Enlaces accesibilidad

El presidente de Murcia denuncia la "incongruencia" de Ciudadanos

  • Son sus primeras declaraciones públicas después de que Cs en la región de Murcia le haya retirado el apoyo
  • Pedro Antonio Sánchez comparecerá el lunes 6 de marzo como investigado

Por
El presidente de Murcia y secretario general del PP murciano, Pedro Antonio Sánchez, hace declaraciones a los medios a su llegada a un acto de Nuevas Generaciones del partido en la Región el pasado 25 de febrero de 2017. EFE/Marcial Guillén

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha denunciado este jueves lo que considera una "incongruencia" de Ciudadanos (Cs) a la hora de solicitar cuándo un cargo político debe dimitir con motivo de un proceso judicial.

Sánchez ha hecho sus primeras declaraciones públicas después de que Cs en la región de Murcia le haya retirado el apoyo debido a que no ha dimitido a raíz de ser investigado por malversación, prevaricación, fraude y falsedad en el caso Auditorio de presunta corrupción urbanística, y por el que declarará el lunes.

"Somos coherentes, cumplimos nuestra palabra y lo que firmamos en ese pacto, del que se están cumpliendo hasta las comas. De una forma extraña, Cs hace una interpretación que lo lleva a pensar y a decir que no lo estamos cumpliendo, cuando en todo el resto de España opina lo mismo que el PP de Murcia", ha dicho.

Ha recordado que la semana pasada el partido naranja presentó una proposición de ley orgánica en el Congreso de los Diputados que colocaba en la apertura de juicio oral el límite para la dimisión de un cargo político, "y así lo hace también en todos los ayuntamientos", salvo en la región de Murcia, ha dicho Sánchez, quien cree que "es Cs el que tiene que explicar esa incongruencia".

"Hablamos muy claro, siempre decimos lo mismo, porque cuando se pierde la coherencia y en cada sitio se dice una cosa distinta, al final nadie puede confiar en ti, porque no sabe a lo que atenerse", ha apostillado.

Ha pedido "reflexión, prudencia y seriedad" y no "complicidad con la estrategia de la difamación, la calumnia, la intriga y el ruido", pues "¡ya está bien!", ha exclamado en una breve comparecencia ante los periodistas antes de participar en una entrega de premios de la cadena Cope.

Ha advertido a Ciudadanos de que "está jugando con fuego al dejarse arrastrar por la estrategia que conviene al PSOE y a Podemos".

"Y lo que me preocupa de ese fuego -ha añadido- no es que los queme a ellos políticamente, sino a la gente, que está preocupada, porque es peligroso tomarse con esta ligereza impropia estas cuestiones, porque no estamos hablando del juego de las sillas, sino del Gobierno de millón y medio de personas de la región de Murcia".

Ha reiterado su tesis de que en la construcción del auditorio de Puerto Lumbreras cuando él era alcalde de esa localidad, y por la que tendrá que declarar en calidad de investigado en el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, "no es un caso de corrupción política, sino de un expediente administrativo".

"Nadie pone en duda que falte un euro en una denuncia del PSOE de hace 10 años, sino si se justificó bien o no una subvención" para construir ese auditorio de seis millones de euros.

Según sus palabras, Ciudadanos "considera que en el resto de España esto no es corrupción ¿y aquí en Murcia pide que incluso antes de declarar yo y de explicarme tenga que irme?", se ha preguntado antes de señalar que "hay que ser justos" y "serios", porque, además, "esto no es un juego".

Noticias

anterior siguiente