Enlaces accesibilidad

Cuando se apaga la luz en el museo

  • El fotógrafo Fernando Maquieira ha captado de noche museos de todo el mundo
  • Una exposición en Tabacalera Madrid muestra parte de su original trabajo

Por
Imagen nocturna de 'La Maja desnuda', Francisco de Goya, Museo Nacional del Prado, Madrid . © Fernando Maquieira

Cuando se pone el sol y los museos cierran sus puertas al público arranca el trabajo del fotógrafo Fernando Maquieira: Picasso, Goya o Miguel Ángel a través del objetivo, en el recogimiento de la penumbra.

“Me preguntaba qué sensaciones tendría al recorrer las galerías de los museos en la noche, y hacer realidad la fantasía de deambular por un museo cerrado, rodeado de obras de arte cuando nadie las mira”, señala este autor, cuyos proyectos fotográficos particulares giran en torno a la idea de la invisibilidad.

Durante siete años, Maquieira ha captado imágenes nocturnas de las obras de arte en 50 pinacotecas de todo el globo: el Museo del Prado, el Reina Sofía, el Thyssen-Bornemisza en Madrid, la National Gallery, la Tate Modern y la Tate Britain en Londres, The Metropolitan Museum en Nueva York, The Menil Colection en Houston o la Galería Borghese en Roma, entre otras, han sido inmortalizadas en sus series vespertinas.

Galleria Spada, Roma ,Galería de la perspectiva, Francesco Borromini. © Fernando Maquieira.

El arte ha ofrecido su otra cara a este visitante solitario, que ha recogido sus imágenes en el libro Nocturna, financiado a través de crowdfunding, y que también muestra ahora la exposición "Guía nocturna de museos" en Tabacalera Madrid en el marco de PhotoEspaña 2017.

“Cuando tienes la oportunidad de poder contemplar las obras de arte durante las horas que el museo permanece cerrado, en el silencio de la noche, los sentimientos y emociones que nos transmiten se perciben de una forma más evidente y directa”, describe el fotógrafo, y relata a RTVE.es que la parte más engorrosa de su aventura fue obtener los permisos para pulular a sus anchas por las salas museísticas.

Obras en la intimidad

En su trabajo fotográfico, Fernando Maquieira se cuestiona el vínculo artificial de las piezas de arte con el espacio, ya que no fueron diseñadas para estar ahí-sostiene- aunque estemos acostumbrados a disfrutarlas de esta manera ordenada.

“Cuando estoy en el museo busco las fuentes de luz que hay y cómo se reflejan en las obras. Uso desde las luces que se filtran de la calle a las que proceden de otras salas que están iluminadas”, relata sobre su modus operandi.

Estas “luces involuntarias” capturadas en las imágenes, voltean "el discurso de la Historia del Arte que nos han contado”, abren la puerta a que las pinturas y esculturas se comuniquen "sin interferencias como el ruido o los visitantes”. 

Galleria dell'Accademia, Florencia.'David', Michelangelo Buonarroti © Fernando Maquieira

“Las obras descansan y están en la intimidad. Sin luz te das cuenta de la carga erótica que tiene La Maja desnuda de Goya, algo que no aprecias durante el día con La Maja vestida al lado y el museo lleno de gente”, detalla, y añade que el Museo del Prado es su favorito en sus paseos nocturnos. “Es maravilloso”, apunta.

La exposición de Tabacalera (Hasta el 3 de septiembre) exhibe parte de las fotografías de Fernando Maquieira a través de un juego visual, orientado a transmitir al público las sensaciones que él percibió en soledad, rodeado de joyas.

La muestra ofrece un recorrido en penumbra en el que las imágenes, en una selección que se completa con videos y esculturas, han sido ampliadas en gran formato y mezcladas para recrear la atmósfera de un museo.

Es precisamente en los museos, dónde las piezas cobran significado al provocar emociones en el visitante, en opinión del artista, que plantea un debate sobre la disposición de las obras y la selección de temas en las instituciones culturales del siglo XXI.

“Están colocadas de forma cronológica y tampoco incluyen a las mujeres artistas, pero eso en algunos museos como la Tate Gallery está cambiando; también algunos están quitando las cartelas porque el público busca los nombres de los pintores y eso es otra interferencia que impide la comunicación”.

Imagen del recorrido de la muestra 'Guía nocturna de museos' en Tabacalera

Maquieira, que también impartirá un taller de fotografía nocturna, señala que dispara con su cámara de forma intuitiva. Está interesado en mostrar puntos de vistas universales, alejados de su mirada particular que no está exenta de ironía, afirma.

Una “experiencia única” que quiere transmitir al público y donde destaca el ambiente enigmático que reina en las salas vacías de las pinacotecas a media luz. “Siempre quise saber que misterios esconden los museos de noche. Sin luces percibes las obras de otra forma, de alguna manera se ponen en contacto contigo”.

Noticias

anterior siguiente