Enlaces accesibilidad

Julian Assange, diez claves de su caso desde el estallido de Wikileaks

  • El ciberactivista ha visto terminado su asilo en la embajada de Ecuador en Londres, que le protegía desde 2012
  • Los problemas de convivencia en la Embajada o los pronunciamientos políticos de Assange han motivado la decisión

Por
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, detenido por la policía británica
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, detenido por la policía británica. REUTERS

Casi siete años después de su ingreso en la Embajada de Ecuador en Londres, el ciberactivista Julian Assange ha visto terminado su asilo. En ese periodo, el australiano ha pasado de ser el adalid de la libre información a convertirse en un huésped incómodo para el Gobierno de Lenín Moreno, razón por la que las autoridades ecuatorianas le han retirado la inmunidad que le protegía de la Justicia de Reino Unido y ha sido detenido por la policía británica este jueves, fecha en la que también se ha desvelado una solicitud de extradición de los Estados Unidos.

Estas son las diez claves del proceso, que comenzó en 2006 con el nacimiento de Wikileaks:

¿Hacker, activista o acosador sexual?

En 2007 Wikileaks comenzó a difundir cientos de miles de documentos secretos de varios gobiernos, sobre todo de EE.UU., lo que puso a su fundador en la mira de la justicia en Washington y provocó que unos lo tildasen de "hacker" y otros de activista por la libertad de expresión.

En agosto de 2007, en un caso separado, la Fiscalía sueca abrió una investigación contra él por presunto acoso sexual y la Policía londinense lo detuvo en 2010. Días después, quedó en libertad bajo fianza y, en febrero de 2011, un juez británico aprobó su extradición a Suecia, decisión a la que el Tribunal Superior de Londres dio luz verde en noviembre de ese año, con autorización de recurso ante el Supremo, lo que Assange aprovechó para refugiarse en la Embajada ecuatoriana.

14 horas - ¿Quién es Julian Assange?


¿Por qué Ecuador?

Con un gobierno de izquierdas bajo el mando de Rafael Correa y ya alineado con los países bolivarianos antioccidentalistas, y una defensa a ultranza de los derechos humanos en su Constitución, Ecuador parecía el escenario idóneo para plantar cara a Washington, Londres y la justicia sueca.

Assange entró en la Embajada en junio de 2012, donde le fue concedido asilo diplomático dos meses después. Varios intentos por resolver la cuestión por vía diplomática nunca tuvieron éxito. 


¿Qué pasó con la investigación en Suecia?

Desde su entrada en el recinto diplomático, el Gobierno de Correa exigió a Suecia que interrogase a Assange en la Embajada, una postura inicialmente rechazada.

Eventualmente sería interrogado por un fiscal ecuatoriano bajo acuerdo entre los dos países, aunque la Fiscalía sueca daría carpetazo al expediente en agosto de 2015 por prescripción de los delitos de acoso sexual y coerción. Mantuvo abierto, sin embargo, el caso por delito de violación "en grado menor" hasta el 17 de agosto de 2020.


¿Por qué Assange seguía asilado en la embajada ecuatoriana?

Pese a que se Suecia cerró el caso, Assange se mantenía en la Embajada porque temía que al salir sería detenido por las autoridades británicas por violación de medidas cautelares al dejarlo en libertad en 2010.

En esa circunstancia, Assange también temía que EE.UU. aprovechara los mecanismos judiciales en un país que es su aliado para conseguir su extradición y juzgarlo por la filtración de cientos de miles de documentos militares secretos. El fundador de Wikileaks y sus seguidores aseguraron que podría exponerse a la pena de muerte, por lo que Ecuador le prorrogaba el asilo.


¿Cuáles eran las condiciones de vida de Assange?

Las condiciones de vida de Assange en la embajada tienen un antes y un después de marzo de 2018. Assange ocupaba inicialmente una habitación en la legación ecuatoriana, con una cama, una mesa y una estantería, un espacio de unos 20 metros cuadrados que dividió en dos, una parte para dormir y otra como despacho, y que compartía con su gato.

Con el tiempo, según informes de la diplomacia ecuatoriana, fue ampliando su espacio hasta molestar a la actividad diplomática, sobre todo por las numerosas visitas que recibía en espacios que, técnicamente, eran de uso compartido. En mayo de 2017, con el cambio de Gobierno en Ecuador, la tolerancia de Quito a estas condiciones se redujo.


¿Cuándo y por qué se inicia la crisis con sus anfitriones?

Los sucesivos pronunciamientos de Assange sobre temas políticos en diversos países incomodaron al nuevo Gobierno de Ecuador, que le pidió en reiteradas ocasiones que cesara los comentarios que ponían en peligro sus nuevas relaciones internacionales.

Entre otras cuestiones se pronunció sobre las elecciones de 2016 en EE.UU. y la crisis institucional en Cataluña en 2017, por lo que en marzo de 2018 Ecuador le suspendió el acceso a internet. Quito también comenzó a quejarse de malos modos de Assange con personal de la Embajada, problemas de higiene e, incluso, de los inconvenientes que generaba el cuidado de su gato.


La iniciativa espinosa. ¿En qué falló?

Convencido Ecuador de que la situación no podía continuar, la canciller María Fernanda Espinosa lanzó a finales de 2017 una iniciativa con la que nacionalizó a Assange y le ofreció un cargo diplomático, con la esperanza de que así no fuese arrestado por las autoridades británicas.

Londres respondió que Assange era susceptible de arresto y el plan fracasó. Un mes después, en enero de 2018, el presidente Lenín Moreno declaraba que Assange era "una piedra en el zapato" de la diplomacia de su país. Hoy, al poner fin a su asilo, Ecuador ha suspendido también su nacionalidad.


¿Qué reglas le impuso Ecuador a Assange en 2018? 

Los problemas de convivencia en la Embajada, los pronunciamientos políticos de Assange y el cambio de rumbo de la diplomacia ecuatoriana, lejos del ala bolivariana, llevaron a una crisis en las relaciones con el australiano. Con un nuevo canciller en Quito, José Valencia, Ecuador le entregó al fundador de Wikileaks un documento con nuevas reglas de convivencia y de expresión, con una cláusula de anulación de asilo si eran violadas.

El activista también debía comenzar a pagarse sus gastos. A través de sus abogados internacionales, encabezados por Baltasar Garzón, Assange demandó ante la Justicia ecuatoriana al Ministerio de Exteriores por vulnerar sus derechos, lo que empeoró aún más las relaciones. El recurso fue rechazado.

Julian Assange, detenido por la policía británica en la embajada ecuatoriana en Londres


¿Estaba Assange aislado?

Más allá de sus nuevas condiciones de vida, dos de las cuestiones que más atraían la atención internacional era si Assange disponía o no de conexión a internet y si recibía visitas, ambas relacionadas con una posible situación de aislamiento.

Lo cierto es que Ecuador le ofreció esa conexión en numerosas ocasiones, pero él la rechazaba junto con el conjunto de reglas que se le imponían. Aún así, la diplomacia ecuatoriana sabía que tenía móvil propio. En cuanto a las visitas, Ecuador mostró bitácoras de visita, incluidas las de médicos y abogados, aunque ya no eran arbitrarias sino con previa coordinación.


¿Qué opciones tenía Ecuador? 

En los últimos meses la batalla entre ambas partes empeoró con cada nuevo tuit o publicación en Wikileaks como la que el miércoles acusó a Ecuador de espiar al activista, la de que gestionaba su extradición a otro país bajo "presión política", o la publicación de cables relacionados con decisiones de Moreno. Desde la llegada de Valencia a Exteriores, a mediados de 2018, Ecuador trataba de negociar una salida con Londres y obtener un compromiso para que Assange sólo cumpliera los seis meses de prisión por violación de medidas cautelares, sin ser transferido a otro país.

14 horas - Reino Unido detiene a Assange y EE.UU pide la extradición

A Assange se le ofreció también permanecer en la Embajada sujeto a las nuevas reglas de convivencia, que rechazó hasta el último momento. Finalmente, y casi sin opciones, Ecuador ha apelado a una sucesiva violación de esas reglas y a la participación del activista en una supuesta trama para desestabilizar al Gobierno de Moreno, para poner fin unilateralmente al asilo y sacarse la "piedra del zapato".

La policía británica ha detenido este jueves a Assange en la embajada de Ecuador en Londres, después de que las autoridades ecuatorianas le hayan retirado la inmunidad diplomática y, según se ha revelado tras su arresto, para atender una petición de extradición de Estados Unidos por conspirar para infiltrarse en ordenadores gubernamentales.

Noticias

anterior siguiente