Enlaces accesibilidad

Condenados a 33 años la madre del bebé hallado muerto en una maleta en Oviedo y su expareja

Por
Imagen de archivo de la Policía Nacional trasladando a la Comisaría central de Oviedo a la madre del niño
Imagen de archivo de la Policía Nacional trasladando a la Comisaría central de Oviedo a la madre del niño. EFE J. Casares

La Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a Fadila Chardoud y a su expareja David Fuentes a 33 años y cinco meses de cárcel a cada uno por el asesinato del hijo de ella, de 21 meses, y cuyo cadáver fue hallado en una maleta cerca de un apeadero de tren de Oviedo en noviembre de 2014.

La sentencia, dictada tras el veredicto de culpabilidad del jurado popular, condena al hombre como autor material de los delitos de malos tratos, lesiones, asesinato, y a la mujer como autora por omisión.También, condena a ambos como autores materiales de un delito de profanación de cadáver.

Además los condenados deberán abonar, conjunta y solidariamente en concepto de responsabilidad civil, a Mohamed Chardoud y a Fatiha Sliti, padres de Fadila, la cantidad de 100.000 euros.

Las defensas recurrirán la sentencia

Las defensas de los acusados ya anunciaron tras la lectura del veredicto por el fallo del Jurado Popular que recurrirán la decisión de la Audiencia ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

El Tribunal ha dado por probado que ambos acusados, que mantenían una relación de afectividad desde el mes de diciembre de 2013, se trasladaron en septiembre de 2014 junto con el hijo biológico de ella (nacido en febrero de 2013), a Oviedo. Al menos durante ese periodo, el acusado David F., de forma habitual, golpeó y maltrató físicamente al menor, hechos que en la mayoría de las ocasiones llevó a cabo en presencia de la acusada, sin que ésta realizase acto alguno para evitar el maltrato ni denunciarlo.

Durante la primera quincena del mes de octubre de 2014, encontrándose los tres en la vivienda en la que convivían David F., sin motivo justificado alguno, le propinó un fuerte puñetazo al niño en su pierna derecha que le motivó una fractura. Acto seguido le puso un trapo caliente sobre el muslo que le provocó una quemadura. 

En otra ocasión, David F., le propinó una paliza al niño a través de diversos puñetazos en el abdomen y otras partes del cuerpo, lo que le causó lesiones que le provocaron la muerte. Una vez fallecido el niño, ambos acusados y con la finalidad de ocultar su muerte, lo introdujeron en una maleta pequeña envuelto en una manta y lo arrojaron a unos matorrales cerca del apeadero de la Argañosa-Vallobín (Oviedo). El cadáver fue descubierto el 3 de noviembre de 2014.

Noticias

anterior siguiente