Enlaces accesibilidad

La destrucción de la naturaleza amenaza el bienestar humano "tanto como el cambio climático"

  • Expertos de la ONU van a llevar a cabo la primera evaluación global de los ecosistemas en los últimos quince años
  • Advierten de que la biodiversidad es crucial para aspectos como la alimentación, los medicamentos o la cohesión social

Por
Las prácticas agrícolas y la deforestación son responsables de aproximadamente una cuarta parte de las emisiones de CO2.
Las prácticas agrícolas y la deforestación son responsables de aproximadamente una cuarta parte de las emisiones de CO2. iSTOCK

La destrucción de la naturaleza amenaza el bienestar humano "al menos tanto como el cambio climático", ha asegurado Robert Watson, presidente de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), el grupo de expertos de la ONU sobre biodiversidad de más de 130 países que se reunen desde este lunes en París.

"La evidencia es indiscutible: la destrucción de la biodiversidad y los ecosistemas ha alcanzado niveles que amenazan nuestro bienestar al menos tanto como el cambio climático inducido por el hombre", ha manifestado Watson durante el primer día de este encuentro que acoge a científicos y diplomáticos.

Los expertos van a llevar a cabo la primera evaluación global de los ecosistemas durante los últimos quince años. El IPBES se creó en 2012, ya publicó el año pasado diversos informes alarmantes de carácter regional. Sin embargo, este trabajo de 1.800 páginas en el que 150 expertos han estado trabajando durante tres años debería convertirse en el verdadero punto de referencia científico para la biodiversidad.

Importancia de la biodiversidad

El término "biodiversidad" se refiere a todas las especies de animales y plantas que viven en el planeta, incluida la que también se pone en peligro al destruir la naturaleza: el hombre.

"Hasta ahora, hemos hablado sobre la importancia de la biodiversidad principalmente desde un punto de vista ambiental", señala Robert Watson, "ahora insistimos en que la naturaleza es crucial para la producción de alimentos, para el agua limpia, para los medicamentos e incluso para la cohesión social".

"El patrimonio ambiental del mundo (...) se está modificando a un nivel sin precedentes", advierte el proyecto del informe recogido por la agencia de noticias AFP. El texto será discutido, modificado y adaptado por los expertos internacionales antes de su publicación el 6 de mayo.

Sexta "extinción masiva"

Según el borrador del informe, los científicos esperan "una aceleración inminente rápida de la tasa de extinción de especies". Entre 500.000 y un millón se verán amenazadas, "muchas en las próximas décadas". Estas proyecciones están en sintonía con lo que algunos científicos han estado describiendo durante años como el comienzo de la sexta "extinción masiva", la primera desde la llegada de los hombres al planeta.

"La ciencia nos dice lo que nuestros conocimientos tradicionales han estado informando durante décadas: la Tierra se está muriendo", ha asegurado José Gregorio Mirabal, presidente de COICA, una organización que reúne a organizaciones indígenas de la cuenca del Amazonas. "Pedimos con urgencia un acuerdo internacional para la naturaleza, para restaurar el mundo natural lo más rápido posible", agrega, ya que este informe global tiene en cuenta por primera vez los problemas y prioridades de los pueblos indígenas.

Antes de la reunión de los estados miembros del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (COP15) que se llevará a cabo en China en 2020, muchos expertos esperan que este informe de la IPBES sea el preludio de un acuerdo tan importante como el de París en el ámbito climático.

Agricultura y deforestación

El texto también señala dos amenazas principales, identificando algunas causas similares, en particular las prácticas agrícolas y la deforestación, responsables de aproximadamente una cuarta parte de las emisiones de CO2, pero también un daño directo grave a los ecosistemas.

Dada la importancia de las reformas que el informe de IPBES llamará a acometer, que implican una transformación real de los estilos de vida en un planeta cada vez más poblado, los expertos creen que la resistencia puede ser incluso más fuerte que para la lucha contra el cambio climático.

Noticias

anterior siguiente