Enlaces accesibilidad

Rajoy no participará en la cumbre UE-Balcanes por la presencia de Kosovo en la reunión

  • Se lo ha comunicado en persona al presidente de turno de la UE, Boiko Borisov
  • Madrid sí considera "aceptable" la declaración final que saldrá del encuentro
  • España, el único país ausente de los cinco de la UE que no reconocen a Kosovo

Por
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la rueda de prensa conjunta ofrecida con su homólogo búlgaro, Boiko Borisov
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la rueda de prensa conjunta ofrecida con su homólogo búlgaro, Boiko Borisov AFP PHOTO / Dimitar DILKOFF

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, considera "coherente" su decisión de no acudir a la cumbre entre la UE y los países de los Balcanes del próximo jueves en Sofía debido a la presencia en ella de Kosovo, aunque al mismo tiempo ha asegurado que ve "aceptable" la declaración final pactada para esa reunión.

Rajoy ha explicado a su homólogo búlgaro y presidente de turno de la UE, Boiko Borisov, los motivos por los que no estará presente en esa cumbre durante la reunión que ambos han mantenido en Sofía, un día antes de la cena de todos los líderes europeos.

El jefe del Ejecutivo español ya había anunciado hace tiempo que no acudiría a la cita por la presencia de Kosovo, un territorio que España no reconoce como estado. En representación de España, a la cumbre asistirá su embajador permanente ante la UE, Pablo García-Berdoy.

Sin embargo, España será el único país ausente de la cumbre, ya que sí estarán en la reunión los otros cuatro miembros de la UE -Grecia, Rumanía, Chipre y Eslovaquia- que no reconocen la independencia de Kosovo de Serbia, proclamada unilateralmente en febrero de 2008.

Rajoy había barajado asistir a una reunión en Sofía del Partido Popular Europeo, pero finalmente tampoco acudirá por la presencia de representantes kosovares.

Una declaración "neutral" respecto a Kosovo

Según ha explicado Rajoy, la declaración final negociada para la cumbre UE-Balcanes -cuyos detalles se ratificarán el jueves- es neutral en torno a la preocupación española con Kosovo. Por tanto, el presidente la ha calificado de "aceptable para España", y ha agradecido a Borisov el esfuerzo que ha realizado para que eso sea así.

Fuentes diplomáticas españolas han recalcado que, mientras no se produzcan los elementos necesarios para que todos los estados de la UE reconozcan a Kosovo, no se debe actuar poniendo en riesgo una posición jurídicamente muy sólida y políticamente muy consolidada por los sucesivos Gobiernos de España.

Admiten que si Serbia reconociera a Kosovo sería importante, pero quizá no el único elemento para que lo hiciera también España.

Las mismas fuentes rechazan el argumento defendido por muchos países europeos de que hay que ampliar la UE hacia los Balcanes para evitar que Rusia gane influencia en la región.

Respaldo en las medidas para desarrollo de la región

En ese sentido, explican que España no está en contra de la ampliación de la UE, pero sí de utilizarla como un elemento geoestratégico. De la misma forma, señalan que España está a favor de mejorar el entorno socioeconómico de la región.

El propio Rajoy lo ha asegurado en su comparecencia junto a Borisov, ya que ha destacado que España siempre ha mantenido una posición constructiva respecto a los Balcanes occidentales. Así, el presidente español ha trasladado al primer ministro búlgaro que le apoyará en todas las medidas que contribuyan al desarrollo de la región desde la perspectiva de los valores de la UE.

En relación a la situación en Cataluña tras la investidura de Quim Torra como presidente de la Generalitat, Rajoy le ha advertido que "solo puede haber un presidente, una legalidad y unas únicas instituciones", después de que Torra haya protagonizado una rueda de prensa conjunta con el expresidente catalán Carles Puigdemont en Berlín.

Borisov, preguntado por los periodistas, ha dicho que no quería establecer equivalencia alguna entre Kosovo y Cataluña, y ha señalado que la situación en esta comunidad es una cuestión interna de España.

Sí ha agradecido la posición de Rajoy de apoyarle en su defensa de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos de los Balcanes occidentales y, como ejemplo de lo que se puede conseguir con ese tipo de apoyo, ha puesto la evolución de España en sus más de treinta años de pertenencia a la UE.

Relaciones "excelentes" entre España y Bulgaria

En la reunión en Sofía, Rajoy y Borisov han analizado otros asuntos, como el marco financiero plurianual de la UE que definirá las prioridades para el presupuesto 2021-2027, cuya negociación se presenta complicada debido a las consecuencias del Brexit, que abrirá un agujero en la dotación presupuestaria. En ese sentido, Rajoy ha trasladado a Borisov que España defenderá una dotación adecuada para la Política Agrícola Común y la de cohesión.

Ambos políticos han analizado también las relaciones bilaterales entre sus dos países, que han calificado de "excelentes".

En ese contexto, el presidente español ha considerado a los residentes búlgaros en España un ejemplo de integración y ha destacado el interés en Bulgaria por el aprendizaje del español.

La cooperación policial y judicial contra el crimen organizado, la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear sobre Irán o la situación en Siria y Ucrania han sido otros asuntos tratados en el encuentro de ambos dirigentes.

Noticias

anterior siguiente