Enlaces accesibilidad

La Tierra podría superar la barrera de 1,5 grados de calentamiento en menos de diez años

  • Ese aumento es la línea roja que se impuso la comunidad internacional en París
  • La causa sería un cambio a fase cálida de un fenómeno climático del Pacífico
  • Este fenómeno, la IPO, es un potente patrón climático natural

Por
Oleaje en el océano Pacífico
El calentamiento global podría acelerarse si hay un cambio de fase en la Oscilación Interdecadal del Pacífico. THINKSTOCK

El aumento de las temperaturas globales podría romper en 2026 la barrera de 1,5ºC respecto a la era preindustrial, una línea roja recogida en el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático, si la Oscilación Interdecadal del Pacífico (IPO, por sus siglas en inglés), que es un controlador natural del clima, pasa a una fase positiva o cálida.

Así lo afirman científicos del Centro de Excelencia ARC para la Ciencia del Sistema Climático, de la Universidad de Melbourne (Australia), en un artículo publicado en la revista Geophysical Research Letters, donde señalan que una IPO positiva probablemente produciría una fuerte aceleración del calentamiento global en la próxima década.

La IPO es un fenómeno climático de interacción entre el océano y la atmósfera centrado entre los paralelos 50 Norte y 50 Sur del Pacífico que alterna fases positivas o cálidas con fases negativas o frías durante varias décadas y que aumenta o disminuye las temperaturas en esa parte del planeta.

Desde 1999, la OPI ha estado en una fase negativa, pero los años cálidos consecutivos de 2014, 2015 y 2016 han llevado a los climatólogos a sugerir que ese patrón puede haber cambiado, teniendo en cuenta que las fases positivas del pasado (de 1925 a 1946 y de 1977 a 1988) se han asociado con el calentamiento global.

"Incluso si la OPI se mantiene en una fase negativa, nuestra investigación muestra que todavía es probable que las temperaturas globales rompan la barrera de 1,5§C en 2031", apunta Ben Henley, uno de los autores del estudio.

Henley apunta que para evitar llegar a ese extremo recogido en el Acuerdo de París, adoptado por 195 países y la UE en 2015, "los gobiernos tendrán que aplicar políticas que no sólo reduzcan las emisiones, sino que eliminen el carbono de la atmósfera".

La IPO, patrón climático de diez a treinta años

La IPO tiene un profundo impacto en el clima porque es un potente patrón climático natural que cambia lentamente en periodos de 10 a 30 años aproximadamente. Durante su fase positiva, las temperaturas oceánicas del Pacífico tropical son insualmente cálidas y las que están fuera de esa zonas resultan ser más frías de lo normal. Cuando entra en una fase negativa, esta situación se invierte.

Las fases positivas entre 1925 y 1946 y entre 1977 y 1998 trajeron rápidos aumentos en las temperaturas medias globales, mientras que entre 1947 y 1976 se estancaron.

Una característica sorprendente de la más reciente fase negativa de la IPO en el siglo XXI es que la media de las temperaturas globales de la superficie del planeta continuaron aumentando, sólo que a un ritmo más lento.

"Aunque la Tierra ha continuado calentándose durante la desaceleración temporal desde alrededor de 2000, la tasa reducida de calentamiento en ese periodo puede haber empujado a una falsa sensación de seguridad. La fase positiva de la IPO probablemente corrija esta desaceleración. Si es así, podemos esperar una aceleración del calentamiento global en las próximas décadas", añade Henley.

"Los responsables políticos deben ser conscientes de la rapidez con la que nos acercamos a 1,5ºC. La tarea de reducir las emisiones es muy urgente", concluye.

Noticias

anterior siguiente