Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week

Teresa Helbig apuesta fuerte y gana

  • La diseñadora propone una colección muy lujosa
  • Las pieles de pitón y anguila destacan por su fuerza
  • Los naipes inspiran bordados en oro que resultan divertidos
  • Todos los desfiles de Madrid Fashion Week

Por
Las cadenas en oro o lacadas en rosa destacan en la colección.

¡Hagan juego señoras! ¡Y apuesten fuerte!, como ha hecho Teresa Helbig con su colección ‘Rien ne va plus’, lujosa, muy lujosa. “¡Es el no va más!”, dice sobre su propuesta inspirada en las distintas mujeres que se mueven por su peculiar casino. “Hay vestidos que representan a la que va de rica, a la separada que esta forrada, a la coleccionista de arte”, dice para describir un estilo de lujo evidente y elegantemente descarado.

El lujo enmarca la propuesta de Teresa Helbig. noticias

Sus prendas tienen personalidad propia y a veces tienen nombres de personajes de películas famosas relacionadas con el juego.Destaca una chaqueta en piel que es Nicolas Cage en Leaving Las Vegas y también un vestido –impresionante- en terciopelo verde con una cascada de plumas que cae desde un hombro que es Ursula Andress en Casino Royal.

Los guiños a los 20, 60 y 70 se notan en vestidos joya que podrían llevar Daisy Buchanan (El gran Gastby), Mary Goodnight (la chica Bond de El hombre de la pistola de oro) e incluso el personaje de Sharon Stone en Casino se pondría el diseño en seda con estampado de leopardo.

Los bordados eclipsan al estampado. noticias

Destaca, por su excelencia, el trabajo que Helbig hace con la piel de anguila y pitón, tanto en vestidos como en chaquetas, ambos muy estructurados, con hombros marcados y realizados siguiendo las normas de la sastrería clásica en la que ha hecho una intensa inmersión.

Vestido de cadenas lacada en rosa. EFE noticias

Esas chaquetas, un tanto masculinas, se tornan sensuales y muy femeninas con vestidos en tul o gasa de seda.

En esta colección los largos de los vestidos varían del mini al maxi. 

Los largos se tiñen de amarillo irresistible y los cortos van en tul plisado empolvado o bordados en oro, potenciando ese efecto lujoso.

Los verdes, muy presentes, se inspiran en los tapetes de las mesas de juego que se convierten de pronto en una alfombra roja por la que desfilan vestidazos bordados en oro con motivos de los naipes.

Vestido de malla metálica con un tigre pintado a mano. noticias

Los más espectaculares son cortos y se hacen con cadenas de oro que, a veces, se colorean con laca rosa y se decoran con detalles en terciopelo negro. Lleva un centenar de cadenas y se han empleado 300 horas en coserlas. Como en la alta costura. 

Varios vestidos llevan una cremallera en la manga y Helbig esconde en ella un as: un vestido en cota de malla dorada sobre la que ha dibujado a mano un tigre en actitud desafiante. 

Salvaje y libre, como la aguja de esta creadora que no va de farol y se acaba de marcar un órdago porque sabe que tiene las mejores cartas: talento, buen gusto, osadía y elegancia. Ya lo ha dicho ella: ¡es el no va más!

Noticias

anterior siguiente