Enlaces accesibilidad

Cinco planetas, dos eclipses y las perseidas protagonizarán el verano astronómico

  • La estación estival comienza este martes 21 de junio y durará 93 días
  • En septiembre, habrá un eclipse de Sol y otro de luna
  • La tradicional lluvia de perseidas se producirá el 12 de agosto
  • Las acuáridas se podrán observar a partir del 30 de julio

Por
La observación de las perseidas se verá algo dificultada al situarse la luna en fase posterior al cuarto creciente.
La observación de las perseidas se verá algo dificultada al situarse la luna en fase posterior al cuarto creciente. THINKSTOCK

Cinco planetas -Urano, Marte, Júpiter, Saturno y Venus-, dos eclipses -de luna y de sol- y la tradicional lluvia de estrellas de las perseidas serán los protagonistas del cielo de este verano, que ha comenzado este martes 21 de junio a las 0:34 hora oficial peninsular y durará 93 días, hasta el 22 de septiembre.

Durante el solsticio de verano, el cielo matutino estará dominado por el planeta Urano, mientras que en el vespertino serán visibles Marte, Júpiter, Saturno y, desde mediados del mes de julio, también Venus, según los cálculos facilitados por el Observatorio Astronómico Nacional (OAN).

A lo largo de la estación veraniega se producirán dos eclipses: el día 1 de septiembre un eclipse anular de Sol que será visible desde el océano Atlántico, África y el océano Índico, y el 16 de septiembre un eclipse penumbral de Luna que se podrá observar desde el océano Pacífico, Australia, África y Europa. Este último eclipse, de difícil observación por ser penumbral, se verá en España y alcanzará su momento álgido a las 20:52 hora oficial peninsular.

La lluvia de estrellas de las perseidas se producirá hacia el 12 de agosto y su observación se verá algo dificultada, sobre todo en la primera parte de la noche, al situarse la luna en fase posterior al cuarto creciente. Por su parte, las acuáridas se podrán observar a partir del 30 de julio.

En cuanto a las constelaciones, durante la estación veraniega y alrededor de la estrella polar, se observarán Casiopea, Cefeo, el Cisne, el Dragón y las dos Osas; de este a sur y a oeste se reconocerán Pegaso, el Águila, la Corona Boreal y la Cabellera de Berenice. Las estrellas más brillantes visibles en esta época el año son las que constituyen el "triángulo del verano": Altair (en el Águila), Deneb (en el Cisne) y Vega (en la Lira).

La primera luna llena del verano será el 20 de julio, seguida por las del 18 de agosto y el 16 de septiembre. Según datos facilitados por el Observatorio, el inicio del verano puede darse, en general, en tres fechas distintas del calendario vigente (del 20 al 22 de junio): a lo largo del siglo XXI el verano se iniciará en los días 20 y 21 de junio (fecha oficial española), siendo el inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003.

Solsticio de verano

El 21 de junio será el día de mayor duración, y, como ejemplo, en Madrid la duración será de 15 horas y 3 minutos, a diferencia del día 22 de diciembre, el día más corto con apenas 9 horas y 17 minutos. Esta diferencia horaria entre el día más corto y el día más largo, casi 6 horas, depende de la latitud del lugar, siendo nula en el ecuador y siendo extrema (24 horas) por encima del Círculo Polar Ártico.

El día del solsticio de verano corresponde al de mayor duración del año; alrededor de esta fecha se encuentra el día en que el Sol sale más pronto, el 14 de junio, y el que se pone más tarde el 27 de junio.

Por estas fechas se da también el máximo alejamiento anual (afelio) entre la Tierra y el Sol: este año el máximo alejamiento se producirá el 4 de julio, con una distancia de unos 152 millones de kilómetros, 5 millones de kilómetros más que a principios de enero, cuando la distancia al Sol alcanza su mínimo anual.

Noticias

anterior siguiente