Anterior La Comisión de Igualdad del Congreso avala el pacto contra la violencia de género con la abstención de Podemos Siguiente El Gobierno recurre al Constitucional la reforma del reglamento del Parlamento catalán Arriba Ir arriba
Felipe Alessandri, nuevo alcalde de Santiago Centro por la formación Chile Vamos
Felipe Alessandri, nuevo alcalde de Santiago Centro por la formación Chile Vamos EFE

La derecha chilena asesta un duro golpe al partido de Bachelet en las elecciones locales

  • La coalición Nueva Mayoría pierde varios municipios emblemáticos, que pasan a ser gobernados por los conservadores

  • Felipe Alessandri, del conservador Chile Vamos, nuevo alcalde de Santiago

  • La izquierda achaca los resultados a un castigo contra el actual Gobierno

|

La derecha chilena ha arrebatado municipis emblemáticos a la coalición de centroizquierda Nueva Mayoría, formación que gobierna Chile en estos momentos. Las alcaldías de Santiago Centro, Provedencia y Maipú, comunas situadas en la región Metropolitana del Gran Santiago, pasan a manos de la oposición derechista, que retiene además las de Las Condes, Vitacura, Viña del Mar, Temuco y Ñuñoa, entre otras.

La Nueva Mayoría, coalición liderada por la presidenta Michelle Bachelet, conserva la ciudad de Concepción, la segunda más importante del país, mientras que la derecha pierde Valparaíso, que pasa a ser gobernada por el candidato del partido izquierdista Revolución Democrática.

"Junto con reconocer este resultado, hay mucho que agradecer esta noche a pesar de estar afrontando un derrota", ha declarado la todavía alcaldesa de Santiago Centro, Carolina Tohá, del Partido por la Democracia (PPD), englobado en la Nueva Mayoría.

Santiago cae en manos de los conservadores

"La democracia es la democracia y se respeta (...), corresponde felicitar a los triunfadores", ha dicho Tohá, quien ha perdido la alcaldía frente a Felipe Alessandri, candidato independiente en la listas de la coalición conservadora Chile Vamos, quien tras conocer los resultados ha afirmado: "Estamos haciendo historia en Santiago".

La exministra de Salud Helia Molina, quien se presentaba a la alcaldía del municipio santiaguino de Ñuñoa por la coalición gobernante, ha reconocido su derrota y ha afirmado que se trata de un voto de castigo al Ejecutivo de Michelle Bachelet.

"Creo que -de alguna manera- hay un castigo al Gobierno de la Nueva Mayoría. Hay un juicio público", ha declarado Molina, quien ha agregado que "cuando hay mucha abstención, la derecha sale favorecida".

La participación en estos comicios locales se sitúa en torno al 35%, bastante por debajo de los anteriores, celebrados en 2012, cuando votó el 43 por ciento de los electores. Sin embargo, hay que destacar que cita se ha celebrado en medio de la controversia por un error en el censo electoral que puede haber afectado a decenas de miles de votantes y una alta abstención.

Un castigo contra el Gobierno de Bachelet

También la alcaldesa del municipio santiaguino de Providencia, Josefa Errázuriz, dirigente del movimiento vecinal perteneciente a la Nueva Mayoría, ha atribuído parte de su derrota a factores externos.

Errázuriz -derrotada por quien fue candidata presidencial de la derecha en 2014, Evelyn Matthei- ha hecho un llamamiento a la unidad y ha advertido a la alcaldesa electa de que fiscalizará "con fuerza" su acción de gobierno, además de atribuir parte de la derrota a factores que nada tiene que ver con la política municipal.

"Me da una profunda pena que los problemas del padrón (electoral) y algunos problemas pendientes del país nos hayan pasado la cuenta", ha argumentado.

Una de las mayores sorpresas se dio en la ciudad portuaria de Valaparaíso, donde el independiente Jorge Esteban Sharp, próximo al partido izquierdista Revolución Democrática, se impuso a los candidatos de las dos coaliciones mayoritarias.

"Se acabó el duopolio, la corrupción, la injusticia y las malas prácticas (...) Irrumpe hoy una nueva fuerza política de ciudadanos que nos hemos atrevido a recuperar la dignidad de nuestro país", ha indicado Sharp.

La reacción de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, tampoco se ha hecho esperar. En un tuit, la dirigente ha indicado que la democracia está "afectada" y que hay que abordar el tema sin "miopía ni mezquindad".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente