Enlaces accesibilidad

Cuba

Miguel Díaz-Canel será el sucesor de Raúl Castro al frente de Cuba

  • El primer vicepresidente es el único candidato propuesto para el cargo
  • La Asamblea Nacional vota este miércoles, aunque el resultado se sabrá el jueves
  • Castro dejará la presidencia, aunque mantendrá el control del Partido Comunista

Enlaces relacionados

Por
Miguel Díaz-Canel, único candidato para suceder a Raúl Castro como presidente de Cuba

El hasta ahora primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha sido el único candidato propuesto este miércoles ante el nuevo Parlamento cubano para presidir el Consejo de Estado, por lo que, tal como estaba previsto, sucederá a Raúl Castro al frente del país, si bien el resultado de la votación de la cámara no se hará público hasta este jueves.

Díaz-Canel, de 57 años, encabeza la propuesta de la Comisión de Candidaturas Nacional para la conformación del máximo órgano de gobierno del país, el Consejo de Estado, que debe ser votada por la recién constituida Asamblea Nacional del Poder Popular. Todo indica, en cualquier caso, que recibirá el respaldo de la cámara y culminará una sucesión histórica: por primera vez en seis décadas, el líder de Cuba será un civil que no llevará el apellido Castro.

La sesión parlamentaria, en la que se renovaba toda la cúpula dirigente de la isla, ha arrancado este miércoles a primera hora de la mañana en el Palacio de Convenciones de La Habana, donde Raúl Castro, que deja el cargo de presidente del Consejo de Estado y la jefatura del Gobierno tras una década al frente del país, ha sido recibido con una cerrada ovación por parte de los diputados.

Castro, quien se mantendrá como primer secretario del Partido Comunista hasta el congreso que celebrará el partido -el único legal en la isla-, en 2021, ha llegado a la sesión junto al propio Díaz-Canel, señalado desde hace tiempo como el principal candidato a sucederle. Tras la lectura de la propuesta con las candidaturas al Consejo de Estado, los diputados han dedicado al que hasta ahora era el número dos del Gobierno cubano un prolongado aplauso.

La Cuba que deja Raúl Castro es más emprendedora y abierta que la de Fidel

Jóvenes y dirigentes históricos en el Consejo de Estado

Si la nominación de Díaz-Canel no ha sorprendido a nadie, sí lo ha hecho la composición del Consejo de Estado, en el que entran varias caras nuevas pero también permanecen otras de la vieja guardia de las que se esperaba que dejaran la primera línea política, siguiendo el ejemplo de Raúl Castro, de 86 años.

Como primer vicepresidente del Consejo de Estado, se propone al veterano dirigente Salvador Valdés Mesa, de casi 73 años, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y que hasta ahora ocupaba una de las cinco vicepresidencias del organismo. De ser ratificado, será la primera vez que Cuba tenga un primer vicepresidente negro, y Valdés será el hombre de esa raza que ha alcanzado un puesto de mayor rango político en el país caribeño.

Como secretario ha sido nominado a la reelección Homero Acosta, también miembro del Comité Central del Partido Comunista. Pero la permanencia más significativa en el Consejo es la del comandante Ramiro Valdés, de 85 años, uno de los dos miembros de la generación histórica que luchó en Sierra Maestra que continuará en la máxima instancia de gobierno de Cuba, nominado como uno de sus cinco vicepresidentes.

También ha sido propuesto para repetir Guillermo García Frías, de 90 años, actual ministro de las Fuerzas Armadas, quien también fue comandante de la Revolución Cubana y es en la actualidad el miembro de mayor edad del Consejo. En cualquier caso, es la primera vez que ni Raúl Castro ni el número dos del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura, otro miembro de la generación histórica, están en el máximo órgano de Gobierno de Cuba.

Cuba, un año sin Fidel Castro

Continuismo

La tónica continuista se aprecia también en la elección de los miembros de la mesa del Parlamento; así, Esteban Lazo, el político de raza negra que más alto había llegado hasta ahora en las estructuras de poder de Cuba, ha sido reelegido por unanimidad para un segundo mandato como presidente de la Asamblea Nacional. Además, Ana María Mari Machado, de 54 años, y Miriam Brito, de 57, también repiten como vicepresidenta y secretaria de la cámara, que mantiene así la misma mesa de la legislatura anterior.

Además, de Valdés, en la vicepresidencia repite Gladys Bejerano, a los que se suman Roberto Morales, Inés María Chapman y Beatriz Johnson Urrutia. En cuanto a los 23 miembros restantes, 13 son caras nuevas y 10 se mantienen, entre ellos Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, o el hasta ahora titular de Exteriores, Bruno Rodríguez.

Entre los que salen está Mercedes López Acea, que ocupaba una de las vicepresidencias, dirige el Partido Comunista en La Habana, forma parte de su poderoso Buró Político y figuraba en las quinielas para ocupar la primera vicepresidencia del país. También Marino Murillo, vicepresidente del Consejo de Ministros y exponente de las reformas económicas de Raúl Castro, así como el viceministro primero de las Fuerzas Armadas y jefe del Estado Mayor General, Álvaro López Miera.

En total, la renovación de la cúpula ejecutiva ronda el 40 %, el promedio de edad es de 54 años, el 77 % de los candidatos propuestos nacieron después del triunfo de la Revolución en 1959, hay un 48 % de mujeres y el 45 % de los componentes son negros o mestizos.

Noticias

anterior siguiente