Enlaces accesibilidad

Un grupo de hombres armados toma rehenes en una comisaría de Armenia

  • Exigen la liberación de políticos opositores
  • Son partidarios del líder extremista Zhirair Sefilián
  • El Gobierno disipa los rumores de un levantamiento armado

Por
Un cordón policial y tanquetas rodean el edificio de la Policía que ha sido tomado por un grupo armado, en Ereván, capital de Armenia, el 17 de julio de 2016. REUTERS/Melik Baghdasaryan/Photolure
Un cordón policial y tanquetas rodean el edificio de la Policía que ha sido tomado por un grupo armado, en Ereván, capital de Armenia. REUTERS/Melik Baghdasaryan/Photolure REUTERS/Melik Baghdasaryan/Photolure

El grupo de hombres armados que asaltó este este domingo un edificio de la Policía en la capital de Armenia, Ereván, retiene a cinco rehenes, según los medios de comunicación armenios citados por Efe.

En el asalto murió un coronel de policía y otros cuatro agentes resultaron heridos. Entre los rehenes se encuentra el subjefe de la policía nacional, el general Vardán Eguiazarián.

Minutos después del asalto se desplegaron en los alrededores del edificio vehículos blindados de la Policía, así como tiradores y fuerzas especiales. La Policía ha cerrado todos los accesos por carretera al barrio de Erebuni, sur de Ereván, donde se encuentra la comisaría.

Exigen la liberación de un líder opositor

Los asaltantes exigen la dimisión del presidente, Serge Sargsián, y la liberación de varios políticos de la oposición. Entre ellos, el líder del grupo extremista Nueva Armenia, Zhirair Sefilián.

Sefilián, antiguo militar y veterano de la guerra de Nagorno Karabaj, fue detenido el 20 de junio por tenencia ilegal de armas y explosivos, lo que niegan sus partidarios, que acusan a las autoridades de persecución.

Las autoridades acusan al opositor de conspirar tomar por la fuerza de varios edificios estratégicos en Ereván, incluida la torre de televisión, aprovechando la escalada de tensión militar con la vecina Azerbaiyán desde abril pasado.

Sefilián ya fue condenado en 2006 a año y medio de cárcel por incitar a subvertir el orden constitucional.

El Gobierno disipa los rumores sobre una sublevación

Los asaltantes llamaron a los armenios a unirse a ellos y sublevarse contra el Gobierno, y en las redes sociales se han propagado rumores sobre una sublevación militar.

"Esta información no es verídica. Los órganos estatales funcionan con normalidad y las fuerzas de seguridad ejercen las funciones que les otorga la ley para garantizar el orden público y la seguridad estatal", ha señalado el Servicio Nacional de Seguridad en un comunicado.

Armenia es vecina de Turquía, país con el que no mantiene relaciones diplomáticas debido a su negativa a reconocer el genocidio armenio y que fue escenario el viernes de una fallida intentona golpista por parte de un grupo de militares.

Noticias

anterior siguiente