Enlaces accesibilidad

Javier Fesser y Antonio de la Torre, dos españoles que brillan en los Premios Platino

  • Campeones tiene cinco nominaciones, incluidas película y director
  • Antonio opta a mejor actor por El Reino y La noche de 12 años es candidata a seis premios
  • La 1 de TVE y RTVE.es retransmitirán la gala este domingo, 12 de mayo, a las 3:30

Por
Javier Fesser y Antonio de la Torre en las entrevistas de los Premios Platino, en México JESÚS JIMÉNEZ

Campeones, la película dirigida por Javier Fesser y coproducida por RTVE.es, opta a cinco de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, que se fallarán este domingo, 12 de mayo, en Xcaret (México). Antonio de la Torre está nominado a mejor actor por El Reino, mientras que su otra película de 2018, La noche de 12 años, es otra de las más nominadas a los platino, con 6 nominaciones. Hemos hablado con el actor y el director en México, horas antes de la ceremonia

Una ceremonia que La 1 de TVE y RTVE.es retransmitirán este domingo, 12 de mayo, a las 3:30. Seis películas coproducidas y participadas por RTVE reúnen un total de 12 nominaciones en esta VI edición de los Premios Platino.

Javier Fesser: “He escrito otra película sobre personas con discapacidad intelectual”.

Javier Fesser no ha contado en México que: “Acabo de terminar un guion que no tiene nada que ver con Campeones pero que, a la hora de escribirlo, me han surgido personas con discapacidad intelectual de forma natural. Primero porque me encanta esta mira tan positiva y divertida de muchos de ellos pero, sobre todo, porque soy más consciente que nunca que la sociedad está compuesta por mucha gente distinta; y las personas con discapacidad son un colectivo enorme y que, por tanto, casi por estadística, deberían aparecer muchísimo más en las películas”.

“Una de las cosas de las que me siento más orgulloso –añade- es que creo que la película ha transformado la mirada de muchas personas hacia este colectivo. Ese retrato tan normal ha ayudado a que mucha gente se acerque a personas con las que antes les daba miedo interactuar. Es algo que yo no planeé, ni puedo atribuirme ningún mérito, pero que ha surgido espontáneamente, y que me parece el mayor de los premios posibles”.

Por cierto, que en la época dorada de las series, Fesser cree que: “Se podría hacer una serie sobre Campeones, una serie de dibujos animados y cuarenta películas. Porque las personas con discapacidad intelectual forman un universo riquísimo y lleno de matices, conflictos y cosas maravillosas. Da de sí para hacer una serie con muchas temporadas”.

Campeones, con casi 20 millones de euros de recaudación, fue la cinta más vista de 2018 y también ganó el Goya a la mejor película.

Campeones es la primera película de Fesser que no se basa en un guion suyo sino de David Marqués, aunque luego lo reescribieron juntos. “Lo que vi en este guion fue unos personajes de los que me enamoré, más allá de la historia y de todo lo demás –confiesa Fesser-. Unos personajes que, curiosamente, cuando los conoce el protagonista le parecen unos extraterrestres pero yo empaticé con ellos inmediatamente. Y los que me parecían extraterrestres eran el resto”.

Días de cine - Campeones

“Luego -continúa- tuve la suerte de que David me dejó hacer y deshacer y, sobre todo, poder reescribirla tras hacer el casting en Madrid y poder usar la personalidad de cada actor en su personaje. Hicimos una reescritura completa”.

Unos actores que surgieron; “De un casting de casi tres meses por el que pasaron 600 personas con discapacidad intelectual, y en una prueba completísima de lectura de guion, de dialogo, de jugar al baloncesto, de improvisación, interacción con otros personajes… Creo que podía haber hecho una película distinta y maravillosa con cualquier combinación de diez de ellos. Pero me quedé con estos. Algo que tuvo más que ver con la intuición que con la razón. Pero sí vi que en estos diez había un equipo. Y cada uno podía aportar algo distinto al conjunto”.

A pesar del éxito de Campeones en toda Iberoamérica, Javier Fesser confiesa que: “Es casi imposible que Roma no triunfe en los Premios Platino. Pero la película nos ha dado tanto que simplemente por estar nominados somos muy felices. Y no necesitamos más reconocimiento. Y estar compitiendo con películas tan impresionantes como Roma es un enorme orgullo”.

Javier asegura que estos Premios Patino son fundamentales porque: “Siempre pienso en los millones de personas que desconocen que existen tantas películas que los emocionarían, que les harían crecer e incluso más felices. A España llega muchísimo menos cine latinoamericano del que me gustaría y supongo que aquí pasa lo mismo al contrario. Por eso, con eventos como este, podemos empezar a romper esa barrera”.

'Campeones' y 'El Reino' se reparten los cabezones

Antonio de la Torre: “Estoy muy agradecido a Rubalcaba por su colaboración en ‘El reino’”

Antonio de la Torre está acostumbrado a que los éxitos le vengan de dos en dos. Estos Premios Platino protagoniza una de las nominadas a Mejor película, La noche de 12 años (candidata a 6 Premios), y es uno de los favoritos al Premio al Mejor Actor por El reino (Rodrigo Sorogoyen, 2018), con la que ya consiguió el Goya.

Son dos personajes muy diferentes pero igual de interesantes -confiesa- y creo que es la vez que he estado más cerca de relacionarme con gente cercana al poder, y entender la complejidad de las relaciones humanas a ese nivel. Gracias a La noche de 12 años pude conocer a Enrique Mújica, que fue presidente de Uruguay, y que tuvo unas vivencias personales terribles; pero que luego ha sabido llevar a la política de una forma excepcional”

“Es algo que vimos en El reino -asegura- con periodista, jueces, empresarios, gente que está inmersa en procesos judiciales… las claves que nos dio esa gente, para comprender el comportamiento humano a ese nivel, fueron fundamentales para comprender la película”

También fue fundamental para la película el recientemente fallecido Alfred Pérez Rubalcaba, exvicepresidente del gobierno y exsecretario general del PSOE. “Alfredo se leyó el guion de la película y nos hizo un PDF con unas cincuenta notas, redactadas con muchísimo cariño, y la mayoría de sus sugerencias las usamos. Tenía un gran guionista dentro y le estoy muy agradecido por su colaboración en la película. Me ha dado mucha pena”.

Antonio de la Torre asegura que muchas de las cosas sobre corrupción, de las que se enteraron durante la preparación de la película, eran incluso más sorprendentes que las que se ven en el resultado final: “A veces salían en las noticias escándalos y cosas que no metimos en la película porque pensábamos que iban a ser demasiado delirantes, ¡aunque eran auténticas! La realidad supera a la ficción”.

“El relato del puzzle del El reino –continúa Antonio- tenía la complejidad de conseguir que el espectador pudiese seguir la historia sin entrar demasiado en la complejidad de ponerte a explicar en qué consiste la trama. Lo más interesante era ponerte desde el punto de vista del malo, contar la historia desde el punto de vista del corrupto”.

Inevitable hablar de su compañero Luis Zahera, también ganador del Goya por su papel), y con el que protagoniza una de las mejores escenas del cine español de los últimos años. Una delirante conversación en una terraza donde estaban a salvo de micrófonos. “Fue algo muy emocionante, Mi personaje estaba superagobiado, asimilando el torbellino interpretativo de Zahera, cuando de pronto nos pasó una anécdota curiosa. Hay un momento en que la puerta se abre, lo que no estaba previsto, y mi personaje no la puede dejar abierta porque se supone que hay micros. Fue un accidente de rodaje que al final quedó en la película porque era muy bueno. Era un plano secuencia con Luis gritando su diálogo y de repente se abre la puerta y yo solo pensaba en cerrarla. Porque si la dejaba abierta nos podían oír con los micrófonos. Yo trataba de estar muy alerta a ese vendaval que era Luis, a lo que decía, a cuando me tocaba. Creo que es una gran escena”.

“Aunque intento no ser demasiado consciente de lo que hago como actor -continúa-. Yo intento concentrarme en los ensayos y cuando me siento con la confianza, cuando me creo que soy el personaje, ahí es cuando me lanzó a muerte, porque ya es como si fuera yo”.

En varias ocasiones las películas de Antonio de la Torre han competido a los mismos Goya y parece que hace un montón de títulos al año, pero nada más lejos de la realidad: “Yo hago dos películas al año pero es verdad que he tenido suerte con los proyectos. En 2017, por ejemplo, rodé El Reino La noche de doce años. Si puedo, intento elegir los papeles, pero a veces es cuestión de suerte. Tarde para la ira dije que sí ocho años antes porque Raúl era amigo mío. De hecho me ofrecieron otro proyecto muy conocido que no desvelo, por respeto, y no lo pude hacer. Te juro que no sabía que esa película iba a ganar el Goya, lo hice por lealtad. Muchas veces es cuestión de suerte”.

Noticias

anterior siguiente