Enlaces accesibilidad

Artur Mas sostiene que el juicio en el Tribunal de Cuentas por el 9N es "una venganza" de Sáenz de Santamaría

  • Recuerda que la exvicepresidenta dijo que la consulta "la pagaríamos nosotros y de nuestros bolsillos"
  • Además acusa a los abogados de Sociedad Civil y lamenta que "nos quieren inhabilitados y arruinados"

Por
Artur Mas flanqueado por Joana Ortega y Francesc Homs
Artur Mas flanqueado por Joana Ortega y Francesc Homs. EFE/Mariscal

El expresidente de la Generalitat catalana Artur Mas ha considerado que el juicio que se celebra en el Tribunal de Cuentas por la consulta del 9N responde al "espíritu de venganza" de los abogados de Sociedad Civil y de la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que ya dijo que este referéndum "lo pagaríamos nosotros y de nuestros bolsillos".

En declaraciones a los medios al término del juicio en el que se le acusa a Mas y a tres exconsellers de supuestas responsabilidades contables en la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014, Mas ha asegurado que "no hubo ni un sólo euro de malversación de fondos públicos" y ha lamentado que: "Nos quieren inhabilitados y arruinados".

Mas, que ha extendido también el "espíritu de venganza" a la Asociación de abogados catalanes por la Constitución y a la Abogacía del Estado, se ha mostrado confiado en ser exonerado de esta vía civil.

Ordenadores para las escuelas

Ante el tribunal, el expresident ha defendido que los ordenadores portátiles que se utilizaron en las mesas electorales eran para las escuelas catalanas. Además, considera que es "irrelevante" que los 2,8 millones de euros con los que se adquirieron hubieran estado previamente consignados en la partida para el referéndum que suspendió y posteriormente anuló el Tribunal Constitucional.

Mas ha defendido la "normalidad" del procedimiento con el que se sufragaron los gastos del 9N, especialmente la partida destinada a casi 7.000 ordenadores portátiles, tantos como puntos de votación se habilitaron.

A preguntas del letrado de Sociedad Civil Catalana (SCC), ha afirmado que "los ordenadores iban al sistema educativo catalán para las necesidades educativas del sistema" y "a partir de ahí, ya están en uso de la Administración y si la Administración considera que puntualmente y sin perjuicio para las escuelas y los maestros se pueden usar puntualmente, pues se puede".

Se pagaron con el fondo de contingencia de la consulta

Sobre el hecho de que se costearan con 2,8 millones que su gobierno había volcado al fondo de contingencia desde la partida de cinco millones con la que preveían sufragar el referéndum anulado por el Tribunal Constitucional, Mas ha incidido en que es "irrelevante" y que, en todo caso, controlar este pormenor no estaba en sus funciones.

Ha argumentado que habilitar el presupuesto necesario para el arrendamiento de los ordenadores días antes de la consulta responde a "una forma normal de funcionar de la administración" y es sólo una más de las 1.414 modificaciones presupuestarias por importe de 1.250 millones de euros que se hicieron, según ha dicho, en 2014.

Antes del juicio, Mas ha defendido en RNE que volvería a organizar la consulta y ha instado a la unidad de las fuerzas soberanistas en el Parlament.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Artur Mas: "Nos quieren arruinar personalmente"

Noticias

anterior siguiente