Anterior Expertos de la ONU advierten contra el aumento del racismo en EE.UU. tras los sucesos de Charlottesville Siguiente Zidane suma su séptimo título con otro recital del Real Madrid ante el Barça Arriba Ir arriba
Andrej Plenkovic
Andrej Plenkovic,el presidente de la Unión Democrática Croata (HDZ). REUTERS AB/yj

Los conservadores ganan de nuevo las elecciones en Croacia sin mayoría suficiente

  • Los conservadores del HDZ se llevan 61 escaños de 151

  • Los socialdemócratas (SPD) se quedan con 54 y el centrista Most con 13

  • Los resultados prolongan el virtual empate de bloques políticos

  • Son las segundas elecciones en menos de un año

|

La conservadora Unión Democrática Croata (HDZ), dirigida por el eurodiputado Andrej Plenkovic, ha vencido este domingo en las elecciones anticipada, con la que se prolonga el virtual empate de bloques políticos en el país balcánico.

La HDZ cuenta ahora con 61 de los 151 escaños del Parlamento, dos más que antes, frente a los 54, dos menos que antes, de su principal rival, el Partido Socialdemócrata SDP, del exprimer ministro, Zoran Milanovic.

El partido centrista Most tendrá 13 diputados, seis menos que hasta ahora, aunque sigue siendo el principal partido bisagra para formar un nuevo gobierno, como el que formó con la HDZ este año y que se derrumbó tras solo seis meses por disensiones internas.

En el nuevo legislativo croata entrarán también el anarquista Zivi zid (Muro vivo), la otra gran sorpresa de la noche electoral, al pasar de 1 a 8 diputados. Además, estará el tradicional socio socialdemócrata regionalista IDS con tres 3 diputados y la lista del alcalde de Zagreb Milan Bandic tendrá dos diputados, entre otras formaciones minoritarias.

Los obstáculos para un pacto de gobierno

La gran diferencia respecto a una posible reedición de la coalición entre la HDZ y Most es que desde junio está al frente de la HDZ Plenkovic, considerado mucho más moderado que su antecesor, el nacionalista Tomislav Karamarko.

Plenkovic prometió anoche que la HDZ sostendrá una política "como aconsejan nuestros amigos del Partido Popular Europeo" y que formará un gobierno estable.

El decepcionado Milanovic dio a conocer anoche indirectamente que estaría dispuesto a aceptar una "gran coalición" con la HDZ, para evitar así que se prolongue la inestabilidad política en el país, donde el anterior Gobierno duró apenas medio año antes de caer y hacer necesarias estas elecciones.

Most ha planteado un plazo de cinco días en el que espera respuesta a sus siete condiciones para formar un nuevo gobierno en el que tendrá que haber otro socio minoritario para superar el umbral mínimo de 76 escaños. Los analistas locales consideran que algunas de estas exigencias no son realizables, como la proclamación de una zona económica exclusiva en la costa croata del Adriático.

Segundas elecciones en menos de un año

Es la segunda vez desde noviembre que unos 3,8 millones de croatas han vuelto a las urnas. 

El Gobierno formado a comienzos del año por la HDZ y Most duró menos de seis meses y cayó debido a disensiones internas.

Los dos candidatos a dirigir el Gobierno, el ex primer ministro socialdemócrata (2011-2015) Zoran Milanovic, y el eurodiputado conservador Andrej Plenkovic, son políticos moderados de casi 50 años de edad, juristas y diplomáticos.

La campaña, marcada por el fin de la recesión

La campaña ha abundado en promesas difíciles de cumplir, como los 180.000 nuevos empleos de que habla la HDZ o los 140.000 que anuncia el SDP en un país en que la tasa del desempleo es del 16 por ciento.

La realidad es que la economía croata salió en 2015 de una recesión de seis años --se contrajo un 12%-- y que este año el crecimiento podría superar el 2%, mientras que la deuda pública supera el 87% del PIB.

Según los analistas consultados por Efe, para poder ir devolviendo sus deudas sin caer en apuros (en 2017 vencen varios créditos muy elevados), Croacia necesitaría tener un crecimiento anual del 5 o el 6%.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente