Enlaces accesibilidad

La ola de calor pone en alerta amarilla a una decena de provincias con temperaturas de hasta 38 grados

  • Aragón, Castilla-La Mancha, Madrid, Navarra, Castilla y León y la Rioja registrarán las temperatudas más elevadas  
  • La AEMET prevé que este miércoles llegue la primera ola de calor del verano, con temperaturas de más de 40 grados

Por
La primera ola de calor del verano pone este martes en aviso amarillo a una decena de provincias

Una decena de provincias españolas están este martes en alerta amarilla por temperaturas que en las horas centrales del día pueden llegar a los 38 grados, en una jornada de ascenso térmico en la mayor parte de España y en vísperas de que este miércoles llegue la primera ola de calor del verano, un fenómeno "excepcionalmente adverso", según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), con temperaturas superiores a los 40 grados.

Las temperaturas seguirán aumentando a medida que avance la semana y se espera que este miércoles comience la primera ola de calor del verano, con temperaturas de 34 a 38 grados en Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Navarra, La Rioja y Baleares.

En concreto, las capitales con previsión de temperaturas más elevadas en esta primera jornada de la ola de calor están en el interior peninsular. Así por ejemplo, Lleida puede alcanzar los 39 grados centígrados; Zaragoza los 38 grados; Ciudad Real y Toledo los 37.

Hoy, cielo nuboso con chubascos acompañados de tormenta en el noroeste

La alerta amarilla se elevará a naranja este jueves por temperaturas extremas, que pueden superar los 40 grados en Toledo, Madrid, Huesca, Zaragoza, Teruel, Navarra, La Rioja, Lleida, Girona y Barcelona. 

De hecho, la Aemet ha recomendado precaución por tratarse de un episodio "excepcionalmente adverso" por su intensidad, duración y extensión y ha publicado un aviso especial que advierte de la llegada de una masa de aire tropical continental, que se caracteriza por ser "muy cálida, muy seca y con polvo en suspensión". 

Las temperaturas superarán los 40 grados en áreas del centro y del interior de la mitad sur y del nordeste peninsular, mientras en Baleares podrán superarse los 35 grados, sobre todo en el interior de Mallorca.

Alerta roja por "riesgo extremo" el sábado

Las zonas que registrarán temperaturas más elevadas, de más de 42 grados, son el Valle del Ebro y las cuencas media y alta del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. Una situación que no afectará a Canarias, Ceuta, Melilla, Galicia, Asturias y Cantabria.

También las temperaturas nocturnas serán significativamente altas, con mínimas que se mantendrán por encima de los 20 grados en amplias zonas, y que podrían no bajar de los 25 grados en el interior de la mitad sur y centro peninsular, Valle del Ebro y área mediterránea.

El episodio, a priori, se alargará seis días, hasta el lunes próximo, y su momento álgido se prevé que se alcance entre el jueves y el sábado con valores diurnos que oscilarán entre los 40 y 42 grados.

De hecho, será el sábado, según ha avanzado a Efe el portavoz de la Aemet Fernando García, cuando este episodio de calor alcance su punto álgido y la acumulación de calor propiciará que los termómetros se disparen por encima de los 42 grados y obliguen a activar el aviso rojo por "riesgo extremo" en zonas del Valle del Ebro, Madrid y áreas de las cuencas del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

El meteorólogo ha calificado como probable que los elevados registros de temepraturas se mantentan hasta el próximo 1 de julio, aunque de momento, parece que el episodio va a remitir en intensidad, pero habrá que esperar al lunes para ves si se desactiva el aviso.

España lleva 94 olas de calor desde 1975 

Las olas de calor son un fenómeno habitual en España, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología, y desde 1975 se han contabilizado un total de 94 episodios de este tipo (57 en la península, Baleares, Ceuta y Melilla y 37 en Canarias) y, de entre todas ellas, destaca la del verano de 2012 por ser la que más número de provincias abarcó, con un total de 40 provincias afectadas. 

La ola de calor más larga se registró en 2015, en total 26 días, y superó en 10 días a la de 2003. Dicho episodio abarcó desde el 27 de junio al 22 de julio, registró una temperatura máxima de 37,6 grados y el día más cálido fue el 6 de julio (37,6 grados) y el mayor número de provincias afectadas, concretamente 30, correspondió al 15 de julio.

La ola de calor de 2003, la segunda más larga, con 16 días y miles de víctimas repartida por gran parte de Europa, duró del 30 de julio al 14 de agosto y además se dio la circunstancia de que ese verano fue el más cálido desde que se tienen registros, con 24,9 grados de temperatura media a nivel nacional.

El verano en el que se registraron más olas de calor fue el de 2017, con cinco episodios, uno cada 18 días, y superó así a los de 1991 y 2016, en los que se registraron cuatro fenómenos similares de altas temperaturas en cada uno de ellos.

Noticias

anterior siguiente