- ha cargado contra la "actitud" del Gobierno español por su falta de diálogo -"pedimos a Sánchez una reunión y solo nos envía al ministro del Interior- y ha calificado la sentencia del 'procés' de "injusta".

El conseller del Interior defiende la actuación de los Mossos

En una rueda de prensa posterior, el conseller de Interior, Miquel Buch, que se ha reunido esta mañana con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha expresado su "máxima confianza" en los Mossos d'Esquadra que están trabajando en coordinación con la Policía Nacional. "Confío en los responsables del dispositivo, que es un dispositivo coordinado", ha señalado Buch, que ha anunciado que comparecerá en el Parlament a petición propia pero cuando se hayan terminado los incidentes y se haya evaluado la actuación policial. En este sentido, ha subrayado que los Mossos hacen "autocrítica permanentemente de sus actuaciones".

El conseller ha subrayado que los responsables de los disturbios "son grupos antisistema muy violentos y organizados" que utilizan "tácticas combativas" y ha señalado, en la misma línea que Torra, que "la violencia no es la herramienta para defender una idea democrática".

Buch ha hecho a la vez un llamamiento para que las concentraciones de este sábado por la tarde se realicen de forma "radicalmente cívica, pacífica y democrática" y ha pedido que si vuelve a haber disturbios, las personas marchen a sus casas para facilitar las tareas policiales.

Noticias

anterior siguiente