Anterior El Supremo avala el 'impuesto al sol' que aprobó el Gobierno en 2015 Siguiente Puigdemont asegura que si el Gobierno activa el 155, levantará la suspensión de la declaración de independencia Arriba Ir arriba
El autor del tiroteo de Las Vegas era un contable jubilado aficionado al juego
Tiroteo en Las Vegas

El atacante de Las Vegas, un jubilado acomodado sin vínculos conocidos con grupos violentos

  • La familia de Stephen Paddock cuenta que se retiró a Nevada para apostar

  • No estaba fichado y se ha descartado que su pareja esté implicada

  • Las autoridades reiteran que no hay indicios de vínculos con grupos violentos

  • El Estado Islámico ha asegurado que se trata de uno de sus "soldados"

  • Los motivos del ataque, el tiroteo más grave en el país, siguen sin aclararse

|

Stephen Paddock se retiró a Nevada porque le gustaba apostar, y a lo grande. Al menos así lo asegura la familia del jubilado de 64 años, estupefacta tras enterarse de que, en lugar de ir a Las Vegas solo a jugar en los casinos, había decidido encaramarse a un hotel del célebre Strip, la calle principal de la ciudad, y disparar a la multitud que asistía a un festival de música, en lo que ya se ha convertido en el tiroteo más mortífero en la historia de Estados Unidos, con más de medio centenar de muertos.

Los motivos por los que decidió perpetrar el ataque siguen siendo una incógnita y serán uno de los aspectos clave que deberá desentrañar la investigación, toda vez que Paddock se suicidó de un disparo antes de que las fuerzas de intervención rápida pudieran detenerle en la habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay desde donde acribilló a la gente que disfrutaba de la música country a unas decenas de metros.

Por el momento, las autoridades estadounidenses parecen descartar la hipótesis terrorista y han señalado su escepticismo sobre la reivindicación que ha publicado una agencia afín al Estado Islámico, en la que los yihadistas aseguran que Paddock era uno de sus "soldados".

No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido

"No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido", ha señalado un portavoz del FBI, Aaron Rouse, durante una rueda de prensa en Las Vegas. A su vez, el sheriff del condado, Joseph Lombardo, ha admitido que no hay una pista clara sobre qué llevó a Paddock a cometer el ataque: "No tenemos ni idea de cuáles eran sus creencias".

Al menos 50 muertos en el peor tiroteo en la historia de Estados Unidos

Un tipo cualquiera

Desde Florida, su hermano Eric Paddock ha trasladado a los medios locales la estupefacción de la familia: "No tenemos ni idea de cómo pudo ocurrir esto", ha comentado, entre lágrimas y con dificultades para hablar por la emoción. En este sentido, ha reiterado que la familia "no entiende" cómo pudo hacer algo así, ya que Paddock era "simplemente un tipo cualquiera" y "no hay secretos en su pasado".

Cuando investiguen su vida verán que no hay nada que encontrar

En cualquier caso, ha descartado que su hermano ocultara algún aspecto extraño: "Cuando investiguen su vida verán que no hay nada que encontrar", ha señalado. Los reporteros le han preguntado si su hermano tenía alguna enfermedad mental y él ha respondido categóricamente que no.

De hecho, apenas ha reseñado que su hermano se había jubilado en la zona de Las Vegas porque le gustaban "los juegos de apuestas". No era un jugador cualquiera, sino que apostaba a lo grande: tan solo en las últimas semanas se había jugado unos 70.000 dólares (casi 60.000 euros) en Las Vegas, según la cadena NBC.

"Mi hermano no es como tú o como yo, él juega al póker de altas apuestas. Me enviaba mensajes de texto diciendo que había ganado 250.000 dólares en el casino", ha contado a la prensa Eric Paddock. Según el diario The Washington Post, le ha mostrado al FBI tres años de intercambio de mensajes de texto con él para mostrar que no tenía indicios de que Stephen tuviera deudas por el juego o estuviera preocupado por cuestiones financieras.

Una posición acomodada

"No tengo absolutamente ninguna información sobre que perdiera mucho dinero en el casino. De ser así lo sabría", asegura. Paddock había trabajado como contable hasta su retiro, pero también tenía inversiones inmobiliarias, incluyendo casas y apartamentos en la zona de Orlando, en Florida, un importante capital que, junto a la ausencia de descendencia, le permitía jugar y jugar.

Aunque su padrastro estuvo en la lista de los diez fugitivos más buscados del FBI por ser atracador de bancos profesional, Paddock no tenía problemas mentales, ni ningún tipo de adicción provocada por traumas de la infancia, siempre según los detalles aportados por su hermano.

Eric Paddock, en cualquier caso, si sabía que su hermano poseía armamento, al menos un par de armas cortas, aunque se ha dicho sorprendido ante el rifle de repetición que utilizó para atacar a la multitud en Las Vegas.

No tenía una afiliación política que sepamos, ni una afiliación religiosa que nos conste

"Era sólo un tipo que jugaba al póker y viajaba en cruceros y comía burritos en Taco Bell, no tenía una afiliación política que sepamos, ni una afiliación religiosa que nos conste", ha reiterado.

La policía custodia las cercanías del Mandalay Bay, el hotel desde el que Stephen Paddock disparó a los asistentes a un concierto La policía custodia las cercanías del Mandalay Bay, el hotel desde el que Stephen Paddock disparó a los asistentes a un concierto

Más armas en su casa

Paddock residía en Mesquite, una ciudad de 18.000 habitantes situada a unos 120 kilómetros de Las Vegas, aún en el estado de Nevada pero ya fronteriza con Arizona, donde muchos jubilados se retiran a jugar al golf. La policía ha confirmado que estaba alojado en el hotel Mandalay Bay desde el jueves 28 de septiembre; en la habitación se han hallado una decena de rifles.

Las autoridades creen que actuó solo y, aunque ha interrogado a su novia, Marilou Danley, de 62 años, consideran que no tuvo nada que ver con la matanza. Eric Paddock ha confirmado que Danley era la pareja de su hermano y ha comentado que ella no podría participar de nada así, porque es "una mujer buena".

La policía de Mesquite ya ha registrado la casa que ambos compartían en Mesquite; un portavoz policial ha dejado caer que también allí se ha encontrado más armamento: "Creo que había armas y munición en la parte de abajo, pero no puedo dar detalles", ha indicado Quinn Averett. Por lo demás, ha subrayado, se trataba de "una casa normal" en la que "no hay nada fuera de lo ordinario".

De hecho, Averett ha insistido en que no había pistas sobre él porque no estaba fichado ni había tenido ningún encontronazo con la ley: "No le hemos parado por tráfico. No hemos tenido contactos policiales, ni arrestos, ni nada". Nada que sirva para aclarar qué le llevó a perpetrar una masacre.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente