Anterior Más de 50 muertos tras un ataque de Boko Haram contra una misión petrolera en Nigeria Siguiente Maduro prohíbe las manifestaciones y entrega el orden público al Ejército para las elecciones constituyentes Arriba Ir arriba
Opositores al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro se manifiestan el pasado viernes 16 de septiembre en Caracas.
Opositores al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro se manifiestan el pasado viernes 16 de septiembre en Caracas. EFE CRISTIAN HERNÁNDEZ

El referéndum contra Maduro se celebraría en el primer trimestre de 2017, según las autoridades electorales

  • No habrá nuevas elecciones presidenciales si se celebra tras el 10 de enero

  • Si Maduro pierde la consulta y no hay elecciones, le sustituirá su vicepresidente

  • Para convocar el revocatorio, es necesario recabar el apoyo del 20% del censo

  • El CNE ha anunciado que este último trámite tendrá lugar a finales de octubre

|

El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano ha anunciado este miércoles que, si se cumplen todos los requisitos y se recaban los apoyos necesarios, el referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro se celebraría en el primer trimestre de 2017. En un comunicado, la autoridad electoral también ha concretado que el último trámite del proceso -la recogida de firmas del 20% del censo, unos cuatro millones de personas- tendrá lugar los días 26, 27 y 28 de octubre.

Con este calendario, es probable que la consulta, si finalmente se produce, se haga fuera del plazo para la convocatoria de elecciones presidenciales, ya que la fecha límite para poner fin al mandato de Maduro y que esto signifique nuevos comicios es el 10 de enero de 2017.

El poder electoral dispone de un mes para verificar si la recogida del 20% de apoyos se ha realizado correctamente. Una vez comprobado, el revocatorio debe ser convocado en los 90 días siguientes, por lo que, si se extienden los tiempos al máximo, el referéndum se produciría en una fecha posterior al 10 de enero.

De celebrarse más tarde y salir adelante, el revocatorio supondría el cese de Maduro pero sería sustituido por su vicepresidente hasta la celebración de nuevas elecciones presidenciales en 2019, cuando finaliza el mandato de seis años para el que fue elegido el actual presidente.

Por su parte, la oposición venezolana ha sostenido que es posible cumplir la normativa  y aún así realizar el referéndum este año.

Debe lograrse un 20% de apoyos en cada estado

El CNE ha detallado que la infraestructura para la recogida de los apoyos necesarios para convocar la consulta "ha sido proyectada para que sea suficiente y los solicitantes tengan oportunidad de alcanzar el 20% del registro electoral". Según el órgano electoral se utilizarán 5.392 máquinas distribuidas en 1.356 centros ubicados en los 335 municipios del país y desplegados en 776 parroquias.

La autoridad electoral también ha concretado que este porcentaje de apoyos debe obtenerse en cada estado del país, lo que obliga a los opositores a lograr el 20% de respaldo en cada una de las 23 entidades venezolanas y en la capital.

La oposición también ha rechazado esta propuesta y ha pedido que los cuatro millones de firmas se logen si un mínimo por cada estado. Para ello, ha argumentado que el cargo de revocar al presidente corresponde a una circunscripción nacional y que Maduro fue investido presidente sin ganar en todas las entidades del país.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente