Enlaces accesibilidad

Videojuegos | Análisis

Monster Energy Supercross 2, en el buen camino pero con trecho por recorrer

  • El juego oficial de la Asociación Americana de Motociclismo (AMA) vuelve con una versión mejorada
  • En su segundo año, después de décadas fuera del mercado, tiene detalles por pulir y aspectos a mejorar

Por
Imagen de juego de Monster Energy: The Official Videogame 2
Imagen de juego de Monster Energy: The Official Videogame 2 RTVE.es

La desarroladora italiana Milestone, especializada en el género del motor, decidió apostar fuerte cuando hace un año resucitó el videojuego de supercross, algo que nadie se había atrevido a realizar desde finales de los noventa. Ahora ha llegado la segunda entrega a las tiendas que mejora sobre todo el aspecto y la jugabilidad, aunque aún tiene cosas a mejorar.

El juego se puede comenzar con un didáctico tutorial, que te enseña no solo a utilizar los botones sino a los neófitos en este deporte a conocer conceptos como el 'scrub', método popularizado por James Stewart Jr. (sin relación con el famoso actor) aunque lo utilizó algún piloto previamente que consiste en tumbar la moto en algunos saltos, sobre todo en pirámide, para coger menos altura, aterrizar antes y ahorrar tiempo. De hecho, era conocido como 'Bubba scrub' por el apodo con el que es conocido el piloto del estado norteamericano de Florida.

El modo trayectoria, la experiencia de un piloto en primera persona

El juego tiene diferentes modos de juego, destaca el clásico 'Trayectoria', donde vivirás en primera persona un campeonato de cross, desde la personalización completa del personaje y su moto hasta llevar a lo más alto de la cilindrada 450 a tu avatar, una vez que asciendas desde las categorías de 250 West o 250 East.

La jugabilidad no es sencilla, costará varias carreras acostumbrarse pero una vez que captas la esencia ganarás excesivamente fácil las carreras de la categoría pequeña. Pero no te confíes, la potencia de las 450 volverá a hacerlo incontrolable y tendrás que reajustar tu pilotaje con más frenadas y para jugadores habituados a juegos de motor, con la opción de cambio manual. También puedes comenzar con el tutorial que te explica en detalle diversos aspectos del juego.

La personalización de los personajes está bastante conseguida, tienes muchos cascos para elegir y todos los fabricantes del mundial, con un moto cada uno, pero puedes también modificar el diseño eligiendo un patrocinador que añade color a tu montura. Se consiguen más patrocinios según avances en tu carrera y ganes fama.

También un punto fuerte es que puedas personalizar todos los botones a tu antojo y un editor de pistas para que no tengas la sensación de monotonía al correr el 250 West o East, donde los circuitos son muy similares, aquí puedes disfrutar tanto como lo que tu imaginación te lleve a crear. Están disponibles también para utilizar los ochenta pilotos del campeonato oficial estadounidense.

Han añadido una planificación semanal, te permite organizar actividades entre carrera y carrera. Puedes organizar retos a pilotos de contrarreloj o uno vs. uno y ganar experiencia y fama, además te indican con qué pilotos tienes mayor rivalidad y si vences consigues más recompensas. También puedes organizar encuentro con los fans o con la prensa. Aunque no hay que hacer nada, simplemente ver un vídeo y ver subir tu fama.

El motor Unreal Engine 4 hace justicia con la belleza y la plasticidad de este deporte, los trazados y los estadios están fielmente reproducidos. Las físicas de las motos están muy logradas, tanto en los saltos como en las curvas, ayuda mucho derrapar por la trazada correcta y tienes la opción de una guía de trazada, aunque solo en los saltos.

También existe la opción de rebobinar. Tiene su vertiente positiva y negativa, se hace exscesivamente sencillo que tengas una opción ilimitada de rebobinar pero te ahorra el estar reiniciando una carrera cuando te caes en la última curva, que todos lo hemos hecho. Hubiera sido más apropiado poner un número limitado de veces o que tengas que hacer méritos en carrera para conseguir cada uno de los rebobinados.

La música y los sonidos también están conseguidos, aunque en la pantalla inicial recuerda más a un juego bélico. Tanto en las carreras como en las pruebas individuales te acompaña una música rock bastante apropiada.

Se echan de menos más acrobacias

También ha incorporado nuevos modos para juego individual como la contrarreloj, en el que podremos practicar y batir récords de los circuitos. Además del clásico modo multijugador en el que te enfrentas con jugadores de todo el mundo y si no se completa la parrilla el juego lo llena con bots. Está bien que al terminar una carrera, al no haber muchos jugadores en el matchmaking, te ofrece la opción de invitar a los jugadores con los que acabas de disputar una. También se agradecería el juego a pantalla partida, ya que se hace muy divertido para jugar con amigos en una casa, aunque se puede hacer por internet.

En definitiva, un juego que no es para todo el mundo. Se agradecería algo más de acrobacias que lo harían más visual para cualquiera. Es un juego para aficionados al cross o al motociclismo en general que quieran probar este mundillo y una vez que superas el campeonato de 450 cuesta ponerte de nuevo a conquistarlo, se hace repetitivo pero es algo que pasa con casi todos los juegos deportivos. Al final el límite te lo pones tú, no hay un número de horas de juego limitado.

Noticias

anterior siguiente