Enlaces accesibilidad

Italia ofrece a la UE limitar su déficit al 2,04% en 2019 "sin traicionar las promesas electorales clave"

  • Así lo ha confirmado Conte a los medios italianos después de reunirse con Jucker en Bruselas
  • El primer ministro confía en una "solución positiva" a la espera de conocer el verdedicto de la Comisión

Por
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recibe al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, antes de su reunión en Bruselas
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recibe al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, antes de su reunión en Bruselas EFE/Olivier Hoslet

Italia ha propuesto este miércoles bajar su objetivo de déficit para 2019 del 2,4% del PIB al 2,04%, en el encuentro que mantuvo el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, sobre los presupuestos italianos, sin que esto suponga "traicionar las promesas electorales clave", como la reforma de pensiones o el subsidio al desempleo.

Así lo ha confirmado Conte a los medios italianos después de reunirse con Jucker en Bruselas: "Hemos podido bajar el déficit hasta el 2,04%", ha explicado el jefe del Gobierno italiano.

Conte ha avanzado que la Comisión Europea ha valorado durante algunas horas su propuesta y que, en base a un primer estudio, la ha considerado "significativa y muy importante".

"Somos un Gobierno que respeta la confianza de los italianos y razonable", ha señalado el primer ministro, quien ha preferido no prever la conclusión que emitirá la Comisión sobre esta nueva propuesta, pero ha expresado su confianza en una "solución positiva".

Defienden que las normas fiscales sean aplicadas en toda la UE

Sus vicepresidentes, Luigi Di Maio, líder del Cinco Estrellas, y Matteo Salvini, jefe de la Liga, han defendido en las últimas horas que las normas fiscales europeas deben ser aplicadas a todos los países del mismo modo, también a Francia.

En este sentido el primer ministro tampoco ha entrado a valorar el aumento del déficit público que implicarán las medidas anunciadas por el presidente francés, Emmanuel Macron, para frenar las protestas de los "chalecos amarillos".

La anterior propuesta presupuestaria de Italia implicaba un aumento del déficit hasta el 2,4% en 2019 para llevar a cabo una serie de reformas e inversiones, mientras que en 2020 sería del 2,1% y en 2021 del 1,8%.

Esta tendencia, en un país que tiene una deuda del 131% del PIB, fue rechazada el pasado 23 de octubre por la Comisión Europea, en una decisión sin precedentes en la historia comunitaria y que, en caso de no hallarse un acuerdo, podría derivar en sanciones.

Noticias

anterior siguiente