Enlaces accesibilidad

La Justicia egipcia confirma la condena a muerte para 75 acusados de la matanza que dejó 800 muertos en 2013

  • El dictamen confirma las condenas a la máxima pena dictadas el pasado 28 de julio
  • Partidarios del depuesto presidente islamista Mohamed Morsi murieron víctimas de las cargas policiales

Por
Manifestación a favor del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi y sus simpatizantes en 2013
Manifestación a favor del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi y sus simpatizantes en 2013 EFE/Yahya Arhab

Un tribunal penal de El Cairo ha confirmado este sábado las condenas a muerte contra 75 acusados, en la macrocausa contra 739 personas, por la masacre de la plaza cairota de Rabaa en agosto de 2013, en la que murieron alrededor de 800 islamistas durante un violento desalojo policial.

El dictamen ha confirmado las condenas a la máxima pena dictadas el pasado 28 de julio y remitido entonces al muftí, la máxima autoridad religiosa del país, para que emitiera una opinión no vinculante.

El pasado 14 de agosto se cumplió un lustro del sangriento desalojo de las plazas cairotas de Rabaa al Adawiya y Al Nahda, donde miles de seguidores y simpatizantes del grupo islamista de los Hermanos Musulmanes se concentraban para condenar el golpe de estado que el 3 de julio anterior había derrocado al presidente electo Mohamed Morsi.

Entre 600 y 800 manifestantes, dependiendo de la fuente, murieron tiroteados cuando la Policía dispersó la protesta, en los hechos más sangrientos ocurridos después del golpe de Estado, de los que el Gobierno acusa a los islamistas.

Cinco continentes - Cinco años de la mano dura de Al Sisi en Egipto - 14/08/18

Una macrocausa que juzga a 739 acusados

El tribunal ha ratificado la cadena perpetua para el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badia, que ya tiene cinco con esta, y otros 46 acusados. También a 10 años fue sentenciado Osama Mohamed Morsi, hijo del depuesto presidente Morsi, quien se encuentra cumpliendo prisión de por vida.

El fotógrafo Mahmud Abdelshakur abu Zeid, conocido como "Shawkan", que fue detenido mientras fotografiaba la matanza y cuya detención generó fuertes críticas de organismos de derechos humanos y defensa de la libertada de expresión, fue condenado a 5 años de prisión, lo que de facto supondría su salida de la cárcel en unos días.

En similar situación se encuentran otros 215 condenados a 5 años de privación de libertad, pero que, según dos abogados consultados por Efe, después de salir de prisión estarán en "libertad vigilada".

Asimismo, el tribunal sentenció a 374 personas a 15 años y a 22 menores a penas de 10 años "no severas". De los 739 acusados, 315 estaban presentes en el juicio, 419 huidos de la justicia y 5 han muerto en este tiempo.

Noticias

anterior siguiente