Anterior Más preguntas y nuevos colaboradores, este domingo en '¿Cómo lo ves?' Siguiente Rajoy cesará a Puigdemont y a todo el Govern y da un plazo de seis meses para las elecciones en Cataluña Arriba Ir arriba
Muerte en Venecia, de Visconti, y Sorolla inspiran a Ulises Mérida. EFE
Madrid Fashion Week

Úlises Mérida, tardes de playa con Visconti y Sorolla

  • Mérida apuesta por el blanco en una colección de referencias artísticas

  • Destacan sus versiones de la camisa Bettina creada por Givenchy en 1952

  • El manchego participa en la exposición 'Trajes para Shakespeare y Cervantes'

  • Todos los desfiles de la Madrid Fashion Week

|

Ulises Mérida siempre crea sus colecciones desde la paleta de color. Su verano, el verano de 2017, es distinto a los anteriores porque se vuelve luminoso, radiante. Mérida trabaja los blancos, beige, azules, grises y plata, tonalidades que encuentra en la película Muerte en Venecia, de Luchino Visconti y en la obra de Sorolla.

La cinta de Visconti transcurre en las playas del Lido a principios el siglo XX, época que coincide con el esplendor del pintor. Mérida pasea por las playas inmortalizadas por estos dos artistas de la imagen y toma prestados vestidos blancos de patrón relajado, algunos de estilo camisero. Unos, sencillos, para el día ( o lo que se tercie); otros, nupciales con sombreros: una imagen que recuerda a las damas con sombrillas de Sorolla

 Mérida utiliza por primera vez el estampado de rayas. EFE

Vemos algunos cinturones que marcan la silueta y un veraniego estampado de rayas, “es la primera vez que lo utilizo”, asegura.

Los vestidos, piezas centrales, siguen naciendo del trabajo de Mérida sobre el maniquí, moldeando las formas, mimando los detalles. Las chaquetas van más estructuradas pero se presentan a medio poner, provocando un efecto más desenfadado, como improvisado. Resulta curioso que muchas prendas son cuadrados de tela, cosidas con ingenio para lograr un vestido o camisa espectaculares. 

Se apuesta por el zapato plano, perfecto para pisar la arena, y destaca cierto aire setentero en las prendas que caen con gracia, a veces tapando las curvas del cuerpo. Una revisión sutil de la década más soft.

 El blanco domina la propuesta de Ulises Mérida. EFE

El diseñador hace un homenaje a la famosa camisa Bettina, un icono de la moda creado por Hubert de Givenchy en 1952 en algodón blanco con mangas adornadas. Un diseño intemporal que Mérida ha reinterpretado en distintas versiones para hacer un glorioso carrusel final.

Un cierre perfecto de desfile y una declaración de intenciones. “Quiero contar que lo importante no es la prenda, es la forma de llevarla”. Su Bettina presume de versatilidad, apta para el día y la noche, adaptándose al reloj y a la personalidad de la mujer.

Y todo para insistir en su mensaje: “Sé tú misma, no lo que llevas”. Mérida atraviesa un buen momento. Tras ocho colecciones se afianza como creador y ahora estrena un espacio para atender a su clienta.

 Mérida trabaja la camisería en especial el modelo Bettina de Givenchy. EFE

Es en el Barrio de las Letras, en la Calle Cervantes. Un lugar en el que nos ha atendido en varias ocasiones cuando todavía no estaba en esta pasarela pero cuando ya intuíamos que estábamos delante de un genio de la aguja, la forma y el color. Aunque ahora casi todo sea blanco. Al fin y al cabo este tono es la mezcla de todos los colores, de todos los Méridas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente