Anterior Jordi Cruz y Ángel León ascienden al olimpo de las tres estrellas Michelin Siguiente La llegada de migrantes a las costas españolas bate récord desde la crisis de los cayucos de 2006 Arriba Ir arriba
Entrevista con Jonah Hill y Miles Teller, protagonistas de 'Juego de armas'

'Juego de armas': Jonah Hill y Miles Teller destapan el "negocio" de la Guerra de Afganistán

  • Protagonizan la última película de Todd Phillips, basada en hechos reales

  • RTVE.es entrevista a los actores y al director de la cinta, en cines este viernes

  • Dos jóvenes veinteañeros se hicieron millonarios vendiendo armas ilegales a EE.UU.

|

FICHA TÉCNICA

Título original: War Dogs
Año: 2016
Duración: 114 min.
País: Estados Unidos
Dirección y guion: Todd Phillips
Reparto: Miles Teller, Jonah Hill, Ana de Armas, Bradley Cooper, Jeff Pierre, Shaun Toub, Barry Livingston, Brenda Koo, JB Blanc, Trevor Keveloh, Roman Mitichyan, Mehdi Merali, Ashley Spillers, Aaron Lustig, Said Faraj, Ashli Haynes

Corre el año 2007 y el Gobierno de Bush mantiene tropas en Irak y Afganistán tras sus invasiones. La Administración Bush había decido contratar prácticamente todas las facetas de las operaciones militares de Estados Unidos, desde la construcción de las bases y el suministro de armamento a la contratación de mercenarios para proteger a los diplomáticos. En este marco, dos jóvenes veinteañeros de Miami, Efraim Diveroli y David Packouz, se aprovechan de la iniciativa puesta en marcha por el Departamento de Defensa de EE.UU. que permite a las pequeñas empresas obtener licitaciones sobre contratos para el Ejército estadounidense. Con un portátil, dos teléfonos móviles y pasando el rato fumando marihuana y esfnifando cocaína, los dos jóvenes empiezan a ganar pequeñas licitaciones y se convierten en comerciantes de armas para el Ejército de EE.UU. hasta que consiguen un contrato de 300 millones de dólares para suministrar armas al Ejército afgano, aunque para ello tengan que saltarse la ley.

Esta rocambolesca historia real, que fue destapada por la revista Rolling Stone en un artículo de Guy Lawson, es llevada ahora a la gran pantalla en Juego de armas (War dogs) por Todd Phillips (director de la trilogía de Resacón en Las Vegas) con Jonah Hill (El lobo de Wall Street, Moneyball), como Efraim Diveroli, y Miles Teller (Wiplash, Divergente), en el papel de David Packouz, junto a Bradley Cooper, que también produce la cinta. La película llega a las salas españolas este viernes 9 de septiembre.

Los resquicios de la Administración

"Es increíble las cosas que pasan a veces, pero esto ocurrió. La Administración del Gobierno de Bush tuvo que reaccionar a la acusación de que estaban dando contratos sin licitación a empresas grandes, así que hubo una iniciativa para que las empresas pequeñas también pudieran licitarse y estos dos chicos encontraron un hueco legal", explica Phillips en una entrevista con RTVE.es en Madrid, donde ha presentado la cinta junto a sus dos protagonistas.

El responsable de la trilogía de Resacón en Las Vegas explica que el guion se escribió pensando en Jonah Hill, del que destaca que posee una "electricidad" en pantalla "capaz de captar toda la atención del espectador". Como "contrapeso" eligieron a Miles Teller, con cuyo personaje la audiencia "se identifica". Para construirlo contaron con la ayuda del propio David Packouz, que aportó "muchos detalles de la historia", por contra al verdadero Diveroli, que no colaboró en nada.

El cineasta, que reconoce que supone una "mayor responsabilidad" rodar historias basadas en hechos reales, advierte, no obstante, que "no es un documental".

Es una película en la que, en opinión de Miles Teller, que da vida a David Packouz, Phillips ha logrado hacer un "gran trabajo" al "condesar una historia tan compleja en una película muy entretenida". No obstante, Teller subraya que, pese a tener una parte "cómica", también es "muy dura" por todo lo que implica la guerra y el comercio de armas y por comprobar todo lo que estos jóvenes veinteañeros estuvieron dispuestos a hacer "con tal de ganar dinero". "Muchas de las cosas que hicieron no eran legales y explotaron una laguna legal que creó el Gobierno, pero creo que hay muchos norteamericanos que van a desear que haya una mayor transparencia y no van a entender cómo pudo suceder algo así. De hecho se han cambiado un poco las leyes por esto, pero es verdad que sucedió", afirma el actor.

El negocio de la guerra

Para el director, Juego de armas y la historia real que hay detrás representa la "antítesis del sueño americano", ya que ambos jóvenes, "en lugar de trabajar duro, se aprovecharon del sistema", por lo que ese concepto tan estadounidense es tratado "de forma irónica".

La película también deja claro que la guerra no es nada más que un negocio, algo que resultó "revelador" para Jonah Hill. "Personalmente nunca he estado cómodo con la guerra, ni he estado favor de ninguna. Me parece algo devastador. Pero esta historia sí que me ha hecho ver la parte de negocio que tiene la guerra y cómo la gente se beneficia de ella. No tenía ni idea de que esto era así y me parece muy revelador", concluye el dos veces nominado al Oscar como mejor actor secundario.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente