Anterior Messi conquista su quinta Bota de Oro Siguiente El Ejecutivo no autoriza por ahora el decreto con el nombramiento de los nuevos consellers y estudia su viabilidad Arriba Ir arriba
Las icónicas hombreras ochenteras se relajan de la mano de The 2nd Skin Co. EFE
Madrid Fashion Week

The 2nd Skin Co firman una excelente y elegante revisión a los ochenta

  • Fernández y Burillo se inspiran en Annie Lennox, Jerry Hall y Grace Jones

  • Su visión de lo andrógino y lo masculino se salda con elegantísimos vestidos

  • Los estampados geométricos y el punto se utilizan por primera vez

|

Son muchas las revisiones y reinterpretaciones de los ochenta pero no todas son iguales. Tampoco fueron iguales todos los años de esa década y además se vivieron de forma distintas a ambos lados del charco.

Juan Carlos Fernández y Antonio Burillo, directores creativos de The 2nd Skin Co., toman como referencia para su colección el estilo de Annie Lennox, vocalista del grupo Eurythmics. Su magnetismo, su estética tan marcada y su aire andrógino les sirve de pretexto para jugar con lo femenino y lo masculino en una elegantísima colección, porque los ochenta también tuvieron momentos sublimes.“Nos imaginamos a Annie Lennox pero también a Jerry Hall y Grace Jones viviendo juntas en París y nos preguntamos cómo serían sus armarios”, dicen.

 Los estampados geométricos se desarrollan en la colección. EFE

Y la respuesta la lanzan sobre la pasarela. L´hiver (el invierno) es el título de la colección, “es la primera vez que bautizamos una colección en francés y la primera vez que hacemos punto y la primera vez que hacemos un estampado geométrico”, cuentan.

Ese estampado marca intencionadamente la colección, lo vemos en prendas en crêpe de chine y en sedas naturales. Pero ellos van más allá y lo desarrollan en un patchwork de lentejuelas que forman ese mismo estampado y que vemos en minivestidos de fuerte carga visual. Ese gusto por las geometrías se traslada a un abrigo de espiga de patrón amplio, muy ochentero, que aportan un aire desenfadado y un tanto masculino.

 The 2nd Skin Co es firma de Juan Carlos Fernández y Antonio Burillo. EFE

Destacan los tejidos invernales, tweed y lanas, con los que hacen preciosos vestidos con juegos asimétricos de color, un tema que también se lleva otras prendas. En aquellos años la prenda estrella era el minivestido y ellos lo proponen en distintas versiones, todas irresistibles.

Lo vemos con reflejos metalizados en tono esmeralda y negro, con hombreras marcadas y escotes en uve velados por el tul de seda. Pero también en verde satinado con lazos gigantes en los hombros que contrastan con la reducida dimensión del patrón.

 The 2nd Skin Co. cambian de registro con una colección de intesidad estética. EFE

También hay vestidos largos en negro que llevan asimetrías o escotes atrevidos, y a veces un lazo en la cintura, parte del cuerpo que se remarca con insistencia, como en aquella década, bien con cinturones o con drapeados que rozan la piel.

No faltan los guiños a la estética deportiva pero hechos con un gusto exquisito. Así proponen un short negro con cinturón que recuerda a Jane Fonda y Eva Nasarre, tanto por el patrón como por el cinturón de cordón que ellas se ponían en la frente para controlar el pelo y el sudor.

 El esmoquin deriva en atrevidos vestidos. EFE

Para cerrar, sensacionales variaciones del esmoquin, otro guiño a lo tradicionalmente llamado masculino. Fernández y Burillo trasladan los códigos de esta prenda, sobre todo las solapas, a un top que combinan con un pitillo o a un minivestido que se inspira en el patrón de una chaqueta de botonadura cruzada.

Una colección excelente, por la calidad y la factura pero también por tener una buena idea y saber desarrollarla con elegancia y contención.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente