Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 10N

La CUP concurrirá por primera vez a unas elecciones generales el 10N

  • Con el objetivo de defender el derecho a la autodeterminación y "decirle al Estado que se vaya"
  • No proporcionará "ninguna garantía de gobernabilidad hasta que no se reconozca el derecho a la autodeterminación"

Por
El diputado de la CUP, Carles Riera, en el Parlamento catalán
El diputado de la CUP, Carles Riera, en el Parlamento catalán. EFE Toni Albir

El consejo político de la CUP ha decidido este sábado presentarse por primera vez a unas elecciones generales, las que se celebrarán el 10 de noviembre, ante el escenario de "excepcionalidad democrática" con el objetivo de defender el derecho a la autodeterminación y "decirle al Estado que se vaya".

Lo ha anunciado tras la reunión del máximo órgano de gobierno de la formación anticapitalista la exdiputada Mireia Vehí, quien ha asegurado que no concurren para "bloquear" sino para "hacer política desde todos los ámbitos, espacios e instituciones" y para decirle al Estado "que se vayan y no vuelvan".

No obstante, ha alertado que la CUP no proporcionará "ninguna garantía de gobernabilidad hasta que no se reconozca el derecho a la autodeterminación, la amnistía y todos aquellos derechos fundamentales para la supervivencia de las clases trabajadoras".

De acuerdo con Vehí, finalmente han decidido concurrir a unas generales por primera vez en su historia y hacerlo bajo la marca CUP, aunque en las próximas semanas anunciarán "la fórmula concreta" con la que se presentarán a los comicios.

Estarán "muy presentes en las calles" en los próximos días

Ello significa que, por el momento, no descartan que la candidatura incluya, como ocurre actualmente en el Parlament, la coalición con Crida Constituent, que aglutina a las organizaciones de la izquierda independentista, aunque Vehí solo ha adelantado que "no va de listas unitarias, ni sillas, ni de política para garantizar ningún tipo de pacto extraño".

Asimismo, ha afirmado que estarán "muy presentes en las calles" en los próximos días y que "van a contrarreloj", por lo que necesitan "manos, cabezas, dinero y muchas firmas".

En los comicios del 28A, el voto que apelaba a la desobediencia civil lo recogió Front Republicà, una fórmula heterogénea liderada por el exlíder de Podem Albano-Dante Fachin. Sin embargo, dicha coalición, en la que confluyeron Poble Lliure -una de las organizaciones que integran la CUP-, Som Alternativa y Piratas de Cataluña, no logró superar los votos necesarios para hacerse con ningún escaño en el Congreso de los Diputados.

Noticias

anterior siguiente